Magdalena Álvarez: "Fallos hay de todos"

El Gobierno regional acusa a Fomento de "absoluta imprevisión y falta de medios".- Aguirre no ve "lógico" el colapso.- Un cambio en la trayectoria de la borrasca eleva la alerta durante la noche pero no se recibe el aviso hasta las 7.25.- La Aemet defiende su gestión y dice que desde ayer anuncia nieve para Madrid

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha admitido este viernes errores en la gestión de la nevada que ha colapsado Madrid. "Fallos hay de todos", ha resumido, de su propio departamento, de los responsables autonómicos y municiales de Madrid y de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Horas antes, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior de Madrid, Francisco Granados, la había acusado de "absoluta imprevisión y falta de medios" a la hora de afrontar la nevada en la red de carreteras y en Barajas. El Gobierno regional se queja además de no haber sido avisado a tiempo de la que se le venía encima, ya que anoche las previsiones eran de nevadas débiles. La Aemet ha explicado que la trayectoria de la borrasca ha cambiado con nocturnidad y alevosía unos 50 kilómetros, por lo que se elevó la alerta por riesgo importante. Pero el aviso no ha llegado hasta las 7.25.

Más información

La versión de la Comunidad de Madrid

Protección Civil alertó el jueves y hasta el viernes por fuertes nevadas a siete comunidades, entre las que no se encontraba Madrid. El jueves, la previsión de Meteorología para la región era de nevadas débiles, por lo que el Gobierno madrileño decretó el estado de preemergencia. Sin embargo, unos minutos antes de las 8.00 de este viernes, la nieve ha empezado a caer con mucha fuerza sobre la región. La consecuencia: hasta 400 kilómetros de carreteras han sufrido atascos por el bloqueo de la nieve, seis vías han tenido que ser cortadas y se ha cerrado Barajas. El Real Automóvil Club de España ha calificado de "inadmisible" que nadie haya previsto que fueran a producirse nevadas como la que caído en Madrid, así como la falta de actuación de las administraciones para activar con celeridad los planes de emergencia, lo que ha provocado que miles de conductores se hayan quedado atrapados.

¿Qué ha pasado? El portavoz de la Agencia Estatal de la Meteorología (Aemet), Ángel Ribera, ha explicado en la SER que la borrasca tenía previsto viajar desde Cataluña por el valle del Ebro hasta Galicia para salir mañana de la Península con dirección al norte de África atravesando Andalucía. No obstante, la pasada madrugada un giro de 50 kilómetros hacia el sur ha acercado con mayor intensidad a Madrid las precipitaciones de nieve. Este cambio de rumbo ha provocado durante la noche que se elevara la alerta amarilla (riesgo de nieve) a naranja (riesgo importante de nieve).

Un portavoz del Gobierno regional ha explicado a esta web que no han recibido el fax con el aviso hasta las 7.25 de esta mañana, momento en el que se ha elevado a nivel la alerta. A media mañana, se ha pasado a nivel 2, en el que el Gobierno regional asume la dirección del plan, aunque puede solicitar ayuda a la Administración Central. Sobre este asunto, Granados ha recordado que la Comunidad de Madrid declara los niveles de alerta del Plan de Inclemencias Invernales en función de los partes de la Aemet y ha asegurado que "ha habido un cambio radical" entre el parte que se recibió a las 23.00 del jueves y el recibido a las 7.25 de este viernes.

El consejero ha destacado además que estos dos partes meteorolóicos se recibieron "a toro pasado: el de las 7.25 decía que a las siete (de la mañana) había una nevada". "No se trata de culpar a nadie", ha dicho aunque ha incidido en que es necesaria una mayor colaboración y celeridad para que desde el Estado y la Comunidad se establezcan las medidas oportunas. A su juicio, de haber sabido que la borrasca cambiaba de rumbo se podría haber activado el nivel 2 del Plan de Inclemencias Invernales la pasada medianoche y las máquinas quitanieves hubieran estado en las carreteras toda la noche trabajando "y no a partir de las 7.00".

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha considerado que "no es lógico que con una nevada de un centímetro se colapsen carreteras nacionales" y un "punto estratégico como es Barajas", ha afirmado que "esto no debería volver a ocurrir" y ha añadido que los responsables de estas vías tendrán que explicar qué ha ocurrido. Más comedida en sus críticas que Granados, la presidenta ha incidido en que "algún fallo ha tenido que haber" aunque ha matizado que la Comunidad "no está pidiendo explicaciones" ni está "culpando a nadie" sino que quiere solventar los problemas de los ciudadanos". La presidenta madrileña ha incidido en que el parte meteorológico "no nos ha llegado a tiempo y no ha habido información suficiente para declarar una alerta adecuada".

La versión del Gobierno

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que la situación está "controlada" y el Estado ha puesto en marcha todas las medidas para combatir el temporal y evitar los problemas de tráfico. Preguntada por la situación de Madrid ha respondido que si hay polémica le "sorprende porque esta región activó el jueves la alerta naranja". Además, en caso de que haya polémica "que se aparque, porque puede esperar", porque "ahora la prioridad es resolver los problemas de los ciudadanos que los tienen en coordinación con todas las comunidades autónomas", ha subrayado.

La última en comparecer ha sido Álvarez, quien ha pedido disculpas a los usuarios que se han visto afectados, ha hablado de responsabilidad compartida entre las distintas administraciones y ha criticado la "tremenda frivolidad" de los políticos que han planteado el problema "como un arma arrojadiza" para deteriorar la imagen del Gobierno. La ministra considerado "evidente" que ha habido "fallos"y problemas de coordinación, aunque también ha dicho que los responsables tenían que conocer, "si es que podían", con más precisión lo que iba a pasar. "Se podían haber tomado, a lo mejor, medidas con un tiempo mayor -ha insistido-. Lo que sí es verdad es que un acontecimiento meteorológico previsto con poco tiempo de antelación, se ha resuelto prácticamente en una mañana. Ha habido una serie de inconvenientes durante una mañana, en el día que más ha nevado de los últimos diez años, por lo que tampoco era una circunstancia normal".

La ministra de Fomento ha insistido en que cuando hay un incidente de esta naturaleza, "no hay un fallo, hay muchos fallos". En este sentido, ha recordado que a las 7.30 se conoce la previsión de que va a haber una fuerte nevada y ha apelado a los medios a que recuerden también las previsiones meteorológicas que dieron el jueves. En todo caso, ha subrayado que el ministerio ha estado trabajando desde por la mañana para "garantizar la seguridad del usuario", en primer lugar, y después "la calidad del servicio" y ha sentenciado que la situación está por la tarde "prácticamente" recuperada.

La Aemet se defiende

Ante las críticas que le han llovido de Fomento y de Madrid, la Aemet ha defendido su actuación y ha subrayado que a las 14.00 de este jueves emitió un aviso amarillo por riesgo de nieve en Madrid que advertía de la posibilidad de que cuajaran al menos dos centímetros de espesor. La agencia insiste, además, en antes de que comenzaran a caer los primeros copos, se elevó la alerta a nivel naranja (riesgo importante), ante la previsión de que se pudieran superar los cinco centímetros de espesor. La frontera entre la alerta amarilla y naranja está en los cinco centímetros de nieve. Sin embargo, Ribera reconoce que el paso a naranja se dio una media hora antes de que comenzara a nevar, pero "la meteorología no es una ciencia exacta" y nevada como la caída en Madrid es "difícil de prever". "Por nuestra parte hemos cumplido nuestro trabajo lo mejor que hemos podido y aunque hubiera sido maravilloso saberlo tres días antes, la meteorología no da para eso", ha concluido.

A primera hora de la mañana comenzaba a nevar en Madrid. De forma imprevista y con una intensidad que hacía tiempo que no se veía la nieve ha caído en la capital y todos los alrededores. En pocas horas se han acumulado varios centímetros de nieve que han colapsado a lo largo de 300 kilómetros todos los accesos a la ciudad. Ni las cadenas ni las máquinas quitanieve han conseguido paliar el caos.AGENCIA ATLAS
La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha admitido esta tarde errores en la gestión de los problemas causados por la nevada que ha caído sobre Madrid. Pero también ha criticado la actuación de los responsables autonómicos y municipales de Madrid, y los de la Agencia Estatal de Meteorología.VNEWS
La fuerte nevada que hoy ha provocado cortes y circulación difícil durante toda la mañana en las carreteras en la Comunidad de Madrid y de la capital ha pillado de improvisto a todos, nadie esperaba que la nieve cayera con tanta fuerza, incluidos los políticos, que se han afanado por lanzarse entre ellos la bola de nieve.AGENCIA ATLAS

Botella: "Es invierno, y en invierno nieva"

La delegada de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, ha afirmado a la cadena SER a las once de la mañana que la situación en el interior de la capital de Madrid estaba a niveles "aceptables" y ha destacado que se ha activado el plan de protocolo de nieve que ya estaba previsto, ya que las nevadas se esperaban hacía días. "Es invierno, y en invierno nieva". ha añadido.

Lo más visto en...

Top 50