148 españoles detenidos en Marruecos por droga en 2008

Unos 220 presos españoles cumplen condenas en cárceles marroquíes

Es camionero, tiene 60 años y fue, el 27 de diciembre, el último español detenido el año pasado en Marruecos por tráfico de drogas. Su identidad no ha sido desvelada, pero la policía marroquí informó que durante el registro de su vehículo en el puerto de Tánger encontró, debajo de las cajas de pimientos que había cargado en Agadir, nada menos que 4,1 toneladas de hachís, el mayor alijo de 2008.

En total 148 españoles han sido detenidos en 2008 en Marruecos por drogas, según informó el Ministerio del Interior marroquí. Los españoles son los más numerosos por delante de los franceses (122), de los italianos (21), de los holandeses (20), los belgas (12), etc.

A finales de octubre había 219 españoles en las prisiones marroquíes -la mayoría en Tánger y Tetuán- según el Ministerio de Asuntos Exteriores de España. Casi todos habían sido condenados por tráfico de drogas. Algo más de la mitad (127) cumplen condenas cortas, de menos de cinco años. No hay otro país en el mundo en el que haya tantos españoles encarcelados por drogas.

El Ministerio del Interior marroquí ha sido de una celeridad llamativa. Coincidiendo con el fin de año ha divulgado una batería de estadísticas sobre la lucha contra el tráfico de drogas en 2008. Las prisas inusitadas se deben, probablemente, a que traían buenas noticias.

Más de 3.500 millones en hachís

A lo largo del año pasado la policía se ha incautado en Marruecos de 110,89 toneladas de hachís, una cifra ligeramente inferior a la de 2007, pero cuyo valor en el mercado rebasa los 3.500 millones de euros. Es en Tánger dónde más toneladas han sido confiscadas (30,9), seguido por Agadir (7,24) y Casablanca (7,23). El 95% de la droga decomisada estaba destinada a Europa, principalmente a España.

Si las cantidades disminuyen es, en parte, porque la superficie cultivada tiende a reducirse desde 2003 y también la producción. Ese año aún nada menos que 134.000 hectáreas estaban dedicadas en el norte del país al hachís, pero ahora son sólo 60.000. Ese recorte del 55% de la extensión de los cultivos ha supuesto, según Interior, una caída aún mayor (65%) de la producción. El objetivo de Rabat es que en 2009 no haya más de 50.000 hectáreas para el hachís. En la provincia de Larache ya no se cultiva y dentro de poco la de Taounate también quedará "limpia".

Interior concluye recordando que en su último informe, Antonio Maria Costa, el director ejecutivo de ONUDC, la agencia de Naciones Unidas sobre las drogas, señaló que Afganistán se ha convertido en un gran exportador de resina de cannabis "que está a punto superar al mayor productor del mundo, Marruecos, en el que las cosechas han sido reducidas a la mitad entre 2003 y 2006". La superficie dedicada en Afganistán al hachís es de 70.000 hectáreas, según la ONUDC.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS