A un euro la caja de tres

La Comunidad de Madrid coloca 150 máquinas expendedoras de preservativos en el Metro

El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, el gerente del Consorcio de Transportes, José Manuel Pradillo y el director gerente de Metro, Ildefonso de Matías, han presentado esta mañana, en el intercambiador de Moncloa, una iniciativa conjunta para "fomentar una vida sexual sana entre la juventud madrileña", que consiste en la venta de preservativos en la red de Metro a precios asequibles. Se van a instalar 150 máquinas expendedoras en las zonas de mayor tránsito juvenil, como los intercambiadores de transportes, en las áreas universitarias y de ocio y en las estaciones de Sol, Callao y Plaza de España. Su precio: a un euro una caja de tres condones. Es un 60% menos de lo que cuesta en establecimientos.

"Los preservativos son el método más eficaz para prevenir enfermedades de transmisión sexual", ha recordado Güemes en declaraciones a la prensa durante una visita al Intercambiador de Moncloa, donde ha presentado a la prensa esta iniciativa. Las máquinas son de color azul pero según el consejero "no va a hacer falta buscarlas, se verán con facilidad", Ya están disponibles 42 de estos dispositivos en los nueve intercambiadores, entre ellos Moncloa, Príncipe Pío, Avenida de América y Estación Sur, así como en las estaciones de Metro de Sol, Plaza de España, Callao, Lavapiés, Embajadores y Legazpi. Durante las próximas semanas, se culminará la instalación de las máquinas en las principales estaciones de metro.

El Consorcio de Transportes de Madrid ha facilitado la instalación de las máquinas expendedoras de preservativos en las líneas de Metro, tanto de la red convencional, como de Metro Ligero, en función de las zonas de más accesibilidad, visibilidad y frecuencia de tránsito. "Por el lugar donde se sitúan los dispensadores y el precio reducido está muy dirigido a los más jóvenes, a hacérselo más accesible, más cómodo. No hay excusas para no usar preservativo", ha sentenciado Güemes. Pero no sólo a ellas. También son "útiles para todos los que mantengan relaciones sexuales fuera de una pareja estable y, por tanto, tengan mayor riesgo de adquirir un contagio sexual".

En gasolineras y universidades

La instalación de estas máquinas en la red de Metro forma parte de un proyecto más amplio que abarca otros lugares repartidos por toda la Comunidad de Madrid, como locales municipales, centros comerciales y de ocio, gasolineras, centros de salud, centros cívicos, centros deportivos, casas de la Juventud y campus universitarios, zonas de ocio al aire libre. Se han colocado recientemente máquinas en 15 municipios y en lugares como la Universidad Rey Juan Carlos y Villarejo de Salvanés.

Según los últimos informes de Sanidad, el 35,4% de los adolescentes de la región de entre 15 y 16 años ha tenido alguna vez relaciones sexuales completas. Un 84% utilizaron el preservativo durante la última relación sexual pero el 13,4% no usó método anticonceptivos alguno. Estos datos preocupan a Güemes y no sólo por la posibilidad de embarazos no deseados. "Se siguen produciendo contagios, incluso se ha producido en la sociedad una sensación de invulnerabilidad al sida, por la eficacia de los tratamientos y los avances que se producen en el tratamiento a aquellas personas que se contagian", ha recordado. En 2007 fueron diagnosticadas 259 personas de sida en Madrid, eso sí, el número más bajo desde 1987.

El 11,9% de estos diagnósticos fue en jóvenes de entre 20 y 29 años y, un 39%, en adultos entre 30 y 39 años (grupo de edad con el porcentaje más alto de diagnósticos). Según el sexo, el 22,3% era mujer. Además, los informes de vigilancia epidemiológica indican que se está registrando en los últimos años un aumento en la incidencia de infecciones de transmisión sexual como la sífilis y la gonorrea. En 2007, en la Comunidad de Madrid se registraron 284 casos de sífilis, de los que el 42% correspondía a jóvenes entre 15 a 34 años (9% de los casos entre los 15 y 24 años). En ese mismo período se registraron 162 casos de infección gonocócica, el 35% en jóvenes entre 15 a 34 años.

El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, con una cajita de preservativos.
El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, con una cajita de preservativos.MANUEL ESCALERA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS