Berzosa: "Quedan por negociar las nóminas de tres meses"

En una carta remitida a su personal, el rector de la Complutense pide a Aguirre que no comprometa "el futuro de la universidad pública madrileña"

El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, ha remitido una carta al personal de la institución en la que asegura que la Consejería de Educación de Madrid ha comprometido verbalmente "la asignación nominativa completa" de octubre, aunque recuerda que "quedan por negociar las nóminas de septiembre, noviembre y diciembre".

Más información

La misiva del máximo responsable de la universidad madrileña es una respuesta a una carta anterior que la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, remitió a parte del profesorado de la Complutense y en la que se aseguraba que el cierre de 2008 presenta "alguna dificultad" debido a la decisión del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de retener 418 millones, comunicada "sin previo aviso" el pasado mes de septiembre.

Dicha carta fue enviada, a su vez, en respuesta a un comunicado emitid por los rectores de las universidades públicas madrileñas donde se denunciaban problemas de liquides para pagar las nóminas, después de que el Gobierno regional recortara sin previo aviso ya en el mes de septiembre el 30% de la partida destinada a pagar los sueldos de los profesores y personal de servicios.

Una deuda de 25 millones de euros

En la carta remitida hoy por Berzosa a todo el personal, el rector de la Complutense asegura que Educación le manifestó verbalmente el pasado viernes "que las universidades recibiríamos en octubre la asignación nominativa completa, por lo que no habrá sorpresas como la del mes pasado cuando dejaron de entregar el 30% de la cantidad comprometida".

Sin embargo, Berzosa avisa de que "quedan por negociar las nóminas de septiembre, noviembre y diciembre". Además, el rector de la universidad recuerda a sus trabajadores que el Gobierno de Esperanza Aguirre adeuda a la institución 25 millones de euros sólo por los incrementos producidos por la incorporación de los complementos del personal en las pagas extras desde el año 2004. "Esta deuda", asegura, "es uno de los factores clave que dificulta el normal funcionamiento de nuestra Universidad".

La misiva de Berzosa concluye asumiendo lo difícil de la situación económica actual, pero insiste en que no pueden "aceptar decisiones que comprometan el futuro de la universidad pública madrileña".

Lo más visto en...

Top 50