Madrid promete mantener el gasto social pero elude concretar si subirá los impuestos

Cobo considera la paralización de las obras públicas no adjudicadas un "ejercicio de responsabilidad" y reclama más dinero al Estado.- Admite la deuda pero replica que es tres puntos inferior a la del Estado

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha garantizado hoy que la suspensión de nuevas obras del Ayuntamiento de la capital, anunciada ayer y amparada en la "crisis" y la "incertidumbre" respecto a los ingresos municipales, no irá acompañada de un recorte en el gasto social previsto para las competencias "propias e impropias". En cambio no ha querido hacer lo mismo respecto a una posible subida de impuestos. El vicealcalde ha reiterado que no se paralizará ninguna obra que esté actualmente en ejecución, sino que se retrasará la adjudicación de los proyectos previstos en el programa electoral para esta legislatura.

Más información

El anuncio de la paralización de las obras que estaban a punto de salir a concurso lo hizo ayer por la tarde el delegado municipal de Hacienda, Juan Bravo, durante la comisión permanente de su área y en respuesta a una pregunta de IU. La medida afecta principalmente a equipamientos sociales, escuelas infantiles, centros de mayores y remodelaciones de calles. El concejal no precisó el volumen de obra paralizada ni los proyectos que acabarán en un cajón esperando fecha. Lo que sí prometió es que el "parón" en los proyectos municipales "no afectará" a ninguna obra relacionada con la candidatura olímpica ni al eje Prado-Recoletos, que está pendiente de la Declaración de Impacto Ambiental de la Comunidad de Madrid.

Durante la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, el número dos de Alberto Ruiz-Gallardón - que hoy ha sustituido al alcalde por encontrarse éste de viaje en Montevideo- ha afirmado que a causa de la "crisis" económica y "teniendo pendiente el escenario de ingresos posibles, sin un acuerdo con el Gobierno de España (en materia de financiación) y viendo que las previsiones varían cada día", el Ejecutivo local hará "un ejercicio de responsabilidad" evitando iniciar proyectos, o lo que es lo mismo, aumentar su deuda, hasta que "haya una previsión más exacta" de la evolución económica.

Una deuda importante "pero menor a la del Estado"

Cobo alude así al conflicto entre Estado, comunidades y entidades locales en torno a la financiación, que se suma al hecho de que Madrid es el mayor y más endeudado consistorio del país: maneja un presupuesto similar a un ministerio (con 5.257 millones de euros presupuestados en 2008) y su debe asciende a 6.636 millones de euros, sobre todo a causa de la faraónica obra de soterramiento de la M-30.

Pero la mano derecha del alcalde ha relacionado en todo momento la decisión del Ayuntamiento de suspender nuevas inversiones con la "crisis" económica y sobre todo con la gestión que de ella ha hecho el Gobierno, y no con la deuda del Ayuntamiento de Madrid, que aunque ha reconocido que es "el que más deuda tiene", también ha dicho que es tres puntos inferior a la del Estado en porcentaje del presupuesto. Ha aprovechado también para llamar la atención sobre la falta de financiación para los ayuntamientos y ha pedido al Gobierno, "porque es de justicia y porque es mucho más necesario para los ciudadanos", que atienda antes las demandas de los ayuntamientos que "aquellas que tienen mucho más que ver con un compromiso político con la redacción de un Estatuto", en relación al de Cataluña.

A su juicio, "hay un momento en que hay que trasladar lo que puede ser un debate político a la realidad de las cosas, que es que hay cientos de miles de ciudadanos que se han quedado en paro, y esas personas también tiene que cambiar sus previsiones", como lo ha hecho ahora el Ayuntamiento. El vicealcalde ha hecho hincapié en que esta suspensión de los nuevos proyectos no irá acompañada de un recorte en el gasto social, pero ha eludido hacer esta misma promesa respecto a los impuestos. De hecho, Cobo ha remitido una posible subida de impuestos y tasas municipales al proyecto de Presupuestos que se presentará en las próximas semanas y ha dicho que, en todo caso, no cree que tenga "ninguna trascendencia".

Economía achaca la medida a que Madrid "ha triplicado" su deuda

Fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda ha asegurado que esta decisión del Ayuntamiento de Madrid se debe a que ha "triplicado" su deuda y, por tanto, no tiene que ver con la negociación de un nuevo sistema de financiación local. Además, recuerdan que el actual sistema de financiación local fue pactado con el PP en 2002. El principal resultado de ese modelo es que Madrid es "la ciudad española con más deuda", precisan las fuentes, que reiteran que esa situación no se puede vincular con la actual negociación de un nuevo sistema.

Además, apuntan que hace unas semanas enviaron al Ayuntamiento de Madrid una autorización de endeudamiento de 218,3 millones de euros, "pese a haber triplicado las previsiones del Plan Económico de Financiación 2005-2008, principalmente por el sobrecoste de la M-30". Las fuentes también destacan que el Ministerio de Economía y Hacienda comunicó antesdeayer, a petición de la Federación Española de Municipios y Provincias, que concedía un anticipo a las corporaciones locales de 445 millones de euros, con cargo a la liquidación de 2007.

Lo más visto en...

Top 50