Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un barco suministrador de gasoil se hunde en Tarragona

Las autoridades han activado la alerta en el puerto al detectarse algunas manchas de fuel.- La autoridad portuaria ha afirmado que sólo han salido del barco 25 toneladas de combustible

Un barco de gasoil que llevaba combustible a otras embarcaciones se ha hundido poco antes de las siete de la mañana de este martes en el puerto de Tarragona. A consecuencia del hundimiento la nave perdió entre 10 y 25 toneladas de combustible, ha informado la Autoridad Portuaria. La zona ha sido rápidamente acordonada por el personal del puerto y Salvamento Marítimo, lo que ha impedido que la mancha se extendiera fuera de la zona del puerto.

A media tarde las aspiradoras limpiaban la mancha de fuel, que se mantenía dentro de la primera de las dos barreras establecidas por los equipos de emergencia. Antes, los buzos habían procedido a sellar los respiraderos de los tanques, para evitar que el vertido aumentara. De los diez depósitos para combustible del barco, los cuatro que contenían gasoil y tres de los que llevaban fuel han sido los que han perdido parte de su carga, al quedar en la zona más profunda al producirse el hundimiento, cuyas causas no se conocerán hasta que no se haya reflotado la gabarra. Las maniobras preparatorias para reflotar el barco han comenzado a las 18.00, ha informado la Dirección General de Protección Civil.

Poco después de que el barco se hundiera de popa, se ha detectado una mancha de fuel de unos 50 metros cuadrados alrededor del barco, por lo que el Centro de Coordinación Operativa ha activado la fase de alerta del plan por contaminación accidental de las aguas marinas. La Autoridad Portuaria de Tarragona y Salvamento Marítimo han acordonado rápidamente la zona para evitar que el combustible se extendiera y han desplegado una doble barrera de protección. El barco está hundido de popa y sólo queda la punta de proa en la superficie.

La nave no había sufrido accidentes anteriormente

El barco, con el nombre de Savinosa, es una gabarra de pequeñas dimensiones. Tiene capacidad para cargar 1.000 toneladas de combustible y opera en el puerto de Tarragona. Se trata de una nave de construcción española y hasta ahora no había sufrido ningún accidente. La nave tenía 24 años y estaba previsto sustituirla en diciembre, no por su antigüedad, ya que no se adapta a la normativa europea que exige que los barcos tengan casco doble, mientras que el de la Savinosa era sencillo. Sin embargo, no se encontraba en situación ilegal ya que aún estaba dentro del plazo permitido para realizar el cambio.

El suceso ha ocurrido en el muelle de Reus. Se ha habilitado una zona para que los servicios de limpieza puedan desarrollar su trabajo pero no ha sido necesario cortar el tráfico en el puerto, porque estaba situado en una zona alejada.