Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG denuncia la exclusión del gallego del sistema sanitario

Presenta una proposición no de ley para obligar al personal sanitario a conocerlo, hablarlo y que sea eliminatorio en las Ofertas Públicas de Empleo

Santiago de Compostela

El Grupo Parlamentario del BNG, a iniciativa de los diputados Bieito Lobeira y Cristina Ferreiro, ha presentado una proposición no de ley en el Parlamento gallego para reclamar una nueva normativa que obligue al personal sanitario de Galicia a conocer y hablar gallego y que éste sea eliminatorio en las Ofertas Públicas de Empleo.

Lobeira ha matizado que el desconocimiento del gallego es un "problema importante" vinculado "a la propia calidad" de sistema de salud gallego"; según el diputado del BNG, no se respeta "el derecho a ser tratados en gallego de los pacientes gallegoparlantes ".

La situación lingüística es "absolutamente desoladora". "La franja de edad que más emplea la sanidad", ha subrayado Lobeira, "son los mayores de 65 años, de los cuales el 91% utilizan siempre o habitualmente el gallego; si fuesen tratados por el personal en gallego podrían también expresar con más precisión sus síntomas".

"Un submundo artificial"

Para el diputado nacionalista, esta situación crea para los pacientes "un submundo artificial donde su idioma se encuentra excluido", lo que, en su opinión, es especialmente grave en el caso "de la atención personalizada y la atención directa".

Lobeira ha advertido de que "siguen existiendo ciertos perjuicios" que llevan a que algunos pacientes gallegos tenga que "autotraducirse cuando hablan" con el personal sanitario. En respuesta, el Grupo Parlamentario del BNG reclama una nueva normativa que obligue al personal sanitario a conocer el gallego para poder tratar a sus pacientes en este idioma, así como que ésta sea una materia eliminatoria a la hora de presentarse a una Oferta Pública de Empleo, con contenidos que garanticen su dominio oral y escrito.

El BNG reclama, además, que se ponga en marcha un Plan de Formación Lingüística para aquellos facultativos no gallegos que trabajan en la Galicia, así como que las Facultades de Medicina y Farmacia y las Escuelas de Enfermería incluyan el gallego entre su formación.