Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU y los sindicatos dicen 'no' a la liberalización total de horarios

Los comerciantes aplauden la medida que proyecta el Gobierno de Aguirre, que pretende ponerla en marcha antes del verano

CEIM

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid, Arturo Fernández, ha celebrado el anteproyecto de ley de Modernización del Comercio de la Comunidad, que liberará los horarios comerciales, porque "impulsará la economía y el empleo en un momento muy necesario". Fernández añade que las asociaciones del sector que forman parte de CEIM llevaban solicitando desde antes del pasado verano "buena parte de las propuestas" incluidas en el anteproyecto del Gobierno regional y valora "la voluntad" de sacar adelante esta ley "mediante el diálogo con el sector".

IU

El diputado regional y portavoz de la Comisión de Economía de IU en la Asamblea de Madrid, Antero Ruiz, ha denunciado el "desprecio" del Gobierno regional al pequeño y mediano comercio al plantear dar libertad a los comerciantes para abrir y cerrar sus locales de lunes a sábado y los domingos y festivos establecidos. Ruiz entiende que el proyecto de Ley "es una barbaridad" que supone un "fuerte varapalo" para el pequeño y mediano comercio que, a su juicio, ya se encuentra en una situación "muy delicada" tras las últimas medidas liberalizadoras.

Facua

La Federación de Consumidores en Acción es contraria a la liberalización total de los horarios comerciales, ya que ello se traduce en una "invitación al consumismo y al despilfarro". "Lo que menos necesitamos los consumidores en la actual situación de sobreendeudamiento son mayores reclamos comerciales para comprar", señala el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. "No nos hace falta que nos inviten a consumir en cualquier sitio y a cualquier hora y que los consumidores transformen sus horas de ocio en acciones de compra", agrega.

PSM

El Grupo Municipal Socialista de Madrid ha pedido a la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, que negocie los horarios comerciales de la región con todo el sector, incluidas las empresas pequeñas y los agentes sociales, y no sólo con los grandes comercios que pueden asumir la libertad total. El portavoz municipal del PSOE, David Lucas, ha considerado 1ue "lo que tiene que hacer Aguirre es sentarse a hablar con los agentes sociales e intentar llegar a acuerdos no sólo con las grandes superficies comerciales y con los representantes de las grandes empresas sino también con los del pequeño comercio".

OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios considera que la ley debería extenderse a todas las comunidades. "Sería muy bueno para la economía en general y muy positivo para el consumidor", afirma la portavoz, Ileana Izverniceanu. Para la organización, que acaba de elaborar una encuesta en la que los consumidores abogaban por la libertad de horarios, la iniciativa de la Comunidad de Madrid es una "solición, desde el punto de vista económico, a la actual "coyuntura precaria" de la economía.

Cecoma

El presidente de la Confederación de Empresarios de comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid (Cecoma), Salvador Santos Campano, ha incidido en que esta normativa no supondrá la liberalización total de los horarios, sino "que los empresarios puedan adaptarlos a la demanda de sus consumidores". Así, se refiere a los horarios "entre semana", no a fines de semana ni festivos, por lo que simplemente "se da libertad para que cada establecimiento adapte su horario a sus necesidades".

CEC

La Confederación Española de Comercio advierte deque la pretensión de la Comunidad de Madrid "fagocitará todo el comercio" de las comunidades autónomas limítrofes, por lo que se trata de un asunto de "debate nacional". Su secretario general, Miguel Ángel Fraile, considera además que esta medida podría propiciar la desaparición de pequeños y medianos comerciantes, con el consiguiente "efecto negativo" sobre el empleo y el "modelo de ciudad", mientras que, en su opinión, tampoco beneficia a los consumidores "ni en precios ni en oferta".

COCEM

El presidente de la Confederación de Comercio Especializado, Hilario Alfaro, asegura que la medida es un "fraude electoral" de su presidenta, Esperanza Aguirre, que no tiene "ni pies ni cabeza" y que se ha hecho para beneficiar a las grandes superficies. Alfaro añade que los comerciantes se sienten "engañados" porque la jefa del Ejecutivo madrileño pretende aprobar una Ley que contiene unos objetivos no reflejados en su programa electoral. "Nadie ha pedido esta Ley, ni siquiera los consumidores. Creo que los comerciantes tienen suficiente con la apertura de sus locales un total de 90 horas a la semana. No hay personal para trabajar tanto".

CECU

La Confederación de Consumidores y Usuarios rechaza el proyecto al entender que la franja horaria de apertura actual es "suficiente" y que la medida sólo beneficia a las grandes superficies. El portavoz de la organización, Antonio López, que asegura que la Comunidad de Madrid es la región con mayor apertura comercial en España, duda de que esta medida promueva la competencia en el sector, porque "supone eliminar al pequeño comercio". "No vemos dónde están las posibles ventajas", añade.

CC OO

La Federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CC OO de Madrid ha calificado de "barbaridad" la nueva medida. El secretario general del sector, Antonio Ruda, denuncia la ausencia de acuerdos con la mayoría del sector comercial en cuanto a todas las medidas, que "se basan en los intereses y pretensiones de las grandes empresas de distribución comercial".

UPTA

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Sebastián Reyna, hopina que supondría una "reconversión salvaje" del comercio minorista.

Cámara de Comercio

El presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Salvador Santos Campano, asegura que "beneficiará a los consumidores y permitirá incrementar la ventas en la región". Santos Campano explica que esta situación será buena, por ejemplo, en zonas como Chueca, donde "se vive de noche".

UGT

La secretaria general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT, María José Tajuelo, indica que la proyecto tendrá como consecuencia la "desprofesionalización" del sector porque provocará "la huida" de los trabajadores. Tajuelo pronostica que los trabajadores "no podrán seguir el ritmo de trabajo" que pretende instalar la Comunidad de Madrid con esta Ley y denuncia que tampoco podrán conciliar su vida laborar y familiar. "Vivirán solo para trabajar", sentencia.

Anged

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución se muestra partidaria de la liberalización comercial, ya que supone mayor empleo en el sector y una mejor atención a los consumidores. "La liberalización siempre es positiva, porque ofrece una mejor atención al consumidor que tiene necesidades nuevas y pide más flexibilidad", indica una portavoz de la patronal de grandes superficies.