Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TC mantiene la suspensión de la norma que impide a los forestales entrar en fincas privadas

Los sindicatos de agentes califican el fallo de "victoria sin precedentes" y de "varapalo a la prepotencia" del Gobierno regional

El Tribunal Constitucional (TC) mantiene la suspensión del artículo 9 de la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid, que impide a los agentes forestales entrar en fincas y montes privados sin autorización judicial mediante un auto del 2 de abril. El TC responde con este auto a un recurso presentado por el Gobierno por inconstitucionalidad del artículo en octubre de 2007 y que fue admitido a trámite en noviembre, provocando la suspensión del artículo 9. Los sindicatos SAFTAM, UGT y CC OO han mostrado su "satisfacción" por el fallo, que consideran "victoria sin precedentes" para los ciudadanos.

El auto considera que el mantenimiento de la suspensión del precepto debe considerarse "proporcionada en relación con la función medioambiental" a las que fincas y montes están vinculados, ya que estos terrenos forestales "revisten un interés general al incidir positivamente en los procesos ecológicos y ambientales". El secretario general de la Asamblea de Madrid y el letrado de la Comunidad solicitaron la desestimación del recurso en diciembre alegando, entre otros, el principio de "inviolabilidad del domicilio". El recurso del abogado del estado alega que sin la suspensión resultarían "imposibles las labores de vigilancia preventiva" del uso de venenos, eliminación del arbolado para incrementar el uso agrícola o ganadero, detección de enfermedades o epidemias, la caza ilegal o las labores preventivas para la defensa contra los incendios forestales.

En los fundamentos jurídicos del auto, el TC califica de "interés preferente" a "la salvaguarda del interés ecológico" y destaca que "el levantamiento de la suspensión del precepto impugnado colocaría en situación de mayor riesgo los valores medioambientales". Considera que "se han presentado elementos de juicio suficientes para que apreciemos que concurren aquí notas de certeza e inmediatez de los daños y la imposibilidad de corregir los posibles perjuicios susceptibles de ser considerados como determinantes para acordar el mantenimiento de la inicial suspensión del precepto impugnado".

Valoración de los sindicatos

Opina que "no pueden ser tomados en consideración los alegatos referidos a la inviolabilidad del domicilio por cuanto se encuentran conectados con aspectos de fondo discutidos en el proceso principal. En cuanto a las funciones de los forestales, afirma que "tampoco cabe deducir que de la posibilidad de acceder a los montes o terrenos forestales hayan de derivarse necesariamente consecuencias represivas, pues no todo acceso resultará en un procedimiento sancionador". Reconoce que "en los supuestos que así ocurra,revestirá todas las garantías exigidas por el ordenamiento jurídico, amén de ser incoado por los órganos competentes de la propia Comunidad".

Así, deduce que aunque el mantenimiento de la suspensión del artículo 9 pueda "suponer una limitación" para los propietarios de los terrenos "en el sentido de permitir el acceso de los agentes forestales a los montes y terrenos forestales privados que constituyen la mayoría de los existentes en la Comunidad de Madrid", ha de considerarse "proporcionada en relación con la función medioambiental" que tienen estas zonas. Los agentes forestales de la Comunidad de Madrid se movilizaron contra la normativa autonómica recurrida con el apoyo de PSOE e IU a partir de cuando se aprobó, en agosto de 2007.

El portavoz de SAFTAM, Gregorio Palomo, ha señalado que, aunque esta rafiticación no es vinculante para el dictamen

final que tome el Tribunal, "es una medida que se produce sólo en contadísimas ocasiones y puede indicar una cierta

inconstitucionlidad de la Ley, ya que lo normal es que no se paralice una normativa hasta la resolución social si no es grave". Para CC OO, la medida es una "victoria de la legalidad, de la justicia, del medio ambiente, de los ciudadanos y de los agentes forestales" y supone un "varapalo para la prepotencia" del Gobierno regional. Por su parte, el portavoz de los forestales de UGT, José Luis

Valdelviera, considera que este auto "normaliza las funciones de los agentes forestales", encargados de controlar la caza, los incendios y todo tipo de delitos contra el medio ambiente que requieren una labor de prevención, que difícilmente se puede hacer sin entrar.