Un viceconsejero de Aguirre, citado como imputado en el 'caso Guateque'

Es el 'número dos' de Transportes, Luis Armada, que estuvo al frente de la gerencia de Urbanismo de la Ayuntamiento de Madrid entre 1997 y 2003.- Se le acusa de un presunto delito de tráfico de influencias

El actual viceconsejero madrileño de Transportes, Luis Armada, ha sido citado hoy a declarar como imputado por el juez Santiago Torres, que instruye la investigación contra una presunta trama de cobro de comisiones por la tramitación de licencias en el Ayuntamiento de Madrid. Armada estuvo, entre 1997 y 2003, al frente de la Gerencia de Urbanismo del Consistorio de la capital y, según fuentes judiciales, se le acusa de un presunto delito de tráfico de influencias. Se trata del primer cargo de designación política implicado en la trama de corrupción.

Más información

La citación judicial recoge que el Juzgado de Instrucción número 32 tomará declaración a Armada el próximo 23 de enero a las doce de la mañana en calidad de imputado en la Consejería. No detalla e ni los cargos que le imputa, ni las licencias sobre las que le va a requerir información. Pero, según fuentes judiciales, se investiga por un presunto trato de favor respecto a su propia vivienda. En concreto, posibles irregularidades en la obtención de una licencia para retejar el sótano del edificio de su propia vivienda, situada en la calle de La Bola. El magistrado ha admitido a trámite una denuncia de un particular sobre este asunto, en el que se da cuenta de que el viceconsejero "se aprovechó de su cargo al frente de Urbanismo para beneficiarse personalmente".

Luis Armada es actualmente viceconsejero de Transportes de la Comunidad de Madrid y lleva en el Gobierno regional en las dos legislaturas de Esperanza Aguirre. Sin embargo, el juez el ha citado por su etapa en el Ayuntamiento de Madrid, en concreto como gerente de Urbanismo cuando José María Álvarez del Manzano estaba al frente del Consistorio. Armada tuvo que abandonar el cargo casi al final de su mandato, en febrero de 2003, tras ser condenado por el Juzgado de lo Penal número 20 de Madrid por el incumplimiento de la orden de demolición de la iglesia de Nuestra Señora de las Fuentes. El político popular fue inhabilitado durante 16 meses para ocupar un cargo público.

Su firma, en 36.000 licencias

Cuando Alberto Ruiz-Gallardón ganó las elecciones municipales en mayo de 2003, Luis Armada fue nombrado consejero-delegado de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), pero en noviembre de ese año, al ganar Esperanza Aguirre las elecciones de octubre en la Comunidad de Madrid, pasó a la Administración regional como consejero de Transportes e Infraestructuras, cargo en el fue reafirmado

tras las elecciones autonómicas de 2007. Desde marzo de 2007, Armada es además vicepresidente de la Autoridad Portuaria de Valencia. El propio Armada ha confirmado a este periódico que ha sido citado a declarar como imputado, una noticia que no le ha sorprendido. De hecho, "esperaba que le citaran" en cualquier momento, dada la responsabilidad que ejerció durante seis años en la Gerencia de Urbanismo". Sin embargo, ha asegurado estar "muy tranquilo" porque no cometió ninguna irregularidad, a lo que ha añadido que le dará al juez todas las explicaciones necesarias. Armada ha subrayado que su etapa al frente de Urbanismo fue "modélica". Entre 1997 y 2003, Armada otorgó 36.000 licencias.

La noticia debe sorprender al Gobierno de Aguirre, ya que hace apenas unos días, el vicepresidente primero de la Comunidad, Ignacio González, afirmaba que el Ejecutivo "no tiene ninguna preocupación" y que "no es nada que tenga que ver con la Comunidad de Madrid". Al respecto, fuentes del Gobierno regional se han limitado a recordar que, cuando se produjeron los hechos por los que Armada está siendo investigado, éste trabajaba en el Ayuntamiento. La citación, según las mismas fuentes, no tiene nada que ver con su cargo en la Comunidad de Madrid.

La semana pasada, este periódico publicó el contenido de unas grabaciones del sumario del caso Guateque, que recogía una conversación telefónica entre uno de los empresarios detenidos, Antonio Sanz Escribano, con José Almansa, copropietario de la sala de fiestas 'La Botellita', situada en el número 63 de la calle de Serrano. El dueño del establecimiento se jactaba de que Aguirre les iba a ayudar a abrir sin licencia.

El PSOE ve un "componente urbanístico"

El portavoz de Urbanismo del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Sánchez, ha señalado que la citación de Armada muestra que la operación "no es sólo una trama que se dedica a temas de licencias" sino que tiene "un componente urbanístico indudable". Sánchez ha criticado el "desgobierno" del Ejecutivo municipal.

Lo más visto en...

Top 50