Britney Spears seguirá sin ver a sus hijos

El juez ratifica su decisión de negarle las visitas, después de que la cantante se negara a testificar

Britney sigue a la deriva. Un juez de Los Ángeles acaba de ratificar su decisión de impedirle visitar a sus hijos, después de que se negara a declarar en la batalla legal que mantiene contra su ex marido Kevin Federline por la custodia de los niños. El juez Scott Gordon la ha avisado de que mantendrá su decisión hasta que decida testificar. La nueva audiencia será el 19 de febrero, según han informado los abogados de Federline.

La cantante, de 26 años, acudió al tribunal pero se marchó porque "no le apetecía" declarar, según recoge la página web estadounidense especializada en información de famosos TMZ.com. La web dice que Spears llegó al edificio del tribunal y fue llevada a un pasillo subterráneo, donde se reunió con sus abogadas Anne Kiley y Tara Scott. Según fuentes citadas por el portal, la artista habló con sus abogadas y les dijo "que simplemente no quería declarar".

Más información

Al parecer Spears estaba nerviosa y asustadiza. Cuando salió de su vehículo gritó a los fotógrafos que la esperaban: "Quitense. Tengo miedo. Paren, paren. Quiero volver a mi automóvil. Solamente deténganse. Déjenme entrar en mi coche, por favor".

En la audiencia que se realizó a puerta cerrada, la cantante debía explicar al juez la razón del ataque de nervios que sufrió hace dos semanas cuando se negó a entregar sus hijos Jayden James y Sean Preston a su ex marido. Con su negativa de declarar en la audiencia, Spears ha perdido la oportunidad de pedir personalmente al juez que le devuelva el derecho de visita que le fue retirado después del ataque de nervios. El pasado 3 de enero, la cantante se encerró en el cuarto de baño de su vivienda con su hijo Jayden James, de 1 año, para evitar dárselo a Kevin Federline.

La estrella del pop fue ingresada en el hospital Cedars Sinai donde los médicos evaluaron su estado mental. Según la policía que acudió a su mansión, Spears habría estado bajo los efectos de "una sustancia desconocida". Sin embargo, fuentes cercanas a la artista aseguraron la semana pasada que Spears dio negativo en las pruebas para la detección de drogas y alcohol.

Tras el ataque de nervios de su ex mujer, Federline y los abogados de la cantante celebraron una vista de urgencia, donde el juez tomó la decisión de retirar temporalmente a Spears el derecho de visitas que cada dos veces por semana tenía con sus hijos. Federline pasó de tener la custodia temporal a disponer de la custodia plena de los niños.

El ex marido de Spears sí acudió hoy a la audiencia, en la que uno de los agentes de la Policía de Los Ángeles que intervino en el incidente del 3 de enero fue interrogado por los abogados de Federline.

Hasta ocho testigos que presenciaron el ataque de nervios de Spears aquella noche están citados para dar su versión de los hechos, según un portavoz del tribunal citado por la página web de la cadena de entretenimiento MTV.

Lo más visto en...

Top 50