Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sentencia del 11-M se hará pública el 31 de octubre

18 de los principales acusados por los atentados en que fallecieron 191 personas y 1.800 resultaron heridas serán condenados al menos a siete años de cárcel

El tribunal del 11-M hará pública la sentencia de los acusados por el atentado el próximo 31 de octubre, a las 11.00 en una audiencia pública en el pabellón que instaló la Audiencia Nacional en la Casa de Campo. Tras casi cuatro años del atentado en los trenes de Cercanías de Madrid en el que murieron 191 personas y más de 1.800 resultaron heridas, 27 de los 29 acusados conocerán el veredicto.

Tras cuatro meses y medio de juicio, el tribunal que preside el juez Javier Gómez Bermúdez ha empleado cerca de tres meses para redactar la sentencia, desde que finalizaron las sesiones el pasado 2 de julio.

Los principales 18 procesados por el atentado en los trenes de Cercanías del 11 de marzo de 2004 siguen en prisión, de manera que como mínimo serán condenados a penas superiores a siete años de prisión, ya que todos cuentan con más de tres años de prisión preventiva.

Esto es así porque si hubieran sido condenados a menor pena, en el momento en que recurrieran la sentencia tendrían que ser puestos inmediatamente en libertad. Así lo establece el artículo 504 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal: "Si fuere condenado el imputado, la prisión provisional podrá prorrogarse hasta el límite de la mitad de la pena efectivamente impuesta en la sentencia cuando ésta hubiere sido recurrida".

En la lista se incluyen Rabei Osman el Sayed, Mohamed el Egipcio, y Hassan el Haski, supuestos autores intelectuales de los atentados. Como autores materiales sólo han sido procesados Jamal Zougam y Abdelmajid Bouchar, después de que el resto de responsables directos se suicidaran en un piso de Leganés poco después de los atentados.

Pruebas suficientes

El dato de que serán condenados es importante porque despeja las dudas acerca de si el tribunal consideraría suficientes las pruebas para imputar a los considerados autores intelecutales, Osman el Sayed y el Haski.

Dos de los imputados inicialmente no serán condenados. Uno es Brahim Moussaten, que quedó absuelto después de que la Fiscalía retirara los cargos, y el otro es Mahmud Slimane, que fue puesto en libertad provisional en septiembre, tras cumplir tres años de prisión preventiva.

Casi 40.000 años de prisión

La Fiscalía y varias de las acusaciones reclaman para ellos penas que suman 38.952 años de prisión por delitos de pertenencia a organización terrorista, 191 asesinatos terroristas consumados, 1.841 asesinatos en grado de tentativa y cuatro delitos de estragos. Fuentes jurídicas han asegurado que los magistrados han rechazado todas las causad de nulidad aducidas por los abogados.

La fecha estaba prevista para el día 18 de octubre pero finalmente se ha retrasado porque para conseguir la comparecencia de Rabei Osman Sayed, alias Mohamed el Egipcio, condenado en Italia a diez años de prisión por integración en banda terrorista, se requería avisar a las autoridades italianas con antelación.

Para agilizar el procedimiento, la comparecencia del Egipcio se realizará a través de videoconferencia. Es díficil que Osman sea condenado por el mismo delito por el cumple condena en Italia, porque jurídicamente es complicado, pero sí que podrá serlo como autor intelectual de la masacre.