Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las averías en la red ferroriaria en Barcelona han afectado hoy a 33.000 personas

Renfe ha tenido que recurrir a autobuses para cubrir la línea de tren hasta el aeropuerto

Unos 33.100 viajeros y 182 trenes de Cercanías, Media y Larga Distancia se han visto afectados por las averías que han afectado hoy a la red ferroviaria catalana, y que el ente Adif ha atribuido principalmente al temporal, mientras ha defendido el buen estado de los sistemas de protección ante las tormentas.

Las fuertes lluvias que han caído esta noche sobre Barcelona han provocado esta mañana nuevas averías en la mayoría de las líneas de Cercanía de Renfe, lo que ha vuelto a ocasionar el caos en el transporte de la ciudad Condal durante la hora punta de la mañana. Varios tramos han tenido que cerrarse, entre ellos el que va al aeropuerto, y se han puesto autobuses para cubrir varios recorridos. También se han registrado problemas en la media y larga distancia. Según la compañía, el servicio en todas las líneas ha quedado restablecido.

Según ha informado Renfe en un comunicado, las "averías provocadas por las condiciones meteorológicas adversas" han obligado a interrumpir tramos de las líneas 2 norte, dos sur y 7, y además han causado retrasos en la línea 4. Las averías han afectado también a los trenes de media y larga distancia. Según César Fanjul, jefe de Mantenimiento de Adif, las incidencias se han debido a la caída de rayos en tres líneas por el "temporal de lluvia y gran aparato eléctrico", factores que "no controla nadie".

Según ha informado Renfe, el servicio de media distancia entre Barcelona y Portbou se ha restablecido hacia las 09.45, después de que un rayo que ha caído cerca de Cardedeu haya afectado a la catenaria y haya obligado, a las 05.30 horas, a interrumpir el paso de trenes, que únicamente enlazaban Figueres y Portbou. Una vez arreglada la avería causada por el rayo, los trenes circulan fuera de horario, con retrasos acumulados y con muchos usuarios aguardando información en varias estaciones.

El rayo que ha caído en Cardedeu, que ha afectado a la catenaria y ha dejado sin tensión una vía, también ha incidido en el servicio de Cercanías de la línea C-2 norte, en el tramo entre Granollers Centre y Cardedeu. La caída de un rayo en la catenaria dejó sin suministro eléctrico un sentido de la vía y la avería de un tren de mercancías ha inutilizado el otro, por lo que Renfe ha tenido que recurrir a autobuses para salvar el tramo.

También se ha tenido que hacer en autobús la conexión entre Barcelona y el aeropuerto, en la línea C-10, pues el servicio entre El Prat y Castelldefels (de la línea C-2) sólo discurría por una vía, lo que ha provocado retrasos en la C-2 y que la compañía recurriese a los autobuses desde la ciudad hasta el aeropuerto.

Asimismo, una avería en un cambio de agujas de Sants provoca retrasos de una media de 20 minutos en la línea C-4 de Cercanías, que une Sant Vicençs de Calders y Manresa. También hay retrasos en los trenes de la línea C-1, que va de Maçanet a la Estación de Francia, y la C-3, que une Vic y Sant Andreu Arenal.