Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere apuñalado el portero de una pista de patinaje en Alcalá de Henares

Un grupo de unos diez jóvenes le agredieron tras negarles la entrada al recinto

Joan Grancea, un joven rumano de 28 años, ha muerto hoy a primera hora en el interior de la pista de patinaje de Alcalá de Henares (Madrid) en la que trabajaba como portero, tras ser agredido por un grupo de unos diez jóvenes que le asestaron dos puñaladas, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Al parecer, el fallecido les negó la entrada al recinto y los jóvenes, en represalia, le agredieron.

El suceso, según las mismas fuentes, tuvo lugar alrededor de las 07:30 horas de esta mañana, después de que el portero del local, situado en la céntrica plaza de Cervantes de Alcalá de Henares, llamara la atención, por motivos que se desconocen, a un grupo de unos diez jóvenes españoles, que se abalanzaron sobre él y le apuñalaron.

Aunque la investigación no ha concluido y no hay detenidos, una de las hipótesis que se baraja es que los agresores discutieran con la víctima porque éste les impidiera acceder a la pista en un momento en que todavía no estaba abierta. Los facultativos de una UVI del SUMMA que se trasladó al lugar encontraron al agredido todavía con vida e intentaron reanimarle. Sin embargo, la intensa hemorragia que presentaba como consecuencia de una herida incisa en el tórax le causó un shock hipovolémico seguido de una parada cardiorrespiratoria, que le produjo la muerte.

Acompañado por su esposa

Al parecer, el fallecido se encontraba en el interior de la carpa en la que está la taquilla y donde se guardan los patines acompañado por su esposa, que fue la mujer a la que un equipo del SUMMA atendió de una crisis de ansiedad. El primer aviso de lo ocurrido lo dio por teléfono una trabajadora de Urbaser, la empresa concesionaria de la limpieza en Alcalá, que a lo largo de la mañana declaró en comisaría, al igual que la mujer del fallecido. La policía ha visualizado además las cámaras de seguridad que funcionan en la plaza, en las que, según han indicado fuentes cercanas a la investigación, quedó registrado un grupo de personas en torno a las 7.28 horas.

La pista de patinaje, abierta desde el 11 de diciembre hasta final de mes, en horario de mañana para escolares y de 16 a 22 horas para público en general, permanecerá hoy cerrada por deseo del Ayuntamiento. El año pasado fue utilizada por unas 30.000 personas, de las que 3.600 fueron escolares. La investigación está abierta y no ha habido detenidos por el momento.