El alcalde de Cullera defiende la construcción de 35 torres como la mejor forma de liberar suelo

Ernesto Sanjuán sostiene que el proyecto del 'Manhattan de Cullera' cumple todos los requisitos

El alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán (PP), ha defendido hoy que construir una treintena de edificios de 35 alturas, en el proyecto denominado popularmente Manhattan de Cullera, es "la mejor forma de liberar suelo para lograr espacios abiertos, avenidas amplias y equipamientos sociales".

Tras aprobar el martes con el apoyo de PP y Unión Valenciana en el pleno del Ayuntamiento el plan parcial de La Vega -como se conoce oficialmente el proyecto-, Sanjuán ha resaltado su legalidad, ya que "respeta escrupulosamente lo establecido en el Plan General de Ordenación Urbana de 1995, aprobado por el PSOE y que cuenta con todos los informes técnicos y jurídicos favorables".

Más información

Según el alcalde de Cullera, las críticas al proyecto, que ya fue aprobado inicialmente en diciembre de 2005, son "una maniobra política del Partido Socialista porque están desesperados, ya que no quieren que el PP se adjudique este triunfo. Quieren desviar la atención de otros casos urbanísticos que les afectan y han puesto en marcha el ventilador".

El Plan Parcial de la Vega, cuyos últimos trámites para su aprobación inicial fueron acordados por el ayuntamiento el pasado martes, contempla la construcción de 33 torres de 35 alturas con 4.800 viviendas, de ellas 1.171 de protección oficial. Además, se instalarán dos hoteles de 40 alturas, otros dos de 15 y un quinto de diez, así como un puerto deportivo, un puerto pesquero, un palacio de congresos, un auditorio al aire libre y un complejo escolar.

Según el alcalde, "por hacer caso a la legalidad nos hemos encontrado con este revuelo, cuando la realidad es que hemos sido escrupulosos con los informes jurídicos y técnicos desde el primer día en que se inició la tramitación del Plan Parcial de La Vega".

Sobre las críticas al exceso de volumetría, ha asegurado que son "falsas" pues es la que se contempla en el Plan General de Ordenación Urbana de 1995 aprobado por los socialistas, "pero no creen ni en lo que ellos han hecho. Se podría haber optado por edificios de 4 alturas, pero se hubiera reeditado un segundo barrio de San Antonio sin zonas abiertas y sin apenas equipamientos".

Otra opción, según el alcalde, hubiera sido realizar "edificios pantallas" (más anchos que altos), "como autorizaron los socialistas en los años 80 y 90, pero quitan el sol a las construcciones situadas en la parte posterior". "Los socialistas critican ahora torres de 35 alturas cuando ellos autorizaron edificios-pantallas con 25 alturas que ocupan más terreno. Prefiero edificios de 35 alturas porque es la mejor manera de liberar suelo para lograr espacios abiertos, avenidas amplias y contar con equipamientos sociales".

Sobre las críticas a que no hay suficiente agua, Ernesto Sanjuán ha criticado a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) por "actuar de forma discriminatoria y sin realizar estudios", ya que la empresa Aigües Cullera y un ingeniero municipal realizaron en su día un informe que acredita la suficiencia de este suministro, pues de los tres pozos que posee el consistorio en Favara sólo se utiliza uno en la actualidad.

El alcalde ha insistido también en que se ha dado la "solución adecuada" a las infraestructuras viarias, pues será la empresa urbanizadora quien realice las conexiones con la carretera N-332. "Pretender que no se haga nada hasta que esté construido el nuevo trazado de la N-332 hasta Xeraco es absurdo, pues si el Ministerio aplaza indefinidamente esta obra Cullera no podría desarrollar su PGOU", dice.

Lo más visto en...

Top 50