La investigación de una manipulación

El Gobierno pide que "dejen de marear la perdiz" tras el auto de Garzón sobre el informe del 11-M

El PSOE, convencido de que la justicia descubrirá a los "instigadores" de la falsificación.- El PP exige la comparecencia de Rubalcaba

El Gobierno y la oposición han valorado hoy el auto emitido ayer por Baltasar Garzón, que imputó, por un delito de falsedad en documento público, a los tres peritos de la Policía Científica que redactaron un borrador en el que vinculaban a ETA con el 11-M porque en la cocina de un implicado en la matanza y en el baño de unos etarras se encontró ácido bórico, que se usa como insecticida y desodorante. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, ha pedido que se "deje de marear la perdiz". Por su parte, el PSOE se ha mostrado convencido de que "van a descubrir quienes han instigado" a los tres peritos, mientras que el PP ha exigido la comparecencia de Rubalcaba.

Más información

Según ha declarado Sevilla a la Cadena SER, el auto debería "llamar a la reflexión" a aquellos que intentan meter al Gobierno en "una dinámica endiabla". Sevilla ha dicho que el 99% de los ciudadanos ya "sabe la verdad de los que pasó, como así lo han establecido las comisiones de investigación del Parlamento y, lo que es más importante, las investigaciones judiciales". Por tanto, "por respeto, no ya a las víctimas y a las familias de las víctimas, sino a todos los ciudadanos, que dejen de marear la perdiz". Sobre este asunto, el ministro ha opinado que el PP, en su afán de buscar teorías "cada vez más complicadas", está intentando "salvar las responsabilidades que pudieran haber tenido las personas que tenían responsabilidades tanto el día del atentado como los días posteriores".

"Quien era ministro del Interior o portavoz durante aquellos días puede que tenga una herida importante y tenga que tratársela, curársela o somatizarla como quiera, pero intentar hacerlo creando este tipo de situación, buscando teorías cada vez más complicadas y más de política-ficción, me parece que es un exceso", ha subrayado el ministro. Con esta actitud, a su juicio, "lo que se está poniendo en riesgo -además del desprecio a las víctimas, sus familiares y la sociedad- es el funcionamiento de la democracia y de las instituciones". Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, ha expresado su respeto a la decisión y se ha mostrado convencido de que "van a descubrir quienes han instigado a tres peritos".

"La derecha es el cazador cazado"

En una declaración leída en la sede de Ferraz, el PSOE dice que las investigaciones "van a descubrir quiénes quieren vincular a ETA con el 11-M a cualquier precio, aunque sea sin ningún fundamento y aunque lo hagan contra toda evidencia". "Quienes han instigado a tres peritos a falsificar un documento no vacilan con ello en desprestigiar a las fuerzas de seguridad, a los jueces, a los fiscales, a todo su esfuerzo, también de las víctimas, por enjuiciar y condenar a los terroristas autores de aquella horrenda masacre", concluye. Desde Palencia, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha dicho que no le corresponde juzgar los autos de los jueces, aunque ha confiado en que "se aclare la verdad" del 11-M.

También exigido la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que explique "en aras a la transparencia" qué pasa "con los informes del 11-M". Asimismo, ha pedido que Rubalcaba que "cuente la verdad" porque "no sé sabe lo que ocurre" en ese departamento y que explique la presunta implicación del jefe de seguridad del PSOE en el aviso a etarras para evitar su detención. Durante su intervención ante 3.000 personas en una convención regional del PP para presentar la candidatura de Juan Vicente Herrera a la presidencia de Castilla y León en las elecciones de 2007, Rajoy ha dicho que Interior le recuerda "épocas pasadas, entre los años 90 y 96, que todos creíamos felizmente superadas". Desde las filas del PP, más allá ha ido el diputado de Unión del Pueblo Navarro, Jaime Ignacio del Burgo, quien ha acusado al juez de "servir al Gobierno".

El líder de IU, Gaspar Llamazares, ha considerado que "la derecha se ha convertido en el cazador cazado, atrapada en su propio laberinto y quién sabe si en un delito". Llamazares ha advirtido al PP de que "quien teje una conspiración en el aire o desencadena una cacería puede quedar atrapado en su manipulación de pruebas". "Defender la verdad absoluta por todos los medios y estar empeñado en la defensa de su propia mentira no trae buenas consecuencias", ha subrayado el líder de IU, para quien la instrucción de Garzón "es ajustada a derecho". La Confederación Española de Policía ha defendido "la inocencia y la credibilidad" de los tres peritos, mientras que el Sindicato Unificado de Policía ha "lamentado profundamente" que "las secuelas de la batallas que tienen los políticos entre ellos salpiquen" a la policía.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su discurso en la convención regional en Palencia.
El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su discurso en la convención regional en Palencia.EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50