Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero anuncia más inversiones para Madrid en el arranque de la 'Operación Campamento'

El proyecto permitirá construir 22.000 viviendas en antiguos terrenos militares

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy la puesta en marcha de la Agenda Madrid 2006, que incluirá inversiones del Estado en la región y la ciudad, y la "oficialización" de la Ley de Capitalidad. El anuncio de Zapatero se ha producido durante el acto de inicio de la Operación Campamento, la construcción de 22.100 viviendas en una zona militar del suroeste de Madrid. Sin dar muchos detalles, el presidente ha avanzado que, en las próximas semanas, además de la inauguración de la nueva terminal de Barajas, el Gobierno hará públicos otros proyectos para Madrid en materia de infraestructuras, inmigración, políticas sociales e investigación.

Zapatero ha indicado que la Operación Campamento y la inauguración el próximo sábado del nuevo aeropuerto de Barajas suponen el inicio de una "nueva etapa" para Madrid y anunció en este sentido que el próximo martes se "oficializará" la Ley de Capitalidad, con la que el Estado reconocerá la "singularidad" de la ciudad. Asimismo ha indicado que en las próximas semanas habrá nuevos acuerdos en materia de I+D+I, en los sectores aeronáuticos y aeroespacial y en el campo de la biomedicina, y ha avanzado que este año seguirán los esfuerzos en infraestructuras y se mantendrá el ritmo inversor.

"Esta vez sí", destaca Zapatero

También ha indicado que el Gobierno destinará a la Comunidad de Madrid 45 millones de euros para facilitar la integración educativa y cultural de los inmigrantes. El presidente ha dicho también que el Gobierno ha solicitado al Ayuntamiento, y "le ha parecido bien", que la avenida central que recorrerá el nuevo desarrollo urbanístico de Campamento se llame Avenida de las Fuerzas Armadas. Los titulares de Defensa, José Bono, y de Vivienda, María Antonia Trujillo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, han asistido junto a Zapatero al inicio del derribo de la antigua Estación Militar de Campamento, de 108.000 metros cuadrados de superficie. "Esta vez sí", ha asegurado Zapatero, "hoy arranca con hechos" este proyecto, del que se empezó a hablar en los años 80.

El presidente ha añadido que esta operación, a la que ha definido como "la mayor liberación de suelo de terrenos militares en la historia", se enmarca en el "compromiso y prioridad" de Gobierno con la vivienda, especialmente para jóvenes. Tras detallar las características de la operación, el jefe del Ejecutivo ha avanzado además que este tipo de operaciones se extenderá a otras ciudades como Bilbao, Zaragoza, San Sebastián y La Coruña, y ha recordado que en la comunidad madrileña también se "movilizará" suelo militar en Villaverde (288.000 metros cuadrados) y en Los Molinos (93.000 metros cuadrados). La demolición de los cuarteles e instalaciones en desuso de la zona militar madrileña de Campamento permitirá la construcción de un nuevo barrio en el que vivirán unas 50.000 personas.

Como ha explicado el propio presidente del Gobierno, después de la estación serán demolidos el Cuartel Capitán Adrados, de 50.634 metros cuadrados de superficie, y el Acuartelamiento Muñoz Grandes, de 115.872, y a finales del año les seguirán otras dos instalaciones militares abandonadas. El Ministerio de Defensa, propietario de los terrenos, recibió el 24 de noviembre del Ayuntamiento de Madrid las licencias necesarias para la demolición de estos edificios. Todo este ámbito urbanístico, con una superficie total de 9 millones de metros cuadrados y cuya transformación se puso en marcha jurídicamente el 14 de noviembre pasado cuando Bono, Trujillo y Ruiz-Gallardón firmaron un convenio a este efecto, se divide en dos áreas y fases en las que se edificarán 10.700 y 11.400 viviendas.

Mejoras en el transporte público

El acuerdo que suscribieron las tres administraciones prevé también la construcción de un túnel de cuatro kilómetros con tres carriles por sentido que conectará la M-40 y la carretera de Boadilla con la M-30 bajo la A-5, que costará 617 millones y que pagarán al 50% el Ayuntamiento y Defensa. Además del túnel, se construirá una variante subterránea de la A-5, desde la carretera de Boadilla hasta la M-30, bajo la Cuña Verde de Latina, con una longitud de 4 kilómetros y una sección de tres carriles por sentido. En transporte público, la prolongación de la Línea 10 de Metro ya preveía estaciones dentro del ámbito, en el que se implantarán nuevas líneas de autobuses con carril exclusivo a lo largo de la A-5, y se mejorará el servicio de Cercanías, todo lo cual cuenta con reserva de suelo para un futuro intercambiador de transportes.

Se crearán equipamientos sociales, deportivos y educativos y se prevé mantener y ampliar determinadas instalaciones militares como el Servicio Geográfico del Ejército, el Centro Militar de Veterinaria, el Centro Deportivo de La Dehesa, el Centro Deportivo San Jorge o el Colegio del Instituto Social de las Fuerzas Armadas. Dado que aún debe realizarse todo el procedimiento urbanístico, que exige la aprobación de un plan parcial, un proyecto de urbanización y un proyecto de reparcelación antes de que pueda empezar la edificación, las casas empezarán a poblar estos terrenos antes de cuatro años.

Aguirre: "Zapatero hace algo más que pactar con Mas"

Aguirre ha dicho que si Zapatero ha asistido a este acto es porque "tiene la necesidad de demostrar que hace algo más que pactar con [Artur] Mas", líder de CiU. "Yo creo que al presidente, y se lo he dicho a él, sus asesores le han dicho que ahora tiene que hacer otro tipo de gestos y por eso ayer fue a Ceuta y a Melilla, hoy ha anunciado que hará la avenida de las Fuerzas Armadas aquí en Campamento, y se ha hecho esta foto, que realmente no era imprescindible porque el convenio ya estaba firmado", ha señalado.

Más información