Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La bomba que ETA hizo estallar anoche en Vizcaya contenía 15 kilos de cloratita

La explosión provocó daños materiales pero no personales en una oficina de correos de Etxebarri

La bomba que anoche hizo estallar ETA en las oficinas centrales de Correos en Vizcaya, ubicadas en el polígono Lezama-Legiazmon de Etxebarri, estaba compuesto por entre diez y quince kilos de cloratita, según ha informado hoy la Ertzaintza. La explosión provocó daños materiales pero no personales.

Este mismo explosivo y en cantidad similar fue utilizado el pasado 26 de enero por ETA en la localidad vizcaína de Balmaseda, donde la banda terrorista colocó un bomba en los juzgados. La explosión de Abadiño se produjo a las 22.52 horas de ayer, después de que una comunicante anónima, que dijo hablar en nombre de ETA, avisara de su colocación a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Guipúzcoa y al diario Gara.

Una vez recibida la llamada, los agentes desalojaron la zona y comenzaron a registrar el edificio para localizar el artefacto. Poco después localizaron en el exterior del pabellón un paquete con un papel que decía "Cuidado, bomba". Los artificieros de la policía autónoma no tuvieron tiempo de organizar una explosión controlada del artefacto.

Este atentado es el quinto que comete ETA desde que comenzó el año y el tercero en el País Vasco. La última acción de la banda terrorista se produjo en la madrugada del pasado domingo, cuando ETA hizo estallar otro artefacto junto a las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (INEM) de Bilbao. Un agente de la Ertzaintza sufrió heridas leves.