LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Zapatero se muestra convencido de que habrá acuerdo para el nuevo Estatuto de Cataluña

El PP censura el "oscurantismo" de las negociaciones mientras el PSC considera "inaceptable" el capítulo de financiación

El presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado su convencimiento de que habrá acuerdo para el nuevo Estatuto de Cataluña tras presentar a los partidos catalanes su propuesta alternativa al proyecto, que publica hoy EL PAÍS. Por su parte, el PSC ha considerado "inaceptable" el capítulo de financiación, mientras que ERC ha quitado hierro al documento y ICV, pese a avalar algunos aspectos de ese texto, se ha mostrado "muy preocupada" por el "recorte importante". El texto no define a Cataluña como nación y rechaza la exclusividad de 18 competencias previstas en el Estatut, que pasarían a ser "compartidas".

EL ESTATUT DE ZAPATERO
Título preliminar y Primero
Título Segundo
Título Tercero
Título Cuarto
Título Quinto
Financiación

Más información

En una conversación informal con periodistas con motivo de la tradicional copa de Navidad, Zapatero ha reiterado su convencimiento de que habrá acuerdo y uno de los motivos por los que está seguro es porque la sociedad catalana desea ese acuerdo. Después de que el Congreso ampliase hoy por tercera vez el plazo de presentación de enmiendas al proyecto y situase el nuevo límite en el 27 de diciembre, Zapatero ha considerado que en esa fecha no tiene por qué estar absolutamente cerrado un acuerdo, porque se puede seguir negociando después. Lo que sí considera conveniente es que ese día se hayan fijado las líneas generales sobre los acuerdos y los desacuerdos existentes entre las partes.

Zapatero ha explicado que el debate sobre el término "nación" se abordará al final, al tiempo que ha calificado de "irrenunciable" la propuesta de financiación presentada por Pedro Solbes, que ha sido rechazada por el tripartito. El PSOE, CiU, ERC e ICV han coincidido con Zapatero en asegurar que aún queda "margen suficiente" para un acuerdo, mientras que el PP ha criticado el "oscurantismo" de las conversaciones. Eduardo Zaplana ha acusado además al Gobierno de negociar el texto "a espaldas" de los ciudadanos. "El presidente ha perdido muchos puntos de popularidad por este asunto sin que se sepa de qué hablan, ya que, si se conociera, el escándalo sería mayúsculo", ha añadido Zaplana.

"Más público es imposible", según el PSOE

Alfredo Pérez Rubalcaba ha negado que exista "oscurantismo" y ha puesto énfasis en recalcar que el contenido del texto que finalmente se acuerde será "tan público" que será votado en la Comisión Constitucional y en el Pleno del Congreso. "Más público es imposible", ha sentenciado. Tras incidir en que el PP, a medida que avanzan las negociaciones, se muestra "más incómodo" y acusar a los populares de "no dejar trabajar", ha manifestado que las negociaciones avanzan, aunque "más lentamente de lo que los socialistas hubieran deseado". Rubalcaba ha destacado que la propuesta de financiación del Ejecutivo refuerza el autogobierno de Cataluña, su autonomía fiscal y su capacidad normativa.

Rubalcaba ha añadido que el Gobierno trabaja para alcanzar un acuerdo. Esta voluntad la comparten los interlocutores catalanes, como el diputado de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien ha reconocido que la situación es "delicada y preocupante", si bien "es el momento de la negociación". Sánchez Llibre, para quien hay que modificar el actual sistema de financiación, ha considerado que "hay muy poco tiempo" y no ha descartado que su grupo abogue por retirar el proyecto para que "vuelva a Cataluña". La necesidad de dialogar sigue "intacta" en ERC, cuyo portavoz, Joan Puigcercós, ha hecho hincapié en afirmar que su partido no aceptará "un Estatuto de mínimos". No obstante, no sería "ningún drama" que al final no haya acuerdo. "Puede haber más oportunidades", ha apostillado. Ha criticado que el Gobierno no haya planteado aún "soluciones concretas" y ha solicitado convocar con carácter "imprescindible" una reunión multilateral.

Puigcercós ha acusado a CiU de "debilitar la negociación y la unidad" de los partidos catalanes, algo en lo que ha coincidido el portavoz de ICV, Joan Herrera, para quien hay que dejar de lado los intereses partidistas y centrar el objetivo en la consecución de un nuevo objetivo. "Lo queremos aprobar con Zapatero de presidente", ha asegurado. También desde ERC, su portavoz parlamentario, Joan Ridao, ha abogado por "relativizar" el texto del Gobierno, puesto que sus posiciones están "clarísimamente superadas por las conversaciones con los partidos catalanes". Por su parte, el portavoz parlamentario de ICV-EUiA, Joan Boada, ha dicho estar "muy preocupado" por las alternativas del Gobierno a la financiación y las competencias, aunque "no se cambia la estructura", se mantiene "intacto" el capítulo de derechos y se "avanza" en el del Poder Judicial.

Lo más visto en...

Top 50