LA REFORMA EDUCATIVA

Cientos de miles de personas protestan contra la reforma educativa arropadas por obispos y el PP

La Comunidad de Madrid asegura que un millón y medio de personas han participado en la protesta, y la Delegación del Gobierno rebaja esa cifra a 407.000

Cientos de miles de personas -dos millones según los convocantes, uno y medio para la Comunidad de Madrid y 407.000 según la Delegación del Gobierno- se han manifestado esta tarde en el centro de Madrid contra la reforma educativa emprendida por el Gobierno socialista. En la protesta han participado una escueta representación de obispos, cuatro, con la destacada ausencia del presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, y una amplísima delegación del PP, encabezada por Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y Esperanza Aguirre.

Más información

La marcha ha arrancado en la Plaza de Neptuno y ha atravesado el Paseo del Prado y la Plaza de Cibeles para finalizar su recorrido en la Plaza de la Independencia, donde se ha leído un comunicado. Los convocantes de la movilización han exigido la retirada de la Ley Orgánica de Educación (LOE) porque limita la libertad de los padres de elegir el colegio para sus hijos, no establece medidas para combatir el fracaso escolar, margina la enseñanza de la religión, quebranta la financiación de la educación concertada -centros de gestión privada pero que subsisten con fondos públicos-, no potencia la cultura del esfuerzo y la autoexigencia de los alumnos y no ha sido elaborada con el consenso de la comunidad educativa, como prometió el Gobierno.

La concentración ha estado liderada por una gran pancarta en la que se podía leer Por una educación en libertad. LOE no y que han portado representantes de las diez organizaciones que han convocado la protesta, entre ellos los presidentes del Foro de la Familia, de la Confederación Católica de Padres, de la patronal de la enseñanza CECE o del sindicato USO. Una segunda pancarta -Contra el fracaso escolar, LOE No- ha agrupado a una nutrida representación del PP con Acebes, Zaplana y Aguirre a la cabeza. Junto a ellos han participado otros políticos del principal partido de la oposición como Ana Pastor, Ignacio Astarloa, Miguel Arias Cañete, Pilar del Castillo, Jaime Mayor Oreja, Jesús Posada y Ana Mato, así como concejeros de gobiernos autonómicos del PP y la tercera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella. Mariano Rajoy, presidente del PP, que no ha podido acudir a la marcha al estar convaleciente de una operación. A la protesta tampoco se ha unido el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que se encuentra fuera de España.

Un modelo fracasado

Acebes ha acusado a José Luis Rodríguez Zapatero de "despreciar a los españoles" y ha criticado su política de división y enfrentamientos al volver "a un modelo educativo fracasado". También ha aplaudido la actitud de los jóvenes que se han unido a la marcha para defender el futuro de su educación "en libertad". Ellos, según Acebes, tienen el derecho de "sentirse españoles", y para ello "se les deberá enseñar materias comunes". Algo que se a su juicio no se consigue con la nueva ley, que "favorece la discriminación y adolece de falta de libertad".

La Conferencia Episcopal también ha estado representada en la marcha por su secretario, José Antonio Martínez Camino, y los obispos de Granada, Javier Martínez; de Jaca, Jesús Sanz; Tarragona, Demetrio Fernández González; y Murcia, Juan Antonio Rey, y los auxiliares de Madrid, Fidel Herráez, y de Valencia, Esteban Escudero. El que ha faltado a la cita ha sido el presidente del organismo eclesiástico, el obispo de Bilbao Ricardo Blázquez. Tampoco han viajado a Madrid los prelados de Vitoria, Miguel José Asurmendi, y de San Sebastián, Juan María Uriarte. También destaca la ausencia de todos los obispos catalanes (diez).

'Zapatero, bandolero'

El presidente del Gobierno ha protagonizado la mayoría de las pancartas: "Cero para Zapatero", "Menos talante y más democracia", "ZP pisotea los derechos de los padres", "ZP no respeta la libertad de enseñanza", "Zapatero, bandolero", "Zapatero, remendón de España" y "Este Zapatero es como un ciclón, destruye familia, nación y educación", son algunas de las frases que se han podido leer a lo largo del recorrido. También ha habido lemas como "LOE, No, España no es un Zoo" y "Por la continuidad de nuestro centro concertado, No a la LOE, pacto escolar ya", así como mensajes de apoyo a la Conferencia Episcopal -"Obispos, sed valientes, no estáis solos"- y a la COPE: "La COPE somos todos". Junto a las pancartas se han elevado gritos contra el Gobierno y reclamando la dimisión del jefe del Ejecutivo.

Masiva asistencia

Los convocantes han ofrecido los primeros datos de participación antes incluso del comunicado que ha puesto fin a la protesta. Según estas organizaciones, dos millones de personas ha secundado su llamamiento, una cifra superior a la que ha divulgado poco antes la Consejería de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid (1.500.000). La Delegación del Gobierno, en base a los cálculos de la policía, ha rebajado esos números hasta los 407.000.

Muchos de los manifestantes han ido llegado a Madrid durante el día en autobuses, trenes, aviones y vehículos particulares desde muchas comunidades autónomas, y se han concentrado en las inmediaciones de la Plaza de Neptuno desde primeras horas de la tarde para corear eslóganes contra la reforma educativa y el Gobierno. Las líneas del Metro han sido también usadas para llegar hasta la manifestación pero no se han llegado a producir aglomeraciones, han informado fuentes de esta empresa pública.

Vista aérea de la manifestación que ha tenido lugar esta tarde en Madrid contra la Ley Orgánica de Educación (LOE).
Vista aérea de la manifestación que ha tenido lugar esta tarde en Madrid contra la Ley Orgánica de Educación (LOE).EFE

Los profesores de religión denuncian presiones

El vicepresidente de la Federación Estatal de Profesores de Enseñanza de Religión (FEPER), Luis Guridi, ha denunciado hoy que la Iglesia católica lleva más de quince días presionando a los profesores de religión para que acudan a la manifestación de esta tarde.

Guridi ha asegurado que las presiones, que proceden de la mayoría de las delegaciones diocesanas provinciales, consisten incluso en llamadas personales a los profesores de religión. Guridi ha relatado que se elaboraron dípticos para repartir en los colegios en los que se decía que "si usted piensa asistir a la manifestación póngase en contacto con el profesor de religión de su centro". A juicio del vicepresidente de la FEPER y profesor jubilado de religión, esto es "inadmisible en el siglo XXI; somos profesionales de la enseñanza y no nos dedicamos a hacer proselitismo".

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50