Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS RELACIONES ENTRE EL GOBIERNO Y LA IGLESIA CATÓLICA

El presidente de la Conferencia Episcopal no acudirá a la manifestación contra la LOE

Por ahora sólo un obispo ha confirmado su asistencia a la marcha, que ha sido apoyada por la alta jerarquía católica

El presidente de la Conferencia Episcopal no acudirá a la manifestación contra la LOE

El presidente de la Conferencia Episcopal española (CEE) y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, no acudirá a la manifestación contra la Ley Orgánica de Educación (LOE) convocada por la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) para mañana sábado. Pese a que la marcha ha sido apoyada expresamente por la CEE (y por el Partido Popular), son mayoría los miembros de la alta jerarquía católica que no acudirán.

Ayer, el arzobispo de Pamplona y ex vicepresidente de la CEE, Fernando Sebastián, explicó que la protesta no debe convertirse en "la manifestación de los obispos", pues el protagonismo debe, a su juicio, recaer en una ciudadanía que reclama que la educación ha de estar "al servicio de las convicciones y deseos de la sociedad, no al servicio de las ideologías del gobierno" de turno. Los convocantes de la marcha aseguran que la nueva norma educativa pone en peligro la libertad de los padres para elegir una enseñanza religiosa para sus hijos.

Por el momento sólo ha anunciado su presencia Jesús Sanz Montes, obispo de Huesca-Jaca. No acudirán seguro ni el presidente ni el vicepresidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, Antonio Dorado y Javier Salinas, respectivamente, según informa la Cadena Ser. Tampoco lo harán los obispos de Vitoria y San Sebastián.

La Iglesia catalana, presidida por el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, miembro del Opus Dei, ha optado por posiciones menos beligerantes que la CEE. Los obispos de esta comunidad, de forma indirecta, han instado a los católicos a participar en la protesta al apelar a "defender por los medios legítimos que consideren más adecuados, de forma personal o colectiva, una justa regulación de sus derechos en una materia de tanta transcendencia para toda la sociedad como es la enseñanza". Queda por conocer si asistirán otros prelados que han animado a manifestarse mediante cartas o notas, como el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el de Sevilla, Carlos Amigo; el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez; el de Zaragoza, Manuel Ureñao o el obispo de Córdoba, Juan José Asenjo.

Una charla "democrática" sobre "alta política"

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha asegurado que la reunión que ayer mantuvo en Roma con el número dos del Papa "se encuadra en la normalidad democrática" y que no se trataron "cuestiones coyunturales". Según ha explicado al terminar el Consejo de Ministros, durante la entrevista no se trató ni de la reforma de la Educación ni de la manifestación de mañana contra la LOE que apoyan varios obispos.

La vicepresidenta primera del Gobierno ha asegurado que el encuentro con el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Angelo Sodano, "responde a la normalidad entre dos Estados en una relación basada en el respeto mutuo y en la buena fe". Además, ha restado importancia a que la reunión se celebrara de manera "discreta". "Se consideró que ése era el ámbito adecuado para un primer encuentro", ha señalado.

En esos 40 minutos se trataron cuestiones generales, según ha dicho. Fernández de la Vega ha indicado que han tratado sobre la evolución de la sociedad española, "que se sigue manifestando mayoritariamente católica" y sobre Iberoamérica. "Hablamos de alta política, no de temas coyunturales", ha insistido. La vicepresidenta ha destacado que esta entrevista se enmarca en la relación "entre dos Estados soberanos" por lo que se trata de un plano distinto a las relaciones con la Conferencia Episcopal Española, con la que admite tener puntos de vista distintos en algunos temas.

Más información