"¡Buenos días excursionistas, hoy es el día de la marmota!"

El tejón de Punxsutawney predice que habrá seis semanas más de invierno

Como cada 2 de febrero la pequeña localidad de Punxsutawney, en Pensilvania, se celebra el Día de la Marmota, una fiesta ancestral que se remonta a la inmigración alemana en esa zona del país cuando aún era una colonia británica. Los granjeros predicen el tiempo según cómo actúe un tejón al que sacan de la madriguera en la que hiberna.

Más información
El imperio del frío
Así comenzó la marmota Phil a ‘predecir’ el tiempo
Un fiscal de EE UU denuncia a la marmota Phil por errar en el tiempo

Si el día es soleado, el animal ve su sombra y se asusta, por lo que huye a su cueva para dormir otras seis semanas. En cambio, si está nublado, sale confiado y los lugareños dan por inaugurada la primavera. Este año la marmota ha visto su sombra. A partir de este sistema, los vecinos de Punxsutawney deciden cuándo plantar sus cosechas, a pesar de que las estadísticas contradicen la fiabilidad de la predicción: menos de la mitad de las veces ha acertado.

Esta fiesta ha pasado de ser un acontecimiento local a una ocasión recordada en el mundo entero por la película Atrapado en el tiempo en la que Bill Murray, metido a hombre del tiempo, es enviado por su cadena de televisión a cubrir la predicción del tejón. Pero el incauto meteorólogo se ve encerrado en un bucle: cada mañana se despierta en el mismo día. "¡Buenos días excursionistas, hoy es el día de la marmota!", grita desde su despertador el locutor de la radio local. El largometraje, dirigido por Harold Ramis en 1993, se ha convertido en un pieza de culto para muchos cinéfilos.

Bill Deeley, encargado de oficiar la ceremonia, sostiene a la marmota antes de soltarla.
Bill Deeley, encargado de oficiar la ceremonia, sostiene a la marmota antes de soltarla.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS