Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía desactiva un paquete explosivo remitido a la redacción de EL PAÍS en Barcelona

Los agentes aseguran que hubiera estallado con su simple apertura

La policía ha retirado a las 12,15 horas de este mediodía de la redacción de El País en Barcelona un paquete sospechoso que contenía unos 50 gramos de explosivos. A las 11,22 horas, los servicios de seguridad del diario de la empresa Prosegur comunicaron a la policía la existencia de un paquete sospechoso recibido por correo.

De manera inmediata, una unidad de los equipos Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Explosivos) se personó en la redacción del periódico, situado en la calle del Consell de Cent, 341, para analizar el paquete. En la redacción de EL PAIS en Barcelona, trabajan unas 80 personas, 50 de las cuales son periodistas y las demás pertenecen a otros departamentos como informática, administración y publicidad. Tras realizar las oportunas comprobaciones la policía optó por trasladar el paquete a un lugar seguro fuera de la ciudad donde fue desactivado. Fuentes policiales explicaron que el paquete habría explotado con su simple apertura y su carga era suficiente para causar la muerte de una persona.

El sobre llevaba sellos italianos, había llegado al diario por correo ordinario y su destinatario era EL PAIS. En el remite figuraba la compañía Iberia Líneas Aéreas con una dirección radicada en Milán. El paso del paquete por los servicios de seguridad del diario levantó las sospechas del vigilante que lo inspeccionó, José P., quien optó por cerrarlo en la cámara de seguridad instalada en el periódico y avisar a la policía. De manera inmediata ordenó también que se apagasen todos los teléfonos móviles para evitar que pudiera activarse el explosivo a través de una frecuencia.

El paquete era un supuesto libro de prosa y poesía escrito por un autor italiano, pero en su interior contenía un manuscrito firmado por un denominado grupo anarquista Las cinco C, según informó ayer el ministro del Interior, Angel Acebes. El manuscrito estaba escrito en italiano y contenía proclamas en contra del "capitalismo, las cárceles y los carceleros".

El paquete enviado a EL PAIS era de un aspecto muy parecido al que recibió el 25 de julio de 2001 el sindicato Catac de prisiones, aunque en aquella ocasión su fabricación era mucho más simple, según fuentes policiales.

Durante todo el día de ayer se refirieron comunicados y muestras de solidaridad con la redacción de EL PAIS. Entre ellas, la del alcalde de Barcelona, Joan Clos, quien envió "un abrazo a la redacción y todo el personal" del diario. También el presidente del Parlament de Catalunya, Joan Rigol, el jefe de prensa de la presidencia de la Generalitat, Jesús Conte, o el secretario general de la UGT de Catalunya, José María Alvarez.

La Delegada del Gobierno en Cataluña, Julia García-Valdecasas, felicitó a los servicios de seguridad del diario por su "gran profesionalidad y serenidad".