El Tribunal Superior de Baleares revoca el archivo del 'caso Formentera'

Es la segunda vez que la sala de lo Civil y Penal corrige las decisiones del instructor del caso

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal superior de Justicia de Baleares (TSJB) ha comunicado hoy a las partes que revoca la orden de archivo del caso Formentera dictada por el magistrado del mismo tribunal Antoni Monserrat, instructor de la causa sobre un presunto delito electoral en los comicios de 1999.

El TSJB ordena que el juez Monserrat reabra el caso, que investiga la supuesta captación irregular de votos por parte del anterior gobierno del Partido Popular en Baleares, dirigido por Jaume Matas, actual ministro de Medio Ambiente.

Más información

Según se recoge en la parte dispositiva del auto, dictado con fecha de ayer por cinco jueces encabezados por el presidente del TSJB, Angel Reigosa, el instructor deberá ordenar que se investiguen las circunstancias sobre la inscripción en el censo de Formentera y la tramitación del voto de ciudadanos residentes en Argentina con derecho a votar en Baleares.

En el auto, el TSJB considera necesario "tomar nuevas declaraciones" y se anuncia el traslado de una comisión rogatoria a Argentina para entrevistarse con emigrantes o descendientes de éstos y poder aclarar de esta forma la supuesta trama de captación irregular de votos.

De esta manera, el TSJB atiende el recurso presentado por la acusación particular para que el caso Formentera no fuera cerrado en falso.

El auto difundido hoy es el segundo en el que la Sala de lo Civil y Penal revoca una orden de archivo del caso dictada por Monserrat, que ya fue corregido en su decisión de cerrar la causa, lo que permitió que fuese examinada por el Tribunal Supremo, que entendió que no había razones para llamar a declarar a los dos aforados citados por las acusaciones: el ministro Jaume Matas y la diputada del PP Rosa Estarás.

Decisión acertada

Nada más conocerse la decisión, el portavoz socialista, Andreu Crespí, ha manifestado que la decisión es "acertada porque no se podía cerrar" el caso, teniendo en cuenta que "hay testimonios que no han sido escuchados y hay que ampliar la investigación, eso es lo que hemos sostenido desde el principio".

Por su parte, Izquierda Unida ha insistido en que hubo irregularidades en la captación de votos y ha vuelto a solicitar la dimisión del ministro de Medio Ambiente que, al igual que la diputada nacional del PP, Rosa Estarás, aparece como imputado en el caso.

Desde el PP, el portavoz parlamentario Joan Flaquer, ha anunciado que es demasiado pronto para hacer valoraciones y que debe estudiar en profundidad el auto antes de pronunciarse.

Lo más visto en...

Top 50