España roza en agosto la actividad hotelera anterior a la pandemia pese al alza del 13,3% de los precios

La ocupación y las pernoctaciones se sitúan en el 98% de lo registrado en 2019, mientras Galicia, Valencia, Canarias y el País Vasco ya se sitúan por encima de esos niveles

Bañistas en la playa de la Malvarrosa, en Valencia.
Bañistas en la playa de la Malvarrosa, en Valencia.Kai Försterling (EFE)

El turismo rozó en agosto su objetivo de alcanzar los niveles de actividad del verano de 2019, el anterior a la pandemia. Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros superaron los 46,2 millones (un 34,3% más que en igual mes del año pasado) y la ocupación llegó al 75,4% de las plazas ofertadas, lo que representa en ambos casos el 98% de las cifras registradas en el mismo mes de 2019, un año antes de que el covid sumiera al sector en los peores dos ejercicios de su historia. Los datos, publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan que los precios siguen subiendo también en el turismo: se incrementaron un 13,3% respecto al octavo mes del año pasado, pero sigue la desaceleración iniciada en julio (crecen 3,1 puntos menos que entonces). Los mayores aumentos de precios se registraron en Cataluña (21,6%) y Madrid (20,1%).

En cuatro comunidades, ya se han logrado superar los niveles de agosto de 2019: se trata de Galicia (1,614 millones de pernoctaciones en agosto pasado, frente a las 1,561 de igual mes de 2019), Canarias (6,78 millones, frente a 6,63 millones), la Comunidad Valenciana (4,042 millones frente a 4,034 millones de hace tres años) y el País Vasco (829.960 frente a 774.102).

Las previsiones del Gobierno y del sector apuntaban a una temporada veraniega normalizada y, ni la inflación ni las dudas sobre la evolución de economía, han impedido conseguir ese objetivo. La fuerte recuperación del turismo ya contribuyó a explicar la mejora del PIB entre abril y junio, como también ha publicado este viernes el INE. Y todo apunta a que volverá a ser clave para la evolución de la economía en el tercer trimestre, a la vista de los datos de actividad de la industria en agosto, y también julio, con niveles casi prepandemia en los dos meses más fuertes del sector.

El regreso del turismo internacional —salvo el asiático, todavía muy restringido por la pandemia— explica el impulso adquirido este año. Seis de cada diez pernoctaciones corresponden a no residentes en España (por encima de los 28 millones en julio). Al inicio del verano se temió que el caos en algunos aeropuertos europeos por la falta de personal y por algunas huelgas, que se han traducido en cancelaciones de vuelos, afectaran al sector. Pero no ha sido así. Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España en agosto, con el 23,7%, 14,9% y 13,4% del total de pernoctaciones, respectivamente. Mientras, el principal destino elegido por los no residentes fueron Baleares, con un 34,4% del total de pernoctaciones, seguida de Cataluña y Canarias, con el 21,5% y el 19,1% del total.

Tarifa diaria de 127,6 euros

La recuperación supone un alivio para los hoteles, cuyas cuentas se vieron muy afectadas por la pandemia y han quedado con altos niveles de endeudamiento. Sin embargo, las empresas llevan meses advirtiendo que también están sufriendo el incremento de los costes por la inflación y los precios de la energía. En agosto, la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) fue de 127,6 euros, un 11,4% más respecto al mismo mes de 2021. El punto turístico con la tarifa media más alta fue Marbella (288,8 euros).

Otro factor de rentabilidad que tienen muy en cuenta los hoteles es el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros. Este indicador alcanza los 101,6 euros, con una subida del 30,9%. En Estepona se tuvo el mayor RevPar, con unos ingresos por habitación disponible de 249,3 euros. La estancia media aumenta un 8,7% respecto a agosto de 2021, situándose en 3,6 pernoctaciones por viajero, en niveles prepandemia (en agosto de 2019 fueron 3,61 días).

Respecto a estas cifras, CC OO ha advertido en un comunicado hay que abordar el “necesario” cambio estructural en el modelo turístico de España, con un empleo de calidad, formación, contratación indefinida y el pago de salarios acordes con sus beneficios e incremento de precios. El sindicato ha solicitado a la Administración una “especial” vigilancia para evitar que el impulso a la contratación indefinida que ha supuesto la reforma laboral se devalúe por las empresas intentando utilizar el contrato fijo discontinuo como “contrato a demanda”. Respecto a la hostelería, ha destacado que los cambios impulsados por la reforma laboral en materia de contratación están impactando positivamente en el modelo laboral del sector, ya que desde enero a agosto se han registrado en el SEPE 991.595 contratos indefinidos, frente a los 256.421 del mismo periodo de 2019.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Cristina Galindo

Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS