El Gobierno aprobará este jueves la bajada provisional del IVA de la luz del 21% al 10%

La iniciativa será temporal, durante el periodo en que se alargue el actual encarecimiento de la factura

La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.
La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera.CONGRESO / Europa Press

El Gobierno prevé llevar este jueves al Consejo de Ministros la bajada del IVA de la luz al 10%, frente al 21% actual, según ha avanzado la Cadena SER y confirman a este periódico fuentes del Ejecutivo. La idea es que sea una medida temporal, que se alargue durante el actual periodo de encarecimiento de la factura que, según apuntan diversos expertos, va a alargarse al menos este año.

La iniciativa se ha discutido y aprobado este lunes en la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios para llevarla al Consejo de Ministros extraordinario del jueves que debe acabar con la obligatoriedad de las mascarillas en espacios abiertos. El IVA se quedará en el 10% hasta fin de año para todos los consumidores con una potencia contratada hasta 10 kW, siempre que el precio medio mensual del mercado mayorista de electricidad esté por encima de los 45 euros por MWh. Para los consumidores vulnerables severos esta bajada al 10% se aplicará hasta final de año al margen de su potencia contratada y del precio de mercado. Y además se suspende el 7% del impuesto sobre la producción de energía eléctrica durante el tercer trimestre del año.

Los ministerios de Transición Ecológica y Hacienda ultiman estas medidas con independencia de las reformas estructurales que puedan adoptarse más adelante, dicen fuentes gubernamentales. Unidas Podemos ha presionado mucho en los últimos días para bajar estos impuestos. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ya abrió la posibilidad la semana pasada a una rebaja de los impuestos eléctricos “con carácter excepcional y provisional” para frenar la escalada del precio de la luz. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo que se estudiaría la medida con mucha calma, mientras que Economía tenía recelos, según fuentes del Ejecutivo.

Finamente ha sido Hacienda quien ha llevado la iniciativa a la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios, el corazón del Gobierno, y por tanto la ha hecho propia pese a los recelos del departamento que encabeza la vicepresidenta Nadia Calviño. Hasta el jueves habrá una intensa discusión por los detalles, pero la decisión política está tomada: la bajada del IVA de la luz será muy relevante. El Gobierno no ha logrado hasta ahora frenar las subidas del precio pese a las múltiples reformas del sistema eléctrico, y este asunto se ha convertido en un quebradero de cabeza muy importante para Sánchez y su equipo.

Calviño confirmó este mismo lunes que el Gobierno estudia “distintas medidas” para “aliviar” el encarecimiento del coste de generación de electricidad sobre la tarifa de la luz. Durante su intervención en un seminario en Santander, la vicepresidenta señaló que el Ejecutivo prevé reformas “estructurales” en el sistema eléctrico, pero también otras “de tipo coyuntural”, en línea con las aprobadas en otra ocasión con motivo de “subidas muy intensas” de precio. “Somos un Gobierno muy sensible y concienciado con la necesidad de proteger al consumidor y también a las empresas, sobre todo pymes y autónomos”, dijo la vicepresidenta segunda del Gobierno.

Los dirigentes de Unidas Podemos habían sido muy insistentes en las últimas semanas en la necesidad de llegar a un acuerdo para rebajar la factura de la luz. La formación que ahora encabeza Ione Belarra se había caracterizado en el pasado por criticar con dureza las subidas en los precios de la electricidad que ocurrieron durante el Gobierno del PP encabezado por Mariano Rajoy.

En el próximo recibo de la luz se van a juntar dos hechos que subirán los precios. Por un lado se pagará menos por potencia pero más por consumo, sobre todo en los horarios de mayor demanda. Es decir, pagarán más las familias que tienen más miembros, y pagarán menos las segundas residencias. Si bien la CNMC explica que el coste puede bajar siempre que se consuma más en las horas de menor demanda como la noche o el fin de semana.

Por otro lado, los precios mayoristas están registrando unas fuertes subidas. La Comisión Europea ha anunciado la retirada de derechos de emisión de CO2 tal y como le piden los partidos y asociaciones verdes. Y así se respaldó además en la última reunión de Lisboa. Eso encarece la emisión de CO2 y por tanto el gas, que paga esos derechos por la contaminación que genera y cuyo precio ya estaba aumentando de por sí debido a la recuperación económica. El precio mayorista de la luz, que es un tercio de la factura del consumidor doméstico, se forma según la demanda y el precio de oferta. Pero es la última tecnología que entra para cubrir la demanda, y por lo tanto la más cara, la que determina el precio. Y al ser la más cara, el gas es la forma de producción que está marcando los precios.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50