Matriculación vehículos

El PSOE registra una enmienda en el Senado para recuperar el alza en el impuesto de matriculación

El Congreso había anulado la subida fiscal contenida en el proyecto de ley de lucha contra el fraude que llega este jueves a la Cámara alta

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.Juan Carlos Hidalgo / EFe

El PSOE no quiere renunciar al alza en el impuesto de matriculación. Esta medida, que empezó a aplicarse el pasado 1 de enero, había sido tumbada a finales de mayo por el Congreso gracias a una enmienda presentada por el PDeCAT al proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal con el respaldo de PP, ERC, Ciudadanos, Vox y Grupo Mixto. Ahora, el partido de Pedro Sánchez ha registrado una nueva enmienda en el Senado, donde este jueves llega el proyecto de ley antifraude, para retomar la medida y revertir la anulación de la subida fiscal.

Más información

La enmienda del grupo socialista propone suprimir la disposición adicional quinta del proyecto de ley aprobada por el Congreso gracias a la enmienda del PDeCAT. “La actual configuración del IEDMT [Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte] ya responde no solo a la capacidad económica puesta de manifiesto en la matriculación de un medio de transporte, sino que atiende, asimismo, a consideraciones medioambientales”, señala el PSOE en la justificación de la enmienda. Y subraya cómo este impuesto fomenta la transición ecológica: “Establece los tipos impositivos en función de las emisiones de CO₂ primando la compra de vehículos menos contaminantes, mediante el establecimiento de un tipo impositivo cero para la matriculación de los vehículos cuyas emisiones sean inferiores a los 120 gramos CO₂/km, y graduando la tributación de los demás en función de sus emisiones”.

La subida fiscal en el impuesto de matriculación ―que se abona al adquirir un nuevo vehículo y se calcula en función de las emisiones― que había empezado a aplicarse a inicios de año se debe a la aplicación de la nueva normativa europea de medición de emisiones WLTP. Se trata de un sistema más severo que el anterior, que supone un aumento del valor de emisiones oficiales —se calculan en condiciones de conducción real, en lugar de en pruebas de laboratorio, como se venía haciendo anteriormente— y por ende implica que vehículos que ahora están exentos de pagar el gravamen o se encuentran en los baremos más bajos tengan que tributar más. El sector de la automoción había pedido aplazar su entrada en vigor ante el nefasto desempeño del mercado a causa de la pandemia, y alegando que la modificación supondría un golpe adicional con una subida del 5% en el precio de los vehículos.

La enmienda del PDeCAT aprobada por el Congreso implica modificar los tramos de aplicación del impuesto y volver a los baremos vigentes en 2020, ya que tiene como objetivo eliminar el impacto fiscal causado por el cambio en la medición de las emisiones para que la carga fiscal de cada vehículo siga inalterada. El texto de la enmienda subrayaba que países europeos como Francia o Portugal ya habían adoptado correctivos para evitar una subida fiscal debida a “una regulación técnica”.

El grupo parlamentario socialista ha registrado más enmiendas al proyecto de ley antifraude. Una de ellas va dirigida a mantener las ventajas fiscales de las herencias en vida (pactos sucesorios, alternativos a las herencias y donaciones) que contemplaba eliminar la nueva norma, y que ofrecen algunas comunidades (Galicia, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña y Baleares) al declarar las ganancias patrimoniales obtenidas por la venta de bienes transmitidos a través de esta fórmula. La propuesta implica que los beneficiarios conserven esta ventaja fiscal si mantienen los bienes durante al menos cinco años desde la firma del contrato o hasta el fallecimiento del donante, si este se produce en un plazo inferior.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50