PARO REGISTRADO

El mercado laboral cierra abril con 134.396 puestos de trabajo más y 39.012 desempleados menos

La cifra de trabajadores en ERTE se reduce hasta los 638.238 gracias a la relajación de las restricciones y al avance de la vacunación

Trabajadores de la construcción, este miércoles, en Toledo.
Trabajadores de la construcción, este miércoles, en Toledo.EFE

Aunque la pesadilla de la pandemia sigue constriñendo el mercado laboral 13 meses después de su irrupción, el último dato de paro registrado ofrece algo de alivio. El número de desempleados disminuyó en abril en 39.012 personas, hasta los 3.910.628 parados. Al mismo tiempo, la afiliación se incrementó en 134.396 nuevos cotizantes respecto al cómputo de marzo, con un total de 19.055.298 personas que estuvieron dadas de alta en la Seguridad Social de media durante el cuarto mes del año. La relajación de las restricciones y el avance en la vacunación se esconden detrás de este impulso.

“Son unos datos muy positivos y tenemos esperanza de que la recuperación continúe, siempre que vaya acompañada de una evolución positiva de la crisis sanitaria”, aseguró este miércoles el secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Joaquín Pérez Rey, tras la publicación de los datos por parte de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social.

In English

A pesar de que abril es tradicionalmente un buen mes para el empleo —tanto por factores estacionales como por la llegada del buen tiempo, y, sobre todo, por el tirón de la Semana Santa— la irrupción de la covid-19 en marzo de 2020 ha afectado directamente a las dos últimas festividades. De ahí las cautelas al establecer una comparativa anual representativa entre los dos últimos meses de abril.

“La prolongación de la crisis económica y laboral provoca que las variaciones interanuales se conviertan en difíciles de interpretar sin otros elementos de comparación”, señala Randstad Research, que para obtener una visión más completa utiliza los datos de febrero de 2020 —el último libre de coronavirus—, como contrapunto. “La cifra actual de 3,9 millones de parados es casi 665.000 personas superior a la de dicha fecha, por lo que la recuperación se atisba lejana aún”, concluye.

Según el dato publicado este miércoles, pese a la caída de desempleados respecto a marzo —la más alta en este mes desde 2012—, en abril de 2021 se registraron 79.425 parados más que hace un año, y eso que durante aquel mes la población española se encontraba confinada en sus domicilios. Del mismo modo, la cifra de afiliados ha crecido desde entonces en 596.631 personas.

El mercado laboral, sin embargo, mejoró durante el cuarto mes del año gracias a la creación de empleo en todas las ramas de actividad, especialmente servicios, con 99.404 trabajadores más. También sumaron la agricultura, ganadería y pesca (13.483), construcción (12.965) e industria (8.544). El Régimen de Autónomos, por su parte, alcanzó los 3.292.932 afiliados medios en abril, 15.431 más que el mes anterior (un 0,47% más).

La brecha de género entre hombres y mujeres sigue reflejando un mes más el abismo existente entre ambos: las mujeres siguen siendo mayoría (2.263.125) y representan el 57,8% de la cartera de desempleados, muy por encima de los hombres (1.647.503), el 42,2%. Y por distribución geográfica, Andalucía (984.497), Cataluña (497.185) y la Comunidad Valenciana (447.650) son los territorios que más parados concentran. Cataluña es la comunidad que más ha rebajado su cifra respecto a marzo (-8.715), por delante del País Vasco (-3.039).

MÁS INFORMACIÓN

A pesar de que existen medidas restrictivas todavía vigentes que limitan la movilidad —y siguen castigando al turismo—, e impiden el desempeño normal de gran parte de actividades, la flexibilización de algunas de ellas (como la ampliación de los horarios de apertura en la hostelería) y las sucesivas renovaciones del periodo de vigencia de los ERTE —que caducará el próximo 31 de mayo y cuya ampliación comenzarán a discutir hoy el Gobierno y los agentes sociales—, han oxigenado algunos negocios.

Menos ERTE

Según los datos ofrecidos por Seguridad Social, 638.283 personas se encontraban acogidas a un ERTE a 29 de abril, lo que supone un descenso respecto al mes anterior (36.621 menos que en el último día de marzo). El ministerio lo justifica con “la relajación de las restricciones administrativas para luchar contra la pandemia” y con “el avance de la campaña de vacunación”.

Si bien los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2021 situaban la cifra de parados en 3,6 millones, la diferencia con respecto al dato del paro que ofrece Trabajo se produce debido a las distintas metodologías que siguen ambos estudios. Aun así, el paro registrado por el Ministerio normalmente es más bajo que el de la EPA, pero en esta ocasión, según explicó Joaquín Pérez Rey, se está dando el efecto contrario, debido a que “gracias al gran esfuerzo de protección social desplegado por el Gobierno”, las personas han tenido que apuntarse a las oficinas de empleo para tener protección y eso ha elevado el paro registrado.

A la hora de valorar la cifra de parados que se desprende de las estadísticas ofrecidas por ambos ministerios, conviene recordar que aquellos trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o en reducción de jornada como consecuencia de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no son contabilizados como parados.

El que ha sido el salvavidas principal al que se han agarrado miles de negocios durante la pandemia empieza a dar muestras de agotamiento. Varias grandes empresas han presentado un ERE estas semanas, con un impacto que podría afectar a más de 35.000 trabajadores.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50