ERE

Calviño insta al Banco de España a que limite los ERE y los sueldos de los banqueros

Escrivá pide a las entidades que recuerden las ayudas recibidas del Estado y Díaz dice que “no son los tiempos de estos planteamientos”

La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
La vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.EFE

El Gobierno ha emprendido una ofensiva contra los despidos de CaixaBank y el BBVA anunciados esta semana. Tanto la parte socialista de la coalición como la de Unidas Podemos han ido subiendo el tono a medida que llegaban noticias de más ERE. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Nadia Calviño, afirmó este jueves que ha trasladado al Banco de España su preocupación sobre los sueldos y bonus de los altos ejecutivos de la banca, especialmente en un escenario de fuertes ajustes de plantilla del sector. “El Banco de España, como supervisor del sector, tiene un papel que jugar para encauzar este proceso de la manera más positiva desde el punto de vista de su impacto en la economía general de nuestro país”, dijo.

Respecto a los sueldos y los despidos, también apuntó: “Esta preocupación la hemos expresado al Banco de España y vamos a utilizar los instrumentos a nuestra disposición”. Recientemente el Banco Central Europeo (BCE) ha limitado la remuneración variable de los banqueros en paralelo a la restricción de los dividendos mientras dure la crisis de la pandemia.

Calviño fue directa. “Creo que los salarios y bonus de los ejecutivos bancarios deben estar alineados con la evolución del sector y la economía en su conjunto”, dijo en una videoconferencia con corresponsales extranjeros, según Bloomberg y Reuters.

En vídeo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, pide a Caixabank y BBVA que piensen en las ayudas públicas recibidas antes de recortar sus plantillas.(EFE)

Más información

Estas declaraciones suponen un paso más, señalando en esta ocasión al Banco de España, sobre el mensaje que ofreció el miércoles, cuando aseguró que hace años que el Gobierno había trasladado a los banqueros que fueran más imaginativos en las búsqueda de maneras de recuperar la rentabilidad del sector y que no solo se centraran en los recortes de empleo.

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha afirmado que entidades como CaixaBank y BBVA deberían tener en cuenta las ayudas públicas que recibieron en la anterior crisis antes de acometer un ERE.

También la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha recordado que su formación, Unidas Podemos, ya anticipó “hace meses” que la fusión de CaixaBank y Bankia conllevaba “riesgos” en cuanto al “empleo”. “Lamentablemente estos días se han dado a conocer”, ha afirmado este jueves en Bruselas. Antes de reunirse con el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, Díaz ha advertido de que “no son los tiempos de estos planteamientos”. “Todo el país y toda Europa está sufriendo. Y todo el mundo debe remar en la misma dirección, que es la del mantenimiento del empleo”, ha agregado.

“Los dirigentes de las instituciones financieras deben ser conscientes de hasta qué punto se ha protegido al sector para evitar males mayores. Y en esta situación esa reflexión me parece particularmente relevante”, ha subrayado el ministro Escrivá. “Esa reflexión debería inspirar cualquier decisión empresarial”, ha añadido.

El ministro confía en que estos ERE sean los últimos que se producen en el marco de un modelo antiguo de ajustes de empleo que debe transformarse y dar paso a mecanismos de flexibilidad interna inspirados en los actuales expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), tal y como está contemplado en el plan de recuperación.

Dichos mecanismos, ha subrayado, son más eficaces para abordar los procesos de transformación empresarial, más graduales y permiten reestructuraciones ordenadas en las que los vínculos con la empresa se mantienen. Además, sobre la próxima prórroga de los ERTE, Escrivá ha reiterado que los incentivos para la vuelta a la actividad estarán “particularmente presentes” en el diseño que se implementará a partir de junio.

Discreción con la reforma de las pensiones

Sobre la marcha de las negociaciones con los agentes sociales para reformar el sistema de pensiones, Escrivá no ha dado detalles de cómo avanza el proceso porque el compromiso asumido por las partes es el de mantener “discreción y confidencialidad” sobre el mismo. En este sentido, ha asegurado que le gustaría que las otras partes de la negociación también lo cumplieran. En todo caso, espera que pronto se pueda cerrar un acuerdo, porque se mantiene en su idea de aprobar la reforma de pensiones este año para que pueda aplicarse en 2022.

Sobre si ha limado sus discrepancias con Podemos en torno a esta negociación, Escrivá ha sido muy claro: “Yo negocio en nombre del Gobierno con los agentes sociales y con el Parlamento, esto es un hecho. Lo que está en el componente 30 del Plan de Recuperación representa la posición de todo el Gobierno y eso siempre ha sido así”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50