Zoetis

El ‘doctor’ de los animales que Pfizer dejó escapar

La afición por las mascotas impulsa las ventas de Zoetis, que en España está ampliando su centro farmacológico de producción de Olot

Laboratorio de I+D de Zoetis en Olot (Girona).
Laboratorio de I+D de Zoetis en Olot (Girona).

La salud humana es, sin duda, un tema de candente actualidad. La salud animal, pese a no vivir momentos tan agitados, también se ha convertido en esencial, “ya que entre un 70% y un 75% de las enfermedades infecciosas que se desarrollan en humanos tienen origen animal”, comenta Félix Hernáez-Ugarte, director general de Zoetis España y vicepresidente sénior del Sur de Europa. Un sector que conoce bien esta multinacional dedicada a la fabricación y comercialización de soluciones para la salud animal (medicamentos, vacunas, pruebas genéticas, de diagnóstico…) y creadora de la única vacuna para la covid-19 animal, sin comercializar de momento, pero usada de forma experimental en animales del zoo de San Diego (Estados Unidos).

Nació en 2013 a raíz de la escisión de la farmacéutica Pfizer, cuando esta decidió centrarse en la salud humana, y tras haber vendido un año antes su división de nutrición a la suiza ­Nestlé. Una escisión de la que podría haber sido la joya de la corona a la vista de su crecimiento en capitalización, así como en su sostenido incremento en su cifra de negocio.

Más información

“Para las farmacéuticas, la salud animal representa solo un 10% o 15% de su negocio. Salir de Pfizer era una forma de dar estabilidad a este negocio”, subraya. Desde entonces cotiza en el parqué de Nueva York. Partió con una capitalización de 13.000 millones de dólares (unos 9.500 millones de euros), una cifra que en la actualidad ronda los 77.500 millones de dólares (alrededor de 64.500 millones de euros). “Salimos al mercado con un valor de 26 dólares por acción (unos 22 euros) y ahora se sitúa en 165,6 dólares”, dice Hernáez-Ugarte para confirmar la buena acogida que ha tenido la compañía entre los inversores.

Zoetis, con más de 11.000 empleados y 27 plantas de producción en todo el mundo, se articula en dos grandes divisiones: los animales de compañía y los de producción (ganadería). Pese a que 2020 ha sido un año complicado, la multinacional norte­americana no parece haberse resentido, en general, en sus cifras de facturación. En el mundo sus ventas totales fueron de 5.645 millones de euros, un 9% más que en 2019, con un beneficio neto que alcanza los 1.385 millones de euros. Una cifra que tiene en los animales de compañía su motor de crecimiento: esa división ingresó 3.088 millones de euros, impulsada, sobre todo, por la tendencia actual por comprar o adoptar mascotas y el consecuente gasto para sus cuidados (vacunas, medicamentos…). “Las mascotas suponen el 55% de nuestra facturación mundial y la ganadería el 45%”, apunta el ejecutivo. “Tener animales en casa supone un mayor gasto en medicalización y en medidas preventivas como vacunas, antiparasitarios… para proteger a la vez a las personas con las que conviven. Las clínicas veterinarias son un sector en pleno crecimiento”, subraya el directivo.

Más información

Para crecer, Zoetis apuesta por la investigación y el desarrollo de nuevas herramientas y medicamentos o vacunas, para lo que invierte un 15% de su facturación. Pero también lo hace de forma inorgánica con la adquisición de empresas estratégicas en diversos campos. Su última compra, por 1.693 millones de euros, ha sido la norteamericana Abaxis, especialista en diagnóstico. Abaxis ocupaba el segundo puesto en un nicho donde no estaba la norteamericana y ahora la coloca como la única farmacéutica de salud animal que desarrolla esta vía de negocio. “Seguimos en búsqueda activa y nos gusta dar sorpresas. Las empresas en las que nos fijamos deben tener un crecimiento por encima de la media del sector”, concreta Hernáez-Ugarte.

Entre sus previsiones para 2021, la firma norteamericana espera crecer entre un 9% y un 11%. “Es importante que el beneficio aumente más que las ventas y estas lo hagan por encima del mercado”, señala. En España los ingresos de Zoetis han supuesto una caja de 94,73 millones de euros, lo que representa una caída del 3% respecto a 2019. “En mascotas hemos crecido, pero no así en ganadería, donde la crisis sanitaria nos ha impactado. Este sector lo ha pasado mal sobre todo por el cierre del canal Horeca y se ha notado”. Un dato que refleja cómo la ganadería, que es responsable de un 65% de la facturación, tiene todavía un gran valor en España. “España es el tercer productor mundial de cerdo y eso pesa”, argumenta el directivo. El porcentaje podría equilibrarse próximamente ante el incremento del número de mascotas en los hogares españoles, sobre todo desde el pasado año. De hecho, hay más de 13 millones de mascotas y sus cuidadores se gastan de media cada año unos 1.200 euros, según datos de la Red Española de Identificación de Animales de Compañía. En paralelo, las clínicas veterinarias también crecen. En 2019 se contabilizaron 6.228 centros en el país, casi 900 más que en 2018, que movieron más de 1.600 millones de euros.

Actualmente, la farmacéutica mantiene una cuota de mercado en España del 17% y cuenta solo con una planta de producción y un centro de I+D+i, en Olot (Girona). Considerada como un referente en investigación de vacunas para animales y en ofrecer soluciones a enfermedades como la gripe aviar o la peste porcina, desde 2019 y hasta 2022 desarrollará un plan de inversión de unos 45 millones de euros, de los que hasta ahora se han gastado unos 32. El objetivo es ampliar las instalaciones y su capacidad productiva en más del 60%, además de incrementar su plantilla, que pasaría de 250 trabajadores a 350.

Productos para exportar

De los 20 millones de unidades producidas en la actualidad, entre productos farmacológicos y biológicos, cuando esté completado el proyecto se elaborarán más de 34 millones en una planta que asume un perfil netamente exportador. El 98% de su producción se vende en 70 países, sobre todo en Brasil, Estados Unidos y Europa.

Otra de sus apuestas en España es el proyecto Ganadería en Femenino, que nació hace tres años para apoyar la labor de mujeres que trabajan en el sector ganadero, desde ganaderas y veterinarias hasta investigadoras o empresarias. El programa se basa en ofrecer formación en las áreas más demandadas; comunicación, para crear contenidos y creatividades, y por último en el reconocimiento, mediante la concesión anual de un premio para distinguir la trayectoria de estas mujeres. “Queremos ser el altavoz de lo que están haciendo”, concluye Hernáez-Ugarte.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50