Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Helvetia realiza la mayor compra de la historia del seguro en España al hacerse con Caser

El grupo suizo pagará 780 millones por el 70% de Caser y pasará de ser la número 28 a la séptima del sector

Vista de la sede social de Caser, en la Avenida de Burgos de Madrid, en el distrito de Fuencarral-El Pardo.Luis García
Vista de la sede social de Caser, en la Avenida de Burgos de Madrid, en el distrito de Fuencarral-El Pardo.Luis García

La cuarta aseguradora suiza, Helvetia, pagará 780 millones por el 70% de Caser, la número once del mercado español. La operación, la mayor del seguro español, supondrá que Bankia, CaixaBank, Abanca, la francesa Covea, BBVA, Cecabank y Sabadell venderán su participación con importantes plusvalías. Otros tres bancos socios, Liberbank, Ibercaja y Unicaja, se desprenderán de parte de sus acciones pero mantendrán el 30% restante y seguirán vendiendo los seguros. Helvetia paga un alto precio por saltar desde el puesto 28 al séptimo en España.

Helvetia ha hecho una gran apuesta por la economía española. Cuando cierre la compra de Caser, España será el segundo país más importante para el grupo suizo, sobrepasando a la filial alemana, Italia y Austria. El acuerdo, alcanzado alrededor de las tres de la madrugada del viernes, ha supuesto una valoración de Caser por encima de lo estipulado inicialmente. Las primeras estimaciones calculaban que el 100% de la firma de las antiguas cajas de ahorros podía valer entre 800 y 900 millones y al final se ha tasado en 1.115 millones.

Fuentes cercanas a la operación, que piden el anonimato, comentaron que los vendedores han aprovechado el gran interés demostrado por los suizos para hacerse con una firma 3,4 veces más grande: Helvetia tiene en España el 0,70% del mercado, tras protagonizar varias compras, frente al 2,36% de Caser, según los datos de ICEA (el servicio de estadísticas y estudios del sector asegurador) correspondientes al cierre de 2019. El grupo Caser facturó el año pasado 1.516 millones en primas de seguro directo, que aglutina las diferentes modalidades frente a los 449 millones en primas de Helvetia.

Los primeros pasos conocidos para la venta de Caser se remontan más de un año atrás y tuvo muchos pretendientes.La razón por la que la mayoría de los socios quería deshacerse de las acciones de Caser es que ya tienen acuerdos con otras aseguradoras. Además, la normativa bancaria penaliza —con consumo de capital— la participación relevante en el negocio asegurador. Además, el negocio bancario está muy difícil por los bajos tipos de interés y les interesaba ingresar plusvalías.

40 millones de plusvalías para Bankia

En el caso de Bankia cosechará más de 40 millones en plusvalías. Ibercaja ingresará 51 millones por la venta del 4,45% de Caser, reforzará su capital de máxima calidad CET1 fully-loaded en unos 22 puntos básicos y cobrará además una comisión fija “no revisable” de 70 millones por la venta de seguros. Para Unicaja el acuerdo con Helvetia le permitirá ingresar casi 47 millones. Liberbank recibirá unos 68,7 millones con esta desinversión parcial en Caser.

Helvetia declaró que espera potenciar “aún más” el negocio europeo y ampliará “considerablemente” la importante área de los seguros de no vida, es decir, hogar, coches y salud. En el mercado destacan, sobre todo, la importancia del seguro de hogar, que es el que mejor venden las oficinas bancarias.

Caser, con una plantilla de 4.300 personas, según la firma, cuenta con 19 residencias para mayores y cinco centros de atención hospitalaria. El comprador tiene 6.600 trabajadores en el mundo y un beneficio neto de 431 millones en 2018.

Helvetia también reconoció que la compra, que se cerrará el primer semestre del año, aporta mucha más capacidad de venta gracias a la red de oficinas de los tres bancos que se quedan en el capital: Unicaja (10%), Liberbank (9,99%) e Ibercaja (9,50%). Los tres han renovado su compromiso comercial para seguir vendiendo seguros de Caser.

Una vez que concluya la operación, prevista para el primer semestre de este año tras recibir la autorización de las autoridades de la Competencia, Helvetia no integrará las dos compañías. La razón, según la empresa, es que quiere seguir potenciando las dos marcas, por lo que seguirá con dos estructuras directivas y comerciales, y ambas dependerán directamente de Suiza.

Cuando concluya la operación, se creará un equipo de coordinación conjunto formado por miembros de Helvetia España y de Caser. Su tarea, según ha explicado la firma suiza, con sede en Sevilla, consistirá en coordinar las actividades conjuntas para aprovechar las sinergias. Los expertos consultados coinciden en que el reto será buscar las sinergias y poner en rentabilidad todos los negocios.

El final de la última creación de las cajas de ahorros

La crisis de las cajas acabó en 2012, pero la venta de Caser es su último coletazo. Caser, creada en 1942, fue un ejemplo de mutualización de un negocio que funcionó para las cajas de ahorros cuando eran ochenta —e incluso cuando fueron 42 entidades— hasta que llegó la crisis. Cada caja no podía crear una aseguradora por lo que fue una buena idea aglutinarse en una gran firma. Pero cuando las cajas se fusionaron y se convirtieron en bancos relevantes buscaron acuerdos con grandes firmas, Caser perdió su utilidad, excepto para Ibercaja, Unicaja y Liberbank. Lo mismo sucedió con la gestora de fondos Ahorro Corporación, con Lico Leasing o el banco de titulizaciones EBN, que se han vendido. Ahora la siguiente venta puede ser la del negocio asegurador del BBVA, que puede quedar en manos de Allianz. La valoración de Caser ha podido revalorizar el negocio del BBVA.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información