Vivienda

El precio de la vivienda bajará un 1,5% este año, según BBVA

Las caídas se atenuarán a lo largo de 2021 y las casas volverán a encarecerse en la segunda parte del año

Una mujer pasa por delante de un edificio con varios pisos en venta y alquiler en Sevilla, este lunes.
Una mujer pasa por delante de un edificio con varios pisos en venta y alquiler en Sevilla, este lunes.PACO PUENTES / EL PAÍS

Comprar una casa en España este año saldrá, en promedio, un 1,5% más barato que en 2019. Esa es la estimación que realiza BBVA Research en un informe sobre el mercado inmobiliario publicado este viernes. El departamento de análisis del banco calcula que la vivienda seguirá bajando de precio en los próximos meses, pero las caídas se irán atenuando conforme la economía se recupere del impacto de la pandemia. Hacia la segunda mitad de 2021, calcula que los precios volverán a la senda de la subida.

Según el citado informe, ninguna comunidad se libra este año de los descuentos, aunque son más intensos en aquellas comunidades que más dependen de segundas residencias y compradores extranjeros. No obstante, se sale de esa norma Baleares, que es el territorio donde menos van a retroceder los precios este año, con una caída inferior al 0,5%. Por debajo del 1% de bajada se sitúan también Madrid, La Rioja y Galicia. En el extremo opuesto, las casas en Murcia se van a abaratar más del 3,5%. Y en Aragón y Cantabria lo harán por encima del 2,5%.

“El deterioro del mercado laboral, de la renta de los hogares y la debilidad de la confianza de los hogares son algunas de las variables que explican la contracción del precio”, dice el informe, que añade que “se espera que la mayor parte de la corrección del precio de la vivienda provenga de la vivienda de segunda mano”. Como las incertidumbres derivadas de la pandemia no van a desaparecer en los próximos meses, asegura que “en 2021 es posible que se registre una caída del precio y de las ventas, pero tenderían a estabilizarse y es posible una recuperación hacia la segunda mitad del año”.

Pero no será esa la única consecuencia de la crisis para el sector. El análisis repasa la evolución de los visados para construir obra nueva y destaca que su recuperación es “más volátil” que la de los precios. En los nueve primeros meses del año se situaban un 23,6% por debajo del nivel de 2019 y en algunas comunidades como Madrid y Andalucía esa caída rondaba el 30%. Por ello, concluye que “la incertidumbre pasará factura a la actividad constructora” y apunta no solo al coronavirus, sino también a los posibles cambios en la normativa de alquiler, como factores que pueden lastrar la actividad promotora en 2021. El informe señala que “el escaso volumen de viviendas terminadas ha favorecido la reducción del stock de viviendas nuevas sin vender en los últimos años”, aunque señala que comunidades como La Rioja, Castilla La Mancha, Canarias, Comunidad Valenciana o Murcia siguen presentando volúmenes elevados de casas sin vender.

El informe también señala que la evolución de las hipotecas ha sido más favorable que la de las ventas. Ambas actividades se vieron seriamente comprometidas durante el primer estado de alarma, pero los préstamos cayeron menos entre marzo y julio que las transacciones totales. Tras el confinamiento, se recuperó el nivel normal del mercado; pero para BBVA no es momento de bajar la guardia todavía: “Habrá que estar atentos a los próximos meses para ver si esta recuperación se consolida o se debe al afloramiento de la demanda embalsada durante la primera oleada de la pandemia”, indica el estudio. A favor de la recuperación del mercado hipotecario juegan unos tipos de interés “en tasas relativamente reducidas”. Por último, destaca que hasta octubre un 46% del crédito solicitado en España en 2020 se referenciaba a tipos fijos, seis puntos porcentuales por encima del nivel medio del año pasado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50