Volvo se alía con Daimler para desarrollar camiones movidos por hidrógeno

La compañía sueca ha comprado un 50% de la división de pilas de la alemana por 600 millones de euros

Fábrica de ensamblaje de vehículos de Volvo.
Fábrica de ensamblaje de vehículos de Volvo.Europa Press

Las compañías automovilísticas siguen invirtiendo en su transición hacia energías más limpias. La última en hacerlo ha sido Volvo. La empresa sueca ha anunciado la compra de un 50% de Daimler Truck Fuell Cell, la división de la alemana Daimler dedicada al desarrollo de vehículos industriales pesados que se mueven con pila de hidrógeno. La operación supondrá un desembolso de 600 millones de euros, y está sujeta todavía a la aprobación de las autoridades de competencia, por lo que no se formalizará definitivamente al menos hasta mediados de 2021.

El acuerdo confirma las conversaciones preliminares anunciadas hace poco más de seis meses. “La ambición de ambos socios es crear una nueva compañía líder en el desarrollo de pilas de combustible, y contribuir así al mundo a dar un paso importante hacia un transporte sostenible y neutral para el clima para 2050”, señala el comunicado emitido por ambas compañías. Para ese año, la UE ha fijado el objetivo de una economía neutra en emisiones.

"En el futuro, el mundo estará impulsado por una combinación de vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible, junto con otros combustibles renovables. La formación de nuestra empresa conjunta de pilas de combustible es un paso importante en la configuración del mundo en el que queremos vivir ", afirmó Martin Lundstedt, presidente y director ejecutivo de Volvo Group. Los vehículos de hidrógeno no generan emisiones contaminantes y pueden repostar en minutos, pero sus precios y la falta de infraestructuras han supuesto hasta ahora un obstáculo para su crecimiento.

La nueva joint venture también se centrará en desarrollar sistemas eléctricos de almacenamiento de energía. Y pese al pacto, ambas seguirán compitiendo en otras áreas de negocio como la tecnología de los vehículos y la integración de los sistemas de pila de combustible en sus respectivos vehículos industriales.

El objetivo es a largo plazo: ambas empresas esperan comenzar con las pruebas de camiones con pilas de hidrógeno en unos tres años, y empezar la producción en serie durante la segunda mitad de esta década.

Se trata del segundo acuerdo firmado este año por Daimler para desarrollar vehículos limpios, después del firmado en mayo con Rolls Royce. Mientras que Volvo ha elegido entrar en ese mercado por la vía de las adquisiciones en lugar de empezar de cero.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50