La crisis del coronavirus

La recuperación del comercio minorista se estanca en julio por la ausencia de turistas

Las ventas se redujeron un 3,9% y retrocedieron más en las comunidades más dependientes de la llegada de extranjeros

Dos mujeres pasan ante el escaparate de una tienda en Madrid.
Dos mujeres pasan ante el escaparate de una tienda en Madrid.Ricardo Rubio / Europa Press

Tras los rebotes de mayo y junio, las ventas del comercio minorista se estancaron en julio, primer mes completo sin estado de alarma, en buena medida por la ausencia de turistas extranjeros. Restados los efectos estacionales y de calendario, los comercios españoles vendieron en julio un 3,9% menos que en el mismo mes de 2019, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La cifra es ocho décimas más alta que la registrada en junio, pero se aprecia cómo se aplana la recuperación experimentada en mayo y junio, tras las debacles de marzo y abril debidas al confinamiento. Sin embargo, en las comunidades más dependientes del turismo extranjero, como Baleares, Canarias o Cataluña, se nota la ausencia de esos consumidores y se registran fuertes caídas.

Desde marzo, el índice de comercio minorista es un ejemplo de la famosa V con que se pretenden describir el bache y la rápida recuperación económica debidos a la pandemia de coronavirus. Después de meses de transitar en una tasa positiva cercana al 2%, en marzo se hundió hasta el -14,5%, para ahondar la caída interanual en abril hasta el -31,6%. En los meses más duros del confinamiento, solo se podía salir a comprar al supermercado y las ventas del resto de artículos se redujeron al comercio electrónico. El índice rebotó con fuerza en mayo, hasta una tasa del -18,9%, y junio, hasta el -4,7%. Pero en julio la trayectoria ascendente se ha aplanado, dibujando algo parecido a una raíz cuadrada. Las ventas siguen un 3,9% por debajo de las de hace un año, tras haber registrado una subida mensual muy leve, del 1,1% respecto a junio. El impulso del confinamiento al comercio online se sigue notando y, pese a que en julio descendió un 25,7% respecto a junio, en términos interanuales crece un 19%.

La conclusión es que la nueva normalidad no ha conseguido devolver las ventas minoristas al nivel de antes de la pandemia y, en parte, se debe a la escasez de turistas extranjeros, que apenas llegaron con cuentagotas al país. Los rebrotes de contagios de covid-19 a partir de finales de julio, con las restricciones y recomendaciones negativas de los países europeos para los viajes a España no auguran un buen desempeño de las tiendas en agosto.

En julio se notó especialmente la falta de turistas extranjeros en las comunidades donde suelen concentrarse. El índice de ventas minoristas cayó un 14,8% en Baleares y un 13,2% en Canarias, las dos regiones más dependientes del visitante foráneo. También cayó con fuerza en Cataluña (-5,5%) y Andalucía (-5,1%). El empleo en el comercio en estas regiones también acusó la caída del turismo, con descensos de la ocupación del 11,4% en Baleares, del 5,8% en Canarias y del 4,3% en Andalucía. A escala nacional, la pérdida de empleo fue del 3,6% frente al mismo mes del año pasado, con todas las comunidades en negativo. Aragón (-0,9%), La Rioja (-1,4%) y País Vasco (-1,5%) registraron los menores descensos. La pérdida de empleos se notó más en las estaciones de servicio (-5,2%), por la escasa movilidad, y en las pequeñas cadenas (-8,2%).

Por el contrario, el comercio cosechó cifras positivas en las regiones del norte y del interior, a donde han acudido este año más veraneantes españoles que otros años, debido a la pandemia. Así, el índice creció un 2,1% en Asturias, un 1,9% en el País Vasco y La Rioja, un 0,8% en Castilla-La Mancha y un 0,5% en Galicia.

El efecto de la pandemia se deja sentir también en los artículos que se han comprado más. El equipo del hogar (electrodomésticos, muebles y artículos para acondicionar la casa) se vendió en julio un 6,1% más que un año antes. En el otro lado, se adquirió un 22% menos de equipo personal (ropa, fundamentalmente). La compra de alimentación bajó un 1,4%. También se registró un fuerte descenso de las ventas en estaciones de servicio, del 9,9%. La ausencia de turistas y el mantenimiento de muchos empleados en teletrabajo castigaron a las gasolineras, según el INE.

En cuanto a los formatos comerciales, las pequeñas cadenas resultaron especialmente penalizadas en julio, al sufrir un descenso de ventas del 11,2%, frente a un 3,5% de las tiendas unilocalizadas y un 1,1% de las grandes superficies. Solo las grandes cadenas vendieron más en julio que 12 meses antes, un leve 0,6% de aumento.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50