Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola acusa a Siemens Gamesa de puentear al Consejo de Administración

El CEO de la compañía fusionada, Markus Tacke tiene capacidad para despedir hasta 1150 empleados sin comunicarlo

Los abogados que representan a Siemens Gamesa, escuchan al CEO, el alemán Markus Tacke.
Los abogados que representan a Siemens Gamesa, escuchan al CEO, el alemán Markus Tacke. EFE

Poder razonable del CEO o ninguneo al Consejo de Administración. El Juzgado de lo Mercantil 2 de Bilbao tiene que dilucidar esa cuestión en los próximos días. Iberdrola y Siemens Gamesa discuten en ese foro si 500 millones para las inversiones terrestres y mil en el caso de la eólica marina son un tope razonable para que por debajo de esas cifras de gasto sea el CEO de la firma el que tenga capacidad de resolución. Consecuencia: los miembros del Consejo de Administración, en el que también están representados los accionistas minoritarios, incluido Iberdrola con el 8%, no se enteran de esas inversiones estratégicas hasta que superan esas cantidades. 

Los abogados de Iberdrola y de Siemens Gamesa llevan enfrentados desde que la multinacional alemana decidiera traspasar todo su negocio energético, incluido su 59%, a la sociedad de nuevo cuño, Siemens Energy, que cotizará en Bolsa el año que viene. Su consejero delegado será Michael Sen, actual consejero dominical en Gamesa representando a Siemens. Iberdrola cree que la reestructuración afecta a los contratos estratégicos de Gamesa, dando una posición de ventaja a la alemana.

A preguntas de los abogados de Iberdrola, del bufete Pérez Llorca, el CEO de la firma alemana, Markus Tacke ha admitido que tiene capacidad para tomar decisiones de calado, directamente y sin contar con el respaldo del consejo con esos límites dinerarios. Pero además podría realizar un ajuste de plantilla de hasta 1.150 personas sin comunicarlo al Consejo, el 5 % sobre la plantilla total, integrada por 24.550 trabajadores. Los consejeros de Siemens Gamesa se enteraron prácticamente por la prensa del reciente anuncio de 600 despidos en la compañía. En los últimos cinco años solo ha habido un proyecto de inversión de más de 500 millones en la firma que resultó de la fusión de Gamesa y Siemens. El perito de Iberdrola, Eduardo Saura, ha argumentado en la vista en Bilbao que Vestas, líder mundial en eólica, comunica operaciones a partir de 10 millones de euros.

Uno de los peritos propuesto por Siemens Gamesa, David Aliaga, ha explicado que hacer partícipe de los contratos más pequeños al Consejo de Administración podría "colapsar la compañía". Tras justificar que el consejero delegado tenga un amplio margen de decisión, ha argumentado que las medias de las operaciones en la compañía oscilan entre 150 y 250 millones en eólica terrestre y superan los 500 en el caso de la off shore.

los abogados de Iberdrola han puesto un ejemplo gráfico para demostrar que el CEO tiene un poder muy elevado: "Tacke tiene capacidad para clausurar los centros de trabajo del País Vasco sin pasar la decisión por el Consejo de administración". La pérdida de peso de Iberdrola con esa reorganización y la pérdida de influencia del Gobierno vasco preocupan sobre todo después de que la fusión se vendiera como una operación en la que Euskadi y la empresa vasca salían ganando. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >