Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica recorta un 37% el dividendo de su filial alemana

La operadora empleará esos fondos en su nueva red móvil de 5G que desplegarán Huawei y Nokia

Una tienda de O2 (Telefónica Deutschland) en Berlín.
Una tienda de O2 (Telefónica Deutschland) en Berlín.

Telefónica Deutschland, filial de la española Telefónica, anunció este miércoles que reducirá el reparto de dividendo a 0,17 euros por acción a cuenta de los resultados del ejercicio 2019, lo que supone un 37%  menos respecto a los 0,27 euros abonados el año anterior, debido a las elevadas inversiones para la ampliación de redes en la telefonía móvil 5G.

La compañía, que aprovechó el Día del Inversor para publicar sus nuevos objetivos a medio plazo, espera un crecimiento acumulado de la facturación de, como mínimo, un 5% en los años 2020-2022 con una mejora del margen de rentabilidad continua. En 2019, los ingresos serán muy similares a los de 2018, así como el beneficio operativo. También prevé una cuota de inversiones de entre el 17 y el 18 % en 2020 y 2021, aunque señaló que a partir de 2022 los gastos se normalizarán. Pese a que los mercados acogieron en el inicio de la sesión la noticia con caídas del 4% para la filial alemana, al final su cotización solo cedió un 0,96%. 

Para el desarrollo de la telefonía móvil, Telefónica Deutschland contratará  a partes iguales a la finlandesa Nokia y a la china Huawei para que amplien sus redes de acceso 5G (Radio Access Network), con la condición de que consigan una certificación de seguridad  de la tecnología y las empresas de acuerdo a las disposiciones legales en Alemania, para evitar cualquier problema legal por el veto estadounidense a los equipos de la compañía china.

En este sentido, Telefónica Deutschland, que opera bajo la marca O2, ha anunciado una inversión adicional en los próximos dos años en la expansión de sus redes con el objetivo de acelerar su crecimiento, que según cálculos de los analistas podría rondar los 600 millones de euros, y que incluirá el lanzamiento de su red 5G en cinco ciudades del país en 2020.

Despliegue del 5G

"Con la nueva década y el lanzamiento de la tecnología 5G entramos en una fase de crecimiento. Incrementamos la inversión para capturar cuota de mercado, especialmente en las zonas rurales y en el segmento empresas, apoyados en una infraestructura de redes móviles y fijas de alta capacidad", ha remarcado el consejero delegado de Telefónica Deutschland, Markus Haas, en un comunicado.

La nueva apuesta inversora de Telefónica en Alemania se enmarca en el plan de acción anunciado a finales de noviembre por el grupo de telecomunicaciones, en el que la compañía centra su foco en sus cuatro mercados principales España, Brasil, Reino Unido y Alemania, que concentran el 63% del total accesos de al compañía y el 80% de ingresos, resultado bruto de explotación (Oibda) y flujo de caja operativo (OpCF). 

De esta manera, la compañía priorizará el grueso de sus inversiones en estos cuatro países, mejorando la oferta y los servicios que ofrece a los clientes en unas regiones que considera tienen "potencial de crecimiento" en esta nueva fase. Además, en ellas apostará por invertir en la modernización y despliegue de la red, así como en la digitalización de la compañía, que permita mejorar el servicio y la atención a los clientes y capturar eficiencias.

La operadora alemana destacó que la inversión irá destinada a acelerar su programa de expansión de su red móvil tanto en zonas rurales y como urbanas a partir de 2020, asegurando así que millones de alemanes puedan acceder a una mejor red y comenzar la era del 5G. En concreto, en las ciudades tiene el foco puesto en la densificación y en el aumento de la capacidad de la red 4G, así como en el inicio del despliegue del 5G en el primer trimestre de 2020, con el objetivo de que sus clientes puedan beneficiarse de esta nueva tecnología el próximo año.

La expansión del 5G comenzará en las cinco mayores ciudades alemanas, Berlín, Hamburgo, Múnich, Colonia y Frankfurt, y debería completarse en su mayor parte finales de 2021. Además, calcula que a finales de 2022 un total de 30 ciudades con 16 millones de habitantes tendrán acceso a la nueva tecnología móvil.

La multinacional se une al objetivo de cero emisiones en 2050

El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, en la COP25.
El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, en la COP25. EFE

Telefónica como otras multinacionales se ha marcado como reto ser en 2050 una compañía neutra en emisiones de dióxido de carbono, según lo anunció este miércoles el consejero delegado de la multinacional, Ángel Vilá, en el marco de la Cumbre del Clima CUP25, que tiene a Telefónica entre sus principales patrocinadores.

"En Telefónica somos conscientes de la urgencia de reducir las emisiones de CO2, y por esta razón hoy reforzamos nuestros compromisos", explicó el consejero delegado, para quien "las empresas que no asuman su responsabilidad en este nuevo mundo dejarán de ser relevantes a corto plazo", dijo Vilá.

La operadora pretende disminuir a la mitad las emisiones de CO2 en 2025 y un 70% en 2030, para conseguir ser neutra en carbono en 2050. Reducir en un 85% el consumo de energía por unidad de tráfico de datos en 2025 y lograr que el 85% del consumo de electricidad sea renovable en 2025 y el 100% en 2030 son otros dos deberes que se ha puesto el grupo que preside José María Álvarez-Pallete.

La lista de los cinco objetivos marcados se completa con la reducción en un 30% por euro comprado las emisiones de CO2 de la cadena de suministro de Telefónica en 2025 y evitar 10 toneladas de CO2 por cada tonelada que emita el grupo en 2025.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >