Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander comienza este lunes a negociar con los sindicatos el ERE

El ajuste laboral, tras la absorción del Popular, puede suponer la salida de 3.000 empleados y el cierre de 1.000 sucursales

banco santander ere
El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez. EFE

Banco Santander y los sindicatos comenzarán este lunes a negociar un expediente de regulación de empleo (ERE) que se llevará a cabo a lo largo de este año. Aunque la entidad no ha facilitado cifras exactas, los sindicatos calculan que el ERE podría afectar a 3.000 trabajadores y provocar el cierre de entre 1.000 y 1.200 oficinas, una clausura que ya ha comenzado y que en mayo y junio puede superar las 80 sucursales, informa Efe.

El consejero delegado de la compañía, José Antonio Álvarez, afirmó la semana pasada que van “con el mejor ánimo para que el proceso dure el menor tiempo posible”, pero no ha hecho público tampoco el objetivo de esta reducción de empleo. “Tenemos planes pero no los vamos a decir”. “Dependerá de las negociaciones”, dijo el directivo en rueda de prensa tras la presentación de los resultados del primer trimestre, en el que la entidad ganó un 10% menos que en el mismo periodo del año anterior.

No obstante, en esta cita no se prevé que el banco presidido por Ana Botín ofrezca detalles acerca del número de oficinas ni de empleados que se verán afectados, por lo que en principio la convocatoria servirá solo para exponer a los sindicatos la necesidad de acometer el proceso de reestructuración, informa Europa Press citando fuentes sindicales.

Protocolo de Fusión

Los más de 30.000 empleados de Banco Santander en España confían en que el banco respetará el Protocolo de Fusión firmado el pasado mes de noviembre tras la absorción del Popular a la hora de ejecutar el ERE, que recoge que la entidad se compromete a no recurrir a los artículos de movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo y despido colectivo del Estatuto de los Trabajadores sin previo proceso de diálogo y participación sindical.

De este modo, el Santander renuncia de forma expresa a la toma de medidas traumáticas en procesos de reorganización por la absorción del Popular. “La diferencia entre este ERE y el de otros bancos es que nosotros hemos firmado un protocolo de fusión; el escenario que descontamos es que respete”, indicaron fuentes sindicales a Europa Press, que aseguran que el Santander “siempre ha sido flexible” en el marco de las relaciones e interlocuciones con los representantes de los trabajadores.

Así, respecto al diseño de las condiciones, los sindicatos esperan que se busque un ajuste parecido al último ERE, aunque reconocen la dificultad, por ejemplo, de fomentar las prejubilaciones, ya que queda “poca” masa laboral con edades avanzadas.

Según el mapa de sucursales, Galicia podría ser unas de las zonas en las que mayor impacto tendrá el ERE, aunque también es probable que la escasez de red del Santander en el norte de España limite estas sinergias. Así, las oficinas urbanas, como en Madrid y Barcelona, seguramente serán las más damnificadas dada su elevada concentración, en detrimento de la red rural.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >