Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia multa a Google con 50 millones de euros por falta de transparencia

El usuario no conoce el "alcance real" de las operaciones que permiten personalizar los anuncios, según el organismo sancionador

Logo de la tecnológica Google en una conferencia en China. En vídeo, Francia multa a Google con 50 millones de euros por "falta de transparencia".

Google ha sido multada en Francia con 50 millones de euros por "falta de transparencia, información incorrecta y ausencia de consentimiento válido en la publicidad personalizada", anunció este lunes la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), el organismo francés encargado de velar por la protección de datos.

La CNIL es la primera instancia europea de regulación que sanciona a una plataforma mundial de Internet sobre la base del nuevo reglamento europeo de protección de datos (RGPD) que entró en vigor el 25 de mayo. La decisión de imponer una multa tan alta se debe, explicó la CNIL, a la “gravedad de las violaciones observadas en los principios de la protección de datos: transparencia, información y consentimiento”.

Google dijo que analizará la decisión para determinar cuáles serán sus "siguientes pasos" y defendió su compromiso para alcanzar los "altos estándares de transparencia y control" que los usuarios esperan de la empresa, informa Efe. “Estamos muy comprometidos con alcanzar estas expectativas y los requisitos de consentimiento del RGPD”, aseguró la multinacional.

La CNIL estudió el caso a petición de dos organizaciones: la austriaca None Of Your Business (NOYB), que presentó una denuncia contra Android, el sistema operativo de Google, y La Quadrature du Net (LQDN). Esta asociación francesa había presentado ante el organismo 12.000 firmas en apoyo a sus demandas contra las empresas Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft.

Conforme a las reglas establecidas por el RGPD, que prevé que la investigación de un caso quede en manos del organismo protector de datos del país donde la empresa demandada tenga su “centro de actividades”, bajo el principio de “ventanilla única”, la CNIL delegó en sus colegas irlandeses las demandas contra Apple, Facebook y Microsoft; y en los luxemburgueses el de Amazon, ya que es allí donde el gigante estadounidense centra sus actividades en el seno de la Unión Europea, explica LQDN. Sin embargo, en el caso de Google, la CNIL decidió actuar al considerar que, si bien su sede europea está en Irlanda, “no se considera que Google dispusiera de una institución principal en la UE”, lo que le permitía actuar, señala el organismo.

Según la CNIL, las irregularidades detectadas en la multinacional estadounidense "dejan a los usuarios sin sus garantías esenciales, ya que practica operaciones que pueden revelar importantes partes de la vida privada”. Aunque reconoce que Google ha dado algunos pasos, como la presentación de herramientas de configuración, considera que estas no bastan.

“No negamos que Google informe” al usuario que abre una cuenta sobre lo que se hará con sus datos, dijo a la agencia France Presse el director de protección de datos y de sanciones de la CNIL, Mathias Moulin. “Pero la información no es fácilmente accesible, está diseminada en diferentes documentos” que el internauta no acaba consultando nunca. “A veces hay que hacer hasta cinco clics para acceder a una información”, destacó Moulin como muestra de esa falta de información “clara y comprensible” que se reclama a Google.

Celebración de los dos demandantes

“Nos satisface enormemente que por primera vez, una autoridad de protección de datos europea use las posibilidades del RGPD para castigar violaciones claras de la ley”, dijo el presidente de NOYB, Max Schrems. “Es importante que las autoridades dejen claro que limitarse a asegurar que se cumplen las normas no es suficiente”, agregó. La francesa también celebró la multa y que la CNIL haya frustrado el “intento de fuga” de Google, que a partir de este martes se establecerá claramente en Irlanda. Aun así, consideró la sanción insuficiente. “Queremos que la CNIL reconozca que nuestro consentimiento solo es válido si es dado libremente. Y que explique claramente que Google no puede obligarnos a aceptar su publicidad dirigida para poder utilizar sus servicios”, subrayó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información