Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los pensionistas recibirán en febrero una paguilla media de 13 euros para compensar la inflación

El desembolso total ascenderá a unos 107 millones de euros, según ha explicado el Ministerio de Trabajo

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, durante la presentación de los Presupuestos de su departamento. En vídeo, la ministra confirma que los pensionistas recibirán "la paguilla" en febrero.

El Ministerio de Trabajo ha anunciado este jueves que la paga compensatoria por el desvío del 0,1% en la inflación ascenderá a unos 13 euros de media por pensión. Esta paguilla se abonará en una sola vez en febrero. Y si el pensionista quiere conocer con exactitud cuánto subirá su prestación, tendrá que calcular el 0,1% de la pensión anual.

Las pensiones se subieron en 2018 un 1,6%. Sin embargo, la inflación media entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018 alcanzó el 1,68%. Con el redondeo se dejó en el 1,7%, y para resarcir esa diferencia del 0,1% se desembolsarán en total 107 millones de euros, según ha explicado el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. En consecuencia, la pensión en 2018 habrá subido un 1,7%, y no un 1,6% como se recogía inicialmente en los Presupuestos de 2018. 

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha presentado este jueves sus cuentas para 2019. En ellas se recoge un incremento en el presupuesto de la Seguridad Social del 6,7% hasta los 151.492 millones de euros. Con estos dineros se sufragan las pensiones, la incapacidad temporal, los permisos de maternidad y paternidad, entre otras —quedan excluidas las pensiones de los funcionarios conocidas como clases pasivas. La partida aumenta por las revalorizaciones, la entrada de nuevos pensionistas con carreras de cotización mejores y por tanto prestaciones más altas o el alargamiento a ocho semanas del permiso de paternidad.

Los ingresos por cotizaciones crecerán un 7,5% hasta los 123.584 millones. Este incremento, cifrado en unos 8.600 millones, se justifica en parte por las subidas de cotizaciones: se elevan las máximas un 7%, las mínimas un 22,3% en proporción al incremento del salario mínimo, las de los autónomos y las de las empleadas del hogar. También se incluyen las cotizaciones de las cuidadoras no profesionales o el aumento de las bases de los subsidios por desempleo del 100% al 125% del salario mínimo.

La recaudación engorda, además, por el crecimiento del empleo y de los salarios. El cuadro macro de los Presupuestos estima un aumento de la ocupación del 1,8%, esto es, algo por encima de los 300.000 puestos de trabajo. Y prevé un alza de los salarios del 2,1%.

Como consecuencia de estos ingresos y gastos, el déficit esperado en la Seguridad Social se situará otra vez en el entorno de los 18.000 millones de euros, una cifra similar a la de los dos años precedentes. En cambio, en relación al PIB descenderá levemente hasta el 1,49%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >