Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft se hace con el trono mundial de las Bolsas en 2018 tras ocho años de reinado de Apple

Las compañías tecnológicas se disputan la hegemonía mundial de los mercados financieros

Las tecnológicas dominan el mundo de la Bolsa desde hace más de un lustro. Cada año se sitúan en los primeros puestos de las empresas más valiosas del planeta. En 2018 su poder se consolidó. Sin embargo, con un vuelco: Apple ha perdido el trono. Por primera vez en ocho años no es la cotizada más valiosa del mundo. Ha sido superada por Microsoft, con un impulso renovado. Lo que no ha cambiado, ni siquiera la guerra comercial que ha marcado el año, es la nacionalidad del poder económico: la lista de las 50 mayores cotizadas del mundo está dominada claramente por EE UU y por un puñado de gigantes chinos.

Oficinas de Microsoft en la ciudad de Los Ángeles
Oficinas de Microsoft en la ciudad de Los Ángeles REUTERS

El año bursátil que terminó el lunes no fue un curso apto para corazones débiles. La Bolsa de Estados Unidos ha dado bandazos hasta el último momento. Wall Street se colgó en agosto la medalla por la mayor racha alcista de su historia. Pero eso no ha impedido varias jornadas de sacudidas, en especial en diciembre. El último mes del año fue aciago y encerró en solo 48 horas la peor jornada bursátil para una Nochebuena (bajó repentinamente el 2,9%), seguida de la mayor subida para una sesión postnavideña de su historia, con un rebote de casi el 5% el 26 de diciembre.

El balance del año, en todo caso, es negativo se mire donde se mire: en Estados Unidos, el Dow Jones y el S&P500 terminaron valiendo cerca del 6% menos que en 2017; en Europa el golpe es mayor, con bajadas del 14,3% en el Eurostoxx; de casi el 15% en Madrid (en su peor año desde 2010); el 12,5% en Londres y del 18% en Fráncfort. El parqué de Tokio se ha dejado un 12% en el año, y el de Hong Kong, el 13,6%.

A pesar de las turbulencias, el poder imbatible de las tecnológicas sigue ahí. De las 10 mayores compañías del mundo por valor en Bolsa, ocho están unidas a Internet o los aparatos electrónicos. Lidera Microsoft, que escala del tercer puesto de 2017 al trono (subió en 2018 un 17% y vale en Bolsa más de 686.000 millones de euros), seguida de Apple (casi 654.000 millones, tras caer más del 7%); Amazon se cuela en el podio con un valor de 642.000 millones, tras un impulso de más del 26% y Google (ha terminado casi igual, en 632.000 millones). Todas tienen una capitalización estratosférica. Y ahora bastante cercana. Porque Apple ya no reina muy por encima de las demás.

Se cuela, en la quinta posición, Berkshire Hathaway, la firma de inversión del oráculo bursátil Warren Buffett, otro clásico del poder financiero mundial, que gana dos puestos. Y después, más tecnología: Facebook, la red social, se queda con el séptimo puesto tras ser superada por el gigante chino Tencent. La firma de Zuckerberg pierde un puesto respecto a 2017, tras un año convulso lleno de acusaciones sobre el uso irregular de los datos que le han hecho caer cerca del 24,5% en Bolsa en 2018. Justo después aparece el otro cíclope chino: el gran bazar de venta online Alibaba. Las dos compañías chinas consolidan su puesto entre las 10 primeras.

Pese a su poder bursátil, tampoco las tecnológicas han tenido un año tranquilo. Los altibajos y la pelea por dominar el mercado ha marcado el 2018. Arrancó con Apple como líder indiscutible. Y el 2 de agosto se convirtió en la primera compañía cotizada en Wall Street que alcanzaba una valoración bursátil de un billón de dólares —861.220 millones de euros—. Solo otra empresa en el mundo lo había logrado: PetroChina consiguió esa marca hace una década en la Bolsa de Shanghái. Pero aquello quedó hace tiempo en agua de borrajas.

Al hito de Apple, le siguió el 4 de septiembre el de Amazon: también superó el billón de dólares en Bolsa. Sin embargo, las dos firmas parecieron caer en la maldición de la cifra redonda. Se desinflaron las siguientes semanas. Apple presentó en noviembre unas cuentas récord para el ejercicio: ganó 52.500 millones de euros, más que nunca. Pero nada ha impedido que, como Amazon, baje el pistón en la recta final del año. En parte, porque para ambas los analistas realizaron previsiones de crecimiento a corto y medio plazo más moderadas.

Por el camino, la que ha resurgido es Microsoft. Ha vuelto a subir a los altares. Justo al terminar noviembre, superó a Apple por primera vez desde 2010 como la cotizada más valiosa del mundo. De la mano de su consejero delegado Satya Nadella, los servicios de gestión de datos y programas en la nube le han devuelto a la cresta de la ola.

Estados Unidos, dominante

La fotografía que dejó el curso de la Bolsa tras terminar 2018 se parece bastante por nacionalidad al de 2017. La pelea arancelaria entre Estados Unidos y China ha marcado la economía mundial y la lista de riesgos comerciales. Pero en Bolsa, de momento, no ha supuesto vuelco alguno. De las 50 empresas más valiosas del mundo, 31 son de Estados Unidos (en 2017 eran 30). Y tiene ocho entre las 10 primeras. Por su parte, China, Taiwán y Hong Kong colocan nueve entre las 50 más valiosas del globo. Y Suiza, el gran representante europeo, vuelve a conseguir posicionar tres.

Si el mundo es distinto ahora al de hace una década, tras el shock de la Gran recesión, en la Bolsa se ha vivido un verdadero terremoto. La lista de las empresas cotizadas más valiosas del planeta muy poco tiene que ver con el de 2008. Diez años atrás, el petróleo y las finanzas dominaban los parqués.

Petrochina era la gran vencedora, con una cotización de más de 714.000 millones de dólares. Los primeros puestos los dominaban la energía y los bancos: entre las diez mejores posiciones estaban la estadounidense Exxon Mobil, General Electric (ahora en el puesto 174), Gazprom, Royal Duch y Petrobras (ahora ha caído al 110). También el banco chino ICBC despuntaba en el puesto cinco y Bank of China en el 22.

La primera tecnológica de la lista de 2008 era Microsoft, en la octava posición. Google no hacía aparición hasta el puesto 16. Amazon estaba en escalón el 189, muy por debajo de Nokia, que entonces boxeaba entre los pesos pesados, con un digno puesto 34, frente al 387 que ocupaba en 2018. Alibaba y Facebook no cotizaban. La Bolsa cambia muy deprisa y una década es ahora mucho tiempo en los mercados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información