Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr tendrá que devolver 225 millones por anticipos de las obras del Canal de Panamá

La decisión de la Corte Internacional de Comercio de Miami no afecta a los cinco laudos en los que el consorcio, en el que participa la constructora española, reclama 3.200 millones

La Cámara Internacional de Comercio (ICC) de Miami dictaminó este miércoles que el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), del que Sacyr es accionista mayoritario, tendrá que devolver un total de 547,96 millones de dólares (482 millones de euros) a Panamá por el anticipo que recibió de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) a principios de 2009 para comenzar las obras de ejecución del proyecto del Tercer Juego de Esclusas del Canal de Panamá. La constructora española tendrá que pagar 225 millones de esa cantidad. Quedan pendientes otros 290 millones de anticipos cuya resolución está prevista para el próximo marzo en un juzgado de Londres.

Panorámica de la esclusa de Cocolí en Ciudad de Panamá.
Panorámica de la esclusa de Cocolí en Ciudad de Panamá.

El consorcio GUPC anunció este miércoles que respeta el laudo arbitral, el cual no afecta al resto de procesos en curso (un total de cinco). En estas, el consorcio reclama al Estado de Panamá 3.600 millones de dólares (3.200 millones de euros) por sobrecoste de las obras. Del total que debe devolver el consorcio, a Sacyr le corresponde el 41% (225 millones), mientras el resto corresponde a sus socios Impregilo, Jan de Nul y la local Constructora Urbana.

GUPC solicitó en enero de 2017 un arbitraje para determinar de forma inequívoca que la devolución de estos anticipos se debía producir a la vez que se resolvieran los laudos de los arbitrajes técnicos por los sobrecostes. Estos deberán dictar qué parte es la responsable de los costes imprevistos que surgieron a lo largo del proyecto. A criterio de GUPC, ese es el espíritu del acuerdo firmado en 2014, aunque el documento fijara como fecha tentativa devolver los anticipos junio de 2018. Entonces todas las partes estaban convencidas de que ese era un plazo razonable para resolver todas las resoluciones pendientes.

Retrasos en los laudos

Pero la realidad es que, debido a la complejidad de los arbitrajes, los procesos están llevando más tiempo del previsto en un inicio. Fuentes del consorcio recuerdan que el tercer juego de esclusas del canal lleva operativo desde junio de 2016 y genera ingresos para ACP y el Estado de Panamá.

Para hacer frente a las obligaciones financieras puntuales que el laudo ha establecido, Sacyr firmó un crédito sindicado de 225 millones de euros por un periodo de cinco años, con dos de carencia, que permitirá afrontar la devolución de la parte de los anticipos que le corresponden. Esta operación se hace de forma independiente a la evolución de los negocios de Sacyr. La compañía tiene previsto amortizar el préstamo concedido conforme se vaya produciendo el desenlace final de los diversos arbitrajes existentes, en los que espera una solución favorable a sus intereses. En caso de no ganar, tendrá que hacer frente a los pagos buscando una nueva financiación.

El laudo resuelto este miércoles también establece que la ACP debe abonar a GUPC los gastos de mantenimiento no abonados hasta la fecha, por valor de 36 millones de dólares más los intereses.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >