Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nissan cesa a Carlos Ghosn como presidente tras su detención por fraude fiscal

El todavía presidente de Renault y Mitsubishi fue arrestado este lunes en Japón acusado de ocultar dinero al fisco y de uso indebido de fondos corporativos

El presidente de Nissan cesado este jueves, Carlos Ghosn, en mayo de 2012 en una rueda de prensa en Tokio.
El presidente de Nissan cesado este jueves, Carlos Ghosn, en mayo de 2012 en una rueda de prensa en Tokio. AFP

El Consejo de Administración de la marca japonesa Nissan ha aprobado este jueves el cese como presidente de Carlos Ghosn después de que este fuese detenido este lunes en Japón acusado de ocultar dinero al fisco y de uso indebido de fondos corporativos. Tanto Nissan como Mitsubishi, la otra marca japonesa del grupo —la tercera es la francesa Renault—, ya habían anunciado esta semana que en los próximos días despojarían de sus cargos a Ghosn, nacido en Brasil y de 64 añosLa junta directiva de la empresa, de la que forma parte el propio Ghosn, ha aprobado su destitución en una reunión extraordinaria convocada en la sede de Nissan Motor en Yokohama (Japón). La decisión debe ser ratificada por los accionistas del segundo mayor fabricante nipón de vehículos. Además, el consejo ha votado a favor de reemplazar  como director representante de la empresa a Greg Kelly, también envuelto en el escándalo.

Este martes el Gobierno francés también pidió su relevo como director ejecutivo del fabricante de coches Renault. "[Carlos Ghosn] no está en condiciones de dirigir el grupo", dijo hace dos días a la cadena France Info el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire. Las palabras de Le Maire tienen un peso decisivo en el futuro, ahora incierto, de la alianza que Ghosn creó entre Renault, Nissan y Mitsubishi. El Estado francés es el primer accionista de Renault, que es el primer accionista de Nissan, que a su vez es el primer accionista de Mitsubishi

La detención de Ghosn se produjo este lunes en el aeropuerto de Haneda de la capital nipona después de una investigación interna en Nissan que habría demostrado que el alto cargo ocultó durante años parte de su salario con el objetivo de no pagar impuestos y desvió fondos de la empresa para fines personales. A raíz del escándalo, las acciones de ambas empresas se desplomaron en Bolsa. Renault cayó más de un 9% en París, mientras que Nissan, se dejó más de un 6% en Wall Street.

Los investigadores sospechan que el icónico directivo —seguramente el hombre de negocios más admirado y detestado de su generación en Francia, su país de adopción aunque es de origen brasileño y libanés—, no habría declarado una retribución por valor de 5.000 millones de yenes (unos 44 millones de dólares, 38,5 millones de euros) durante un lustro a partir del año 2011 al regulador bursátil.

Solamente en el ejercicio 2017, Ghosn ganó oficialmente unos 17 millones de dólares sumando los emolumentos de las tres compañías de la alianza automovilística que dirige (8,5 de Renault, 6,5 de Nissan y dos de Mitsubishi), según los cálculos de Bloomberg. En Francia, su sueldo fue objeto de escándalo y solo pasó el filtro de la junta de accionistas cuando Ghosn aceptó rebajarlo en un 20%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información