Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El chef del Ibex

Sodexo sirve comida cada día a 30.000 empleados de las grandes cotizadas en sus restaurantes corporativos

Imagen de uno de los siete espacios de restauración de la Ciudad BBVA en Madrid.
Imagen de uno de los siete espacios de restauración de la Ciudad BBVA en Madrid. EL PAÍS

Es el nuevo chef de las mayores compañías cotizadas españolas. La firma de restauración de colectividades Sodexo Iberia se está llevando los contratos más suculentos que están saliendo al mercado. Primero se hizo con los restaurantes de la Ciudad del Banco Santander de Boadilla del Monte (Madrid). Después, con los del complejo La Vela del BBVA, y esta misma semana ha estrenado su nuevo espacio de restauración en la ampliada sede de Inditex en Arteixo (A Coruña). Además, está abordando las obras que llevarán una moderna oferta gastronómica al Distrito C de Telefónica después del verano y está ultimando el contrato para abastecer el campus de Iberdrola también en Madrid. 

La lista no acaba ahí. Sodexo trabaja para Repsol, Siemens Gamesa, Enagás y Meliá Hotels en localizaciones diversas como una plataforma gasística marina, una planta petrolera o un hotel. En total, da de comer diariamente a 30.000 empleados de las compañías del Ibex 35, que llegan hasta los 100.000 trabajadores si se contabilizan todos los restaurantes corporativos que gestiona para compañías como Unilever, Cepsa, Bayer o BMW, entre otras, explica su presidenta, Carina Cabezas.

¿Por qué está ganando los últimos concursos? En opinión de Cabezas, por entender lo que están buscando las organizaciones y por ofrecerles innovación. Según las encuestas que realiza la empresa entre sus usuarios, los trabajadores piden a los restaurantes de empresa un entorno que les permita relajarse (el 80%), unos menús lo más variados posible (79%) y comida saludable (78%). Y las compañías responden a sus plantillas organizando, como ha hecho BBVA, siete espacios de restauración diferenciados, que diariamente dan 3.700 desayunos y 2.500 comidas. En ellos hay menús tradicionales, platos únicos, comida take away, asiática y de temporada, ensaladas y cocina de autor. Los precios oscilan entre 7,95 y 25 euros. El banco, señalan fuentes de BBVA, ofrece una ayuda alimenticia de nueve euros diarios a sus empleados.

Variedad e innovación

Eso en cuanto a la variedad de la oferta gastronómica, que también se está trabajando en Telefónica y se ha incorporado ya en el restaurante para 1.800 personas de Inditex, donde Sodexo ha puesto en marcha por primera vez una gestión digital que permitirá a los usuarios ver en sus pantallas los nutrientes de cada plato y los alérgenos que contiene. Esta es una innovación que ha incorporado en este caso, igual que ha hecho al potenciar las compras de proximidad con proveedores de A Coruña, como demandaba la compañía presidida por Pablo Isla.

En el caso de BBVA, la apuesta innovadora tiene que ver con los pagos invisibles, que agilizan los cobros y evitan las colas (se ahorran entre siete y diez minutos), según el banco, donde a través de una aplicación se puede encargar el menú y hacer reservas de mesas e incluso de cafés. El precio se carga automáticamente. Y ya se está pagando con un sistema biométrico de reconocimiento facial. Unas tecnologías que también estarán muy presentes en el Distrito C de Telefónica, en el que Sodexo ha instalado unos food trucks para dar de comer a sus empleados mientras duren las obras.

Sodexo Iberia suele hacerse cargo de las reformas, “porque las compañías quieren que invirtamos en la configuración del equipamiento”, señala Carina Cabezas. La inversión suele oscilar entre 150.000 y un millón de euros. “El cálculo que hacemos es 200.000 euros por cada 300 metros cuadrados de espacio”, indica la directiva de Sodexo, que añade que las dimensiones más normales de los restaurantes están entre 300 y 600 metros cuadrados. El precio que cobra la firma oscila entre seis y nuevo euros por menú.

La compañía de servicios, de origen francés, facturó 215 millones de euros en España el pasado ejercicio y prevé que 2018 lo cerrará (el próximo 31 de agosto) un 20% por encima, superando los 250 millones de euros. En este crecimiento mucho tienen que ver los restaurantes corporativos, que representan un 40% del negocio (sobre el 70% total de la restauración), explica Cabezas, pero también el gran aumento del área de facility management, los contratos de mantenimiento, limpieza, seguridad y jardinería.