X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

Cómo inventar el café cardioprotector, el queso sin leche y el papel sin celulosa

Cuatro emprendedores del sector agroalimentario se llevan los premios Pascual Startup

Un proyecto para convertir las catas de alimentos en un negocio tecnológico, una idea para prevenir enfermedades cardiovasculares tomando café, una empresa que produce quesos sin leche y un papel artesanal que renuncia a la celulosa son los cuatro ganadores de la tercera edición de Pascual Startup, iniciativa que premia la innovación en el sector agroalimentario.

Sheedo es, en palabras de Gala Freixa, su directora de ventas, “un papel de usar y plantar”. Está hecho artesanalmente a partir de fibras de algodón reutilizadas de la industria textil, y que contiene semillas de plantas como tomate, eneldo o pepino, por lo que puede plantarse y crecer. “Con este toque mágico intentamos fomentar la economía circular”, asegura Freixa. Para su producción no utiliza celulosa. Tampoco recurre a químicos tóxicos para su blanqueamiento: es un producto 100% sostenible. “Lo fabricamos en un molino papelero, con las fibras, agua y semillas”. Con este papel han diseñado tarjetas, acreditaciones, etiquetas o posavasos con semillas. “También hacemos invitaciones o felicitaciones y siempre explicamos al detalle el proceso de plantado porque cada semilla es un mundo”, desvela la cofundadora de la startup, que ha recibido el premio de Medioambiente, decidido gracias al voto popular a través de la iniciativa #ApadrinaUnEmprendedor.

Mommus, fundada por los ingenieros Cristina Quinto y Juan Ignacio Baracat, es una empresa que produce y comercializa quesos sin leche. Lo hacen con un proceso de maduración natural, con frutos secos (principalmente anacardos) como materia prima, y evitando el uso de conservantes, saborizantes, ni adición de grasas vegetales. “Nuestros principales clientes son españoles veganos y vegetarianos, así como los intolerantes a la lactosa. El producto también es adecuado para consumidores de comida eco, orgánica y dietas especiales como la paleo o la macrobiótica”, explica Baracat. Su producto bandera es el camembert, que hasta ahora no contaba con un sustituto vegetal en el mercado nacional. Se ha alzado con el galardón para Productos y servicios relacionados con la nutrición y la salud. “El premio nos sirve para mejorar la cadena de producción y seguir trabajando. Es un honor doble que una empresa tan reconocida por sus lácteos como Calidad Pascual haya galardonado a una empresa que hace quesos sin leche”, destaca Quinto en la entrega de los galardones, que tuvo lugar el pasado lunes en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Las ganadoras reciben un apoyo en metálico de 5.000 euros, mentorización, servicios de aceleración y espacios de trabajo

La idea de Maruxa García Quiroga y el resto del equipo de TasteLab, una spinoff de la Universidad de Santiago de Compostela, era convertir las catas de productos en un negocio con apoyo tecnológico. Su propuesta es combinar el análisis sensorial (evaluar un producto en función de su impacto en los sentidos de personas que ejercen como jueces) con la ciencia de datos y el diseño de producto. “Si una empresa alimentaria quiere sacar un nuevo producto, lo que hacemos es dárselo a nuestro jurado para afinarlo en función de lo que sabemos que gusta antes de su llegada al mercado”, relata la responsable de TasteLab. Se dirige a empresas de comida, pero también a farmacéuticas, cosméticas o textiles, sectores en los que las sensaciones del comprador final juegan un papel muy importante. Las conclusiones que obtiene de sus estudios pretenden ofrecer soluciones a los departamentos de I+D, desarrollo y márketing.

Irene Albero y Álvaro Maestre Pérez, dos estudiantes de Innovación de Procesos y Productos Alimentarios en la Universidad Pública de Navarra (UPNA), pretenden mejorar la salud mejorando el café. Han ideado un café soluble enriquecido con betaglucanos (fibra vegetal), que actúan como cardioprotector. “El betaglucano se utiliza en la industria agroalimentaria para dar textura a los alimentos, pero se ha comprobado que el proveniente de los cereales reduce y controla el colesterol en sangre y ayuda también a regular el nivel de azúcar”, explica Maestre, de 22 años. Esta sustancia podría haberse incorporado a otros alimentos, pero los creadores de Cuore di Caffè eligieron un producto popular y habitual en el día a día de los consumidores (también se disuelve en el descafeinado) para no obligar a hacer variaciones en la dieta. Han ganado el premio en la categoría Futuros Emprendedores, que estaba abierta a jóvenes universitarios.

Los ganadores de Pascual Startup posan junto a Luis Planas, ministro de Agricultura (en el centro), José Luis Saiz (izquierda), CEO de Calidad Pascual; Tomás Pascual , presidente (segundo por la derecha); y Álvaro Bernad, director de Innovación Distuptiva de Pascual (derecha).

Las startups ganadoras recibirán un apoyo en metálico de 5.000 euros de Calidad Pascual, mentoring con los directivos de la compañía; un fast-track (acceso rápido)al programa Startup with IBM; así como servicios de aceleración, desarrollo de negocio y suministro de recursos por parte de Telefónica. Tetra Pak ofrece una visita a su fábrica y una charla con profesionales de sus áreas de producción, márketing y ventas; y Sociosinversores.com, proporciona asesoramiento para la búsqueda de financiación a través de su plataforma. Las empresas emergentes podrán instalarse en las oficinas de Pascual o de Telefónica Open Future_.

El acto, que ha estado presidido por Tomás Pascual, presidente de Calidad Pascual, ha contado con la presencia del nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, que ha clausurado los premios en su primer acto público desde su nombramiento. Planas ha destacado el papel de Calidad Pascual como “figura señera en la innovación, el emprendimiento y la interconexión dentro del sector agroalimentario español”. A su juicio, la apuesta por estos premios en el marco de la revolución digital supone “un fuerte impulso para un buen ramillete de proyectos e ilusiones que deben llevarse a cabo, porque es el interés real de la sociedad en la que vivimos”.

Esta noticia, patrocinada por Calidad Pascual, ha sido elaborada por un colaborador de EL PAÍS.