Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr gana un 11% más en el primer trimestre de 2018 gracias a Repsol y el negocio internacional

La constructora española obtuvo un beneficio de 35 millones de euros en los tres primeros meses del año

Sede de Sacyr en Madrid.
Sede de Sacyr en Madrid.

La constructora española Sacyr obtuvo un beneficio neto de 35 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que supone un aumento del 11% respecto al mismo periodo de 2017, según los datos que ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este jueves. La empresa explica esta subida por la aportación de su participación en Repsol que le remitió 48 millones de euros y el crecimiento en su negocio internacional, que ya aporta el 61% del total de los ingresos de la empresa frente al 55% del ejercicio anterior.

En el conjunto de la compañía los ingresos aumentaron un 13%, hasta los 887 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (ebitda) fue de 111 millones de euros, un 19% más respecto al mismo periodo de 2017. Sacyr ha llevado a cabo una estrategia de refuerzo de la internacionalización, fundamentalmente con las ramas de construcción, concesiones y el nuevo negocio de construcción industrial, lo que ha impulsado sus beneficios.

Así, la empresa contaba en los primeros tres meses del año con una cartera de obras pendientes de ejecutar por 5.774 millones de euros, de la que el 89% corresponde a proyectos en el exterior. Sacyr también tiene preparados los primeros contratos en Estados Unidos en abril, por lo que aumenta su posición en el exterior.

En el plano financiero, al cierre del primer trimestre, la compañía presentaba un endeudamiento neto de 3.557 millones de euros, un 4% más tras el fuerte descenso registrado el pasado año al completar la liquidación de todo el pasivo vinculado a Repsol.

En el plano operativo, la división de construcción e ingeniería fue la que más creció, un 14% hasta los 400,3 millones de euros al disparar un 35% su actividad internacional. El ebitda de este sector llegó a los 29,4 millones, frente a los 14,9 del año anterior, lo que supone un crecimiento del 96%. También destaca la evolución del margen bruto de explotación, que pasa del 4,3% al 7,3%. Así, el beneficio por construcción e ingeniería fue de 6,5 millones de euros, frente a los 5,7 de los tres primeros meses de 2017.

Además, la división de servicios aportó al grupo ingresos por 252 millones, un 10,6% más y con un crecimiento del 10% del ebitda hasta los 19,3 millones. Por su parte, Sacyr Concesiones ingresó 144,6 millones de euros tras crecer un 10,3% y un resultado bruto de explotación de 58,9 millones, un 8,5% más. Por último, el área de construcción industrial aumentó un 9%, hasta los 133 millones con un ebitda de 9,9 millones de euros y un beneficio de 3 millones.

Más información