Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro sube en 63.747 personas en enero con el final de la campaña de rebajas

La afiliación a la Seguridad Social registra un descenso de 178.170 cotizantes

Enero es tradicionalmente un mal mes para el empleo por el final de la campaña de Navidad. El pasado enero no fue una excepción. El paro creció en 63.747 personas y la afiliación cayó en 178.170 cotizantes, según la estadística difundida este viernes por el Ministerio de Empleo. Pero estos registros esconden otra perspectiva. Sin los vaivenes propia de la época, el mercado laboral mantuvo la fortaleza exhibida durante los trimestres anteriores y anticipan un buen arranque de año.

El mercado laboral sufre su propia cuesta de enero. El primer mes del año es tradicionalmente un mal periodo para las estadísticas de empleo. Coincide con el fin de la campaña de navidad y se cierra con las últimas bocanadas de las rebajas. A finales de mes las empresas aligeran sus plantillas después de haber firmado miles de contratos temporales en diciembre para prepararse para esos momentos.

Según las estadísticas oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los desempleados aumentaron en 63.747 personas respecto al mes anterior. Se trata de un incremento superior al del mismo mes del año anterior, la mayor subida del paro en un mes de enero en los últimos tres años. En total, el número de parados a finales de enero ascendía a 3.476.528 personas.

Aunque a bote pronto las cifras de enero dejan un mal sabor de boca, los datos desestacionalizados, sin los vaivenes que sufre el mercado laboral por las temporadadas turísticas, navideñas o las campañas agrícolas, revelan que el número de trabajadores inscritos como parados en las oficinas públicas de empleo se habría reducido en más de 24.000 personas. Aunque la campaña de Rebajas termina oficialmente a finales de febrero, la consecución de periodos de ofertas y descuentos desde el Black Friday, hacen que en la práctica las empresas limiten las rebajas a partir de finales de enero.

Para hacer un diagnóstico más certero sobre la salud del mercado laboral hay que ampliar el análisis a la afiliación a la Seguridad Social. El número total de cotizantes ascendió a finales de enero a 18.282.031, lo que supone un incremento del 3,44% respecto al mismo mes del año anterior. En los últimos 12 meses el sistema ha sumado 607.856 afiliados, el mejor dato en un mes de enero desde 2007.

La comparación respecto a diciembre muestra que el número de afiliados descendió en 178.170 cotizantes, un 0.97% menos que 30 días antes. "Es un descenso en línea con los registrados tradicionalmente en el arranque del año", explica el ministerio a través de un comunicado.

Si hay un sector que refleja los vaivenes de esta época del año son los servicios, donde se engloba el comercio y la hostelería, los dos grandes ámbitos más afectados por las campañas de Navidad y las rebajas. Precisamente los afiliados en el sector de la hostelería se redujeron en 38.102 personas, un 3,26% menos que en diciembre. Y lo cotizantes inscritos en el sector del comercio bajaron en 37.411 personas, lo que supone un descenso del 1,55% respecto al mes anterior.

Otro de los termómetros que permiten medir el estado del mercado laboral es la contratación. El pasado enero se firmaron 1.749.911 contratos, lo que supone un alza del 7,12% respecto al mismo mes del año pasado. "Se trata de la cifra más alta de contrataciones registrada en un mes de enero de toda la serie histórica", destaca el ministerio que dirige Fátima Báñez en un comunicado. Pese a ello, como es habitual nueve de cada diez contratos suscritos en este periodo fueron temporales. Del total de acuerdos, solo 172.953 fueron indefinidos, aunque estos crecen a mayor ritmo que los temporales.

Mucho empleo temporal

pesar de que las cifras de enero anticipan un buen arranque de año en el empleo los sindicatos UGT y CC OO advierten sobre la precariedad. Comisiones denuncia que "el empleo que se crea es precario y temporal" y que "esto, sumado a la devaluación salarial hace que encontrar un trabajo sea cada vez menos una garantía para poder llevar una vida independiente o salir de la pobreza". UGT, por su parte, apunta que el aumento del paro de enero "deja sin sentido el triunfalismo del Gobierno" por la recuperación.

"Los registros del mercado laboral mejoraron las expectativas y rompieron la tendencia de sorpresas negativas en los dos meses precedentes", explica BBVA Research. "La estacionalidad negativa causó un descenso de la afiliación y un aumento del paro. Descontando este factor se estima que el empleo creció en 60.000 personas y el paro cayó en 20.000", precisa el servicio de estudios económicos del banco.

Una valoración similar realizan desde la empresa de trabajo temporal Asempleo: “Buenos datos para un mes de enero, que pueden mitigar en cierta medida la prevista ralentización en la creación de empleo”. En la misma línea se muestran desde Randstad Research: “Enero no ha sido un mal mes para el empleo, pese a lo que pueda parecer”.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, apostilla: "Aunque enero es un mes negativo para la afiliación, 2018 comienza con una base de crecimiento incluso mejor que la que se dio el año pasado".