Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La llegada de turistas a Cataluña se desplomó un 13,9% en diciembre

España bate su récord de visitantes con 81,8 millones, pero en el último mes del año registra la primera caída interanual desde 2013

Turistas en el barrio gotico de Barcelona.
Turistas en el barrio gotico de Barcelona.

España recibió el año pasado un total de 81.786.364 turistas extranjeros, récord absoluto, el quinto consecutivo, que convierte a España en el segundo destino del mundo, según la encuesta de movimientos en fronteras (Frontur) que hoy ha publicado el INE. Sin embargo, diciembre no fue un buen mes: vinieron casi cuatro millones, un 0,22% menos que hace 12 meses, lo que supone el primer descenso interanual desde enero de 2013. El frenazo tiene un origen: Cataluña, donde el número de visitantes se desplomó un 13,91% interanual en el mes de diciembre, hasta 823.427. Fue el tercer mes consecutivo de caída del turismo en la Comunidad. Los turistas gastaron en el total del año 86.823 millones, un 12,2% más que el año anterior.

La llegada de turistas a Cataluña se desplomó un 13,9% en diciembre

Los 823.427 turistas llegados a Cataluña en diciembre son 133.041 menos que en el mismo mes del año pasado. Es la peor caída vivida en el sector en esta comunidad desde 2009, un año desastroso en toda España con el inicio de la crisis global. Si ampliamos la mirada al último trimestre, que comenzó con el referéndum ilegal del 1 de octubre, Cataluña recibió en ese periodo 3,3 millones de turistas, frente a los 3,52 del mismo periodo de 2016. Es decir, en esos tres meses, los de la máxima tensión por el desafío independentista, la región ha perdido 229.327 turistas respecto a las cifras del año pasado, un 6,5% del total

Analizando en detalle estas cifras, se aprecia que se ha resentido especialmente en Cataluña el turismo de negocios, que en diciembre cayó un 35%, y otro 36% en octubre. En términos absolutos, este tipo de turismo es el responsable de casi la mitad de esos 229.327 turistas perdidos. Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels, ya afirmó hace unos días que el segmento del turista de eventos y congresos se había visto muy afectado por el desafío secesionista y auguraba que no se recuperará "hasta que no haya cierta estabilidad”.

Por nacionalidades, cae a plomo Francia, el principal mercado de Cataluña. En diciembre, cruzaron la frontera 176.805 franceses, un 37% menos que un año antes. También descendió el número de italianos (-6,57%) y británicos (-5,83%). En cambio, aumentaron los estadounidenses (17,2%), rusos (51,17%), coreanos (54,6%) o brasileños (87%).

La llegada de turistas a Cataluña se desplomó un 13,9% en diciembre

La caída del número de turistas en Cataluña tiene reflejo en el gasto, aunque algo matizado. Cayó en diciembre un 6,75%, hasta 876,6 millones, merced a que los turistas que visitaron la región gastaron más. Aquí entra en juego que aumenta el número de turistas con más gasto, como los de EE UU, Rusia o Brasil -los billetes de avión son más caros- y desciende el número de franceses, cuyo gasto es menor porque el 70% cruzan la frontera en coche. Así, el gasto total por turista creció un 8,3%, hasta 1.065 euros, con un desembolso diario de 152 euros, un 4,6% más, en estancias medias de casi siete días, un 3,55% más largas. Hay que dejar claro que el gasto turístico no se corresponde exactamente con ingresos en el destino, puesto que el gasto incluye, por ejemplo, lo que el turista paga por un billete de avión o un taxi de su casa al aeropuerto, y eso se queda en su país.

Pese a todo, en el acumulado del año Cataluña sigue siendo el principal destino de España, tanto por número de turistas, 19 millones en el conjunto de 2017 (un 5% más), como por gasto (19.151,8 millones, un 9,65% más).

Récord de llegadas y de gasto

A nivel nacional, el récord absoluto registrado en 2017, con 81,8 millones de visitantes, un 8,6% más que en 2016, queda ensombrecido en parte por el hecho de que diciembre fue el primer mes en el que cayó la llegada de turistas desde enero de 2013, cuando España aún estaba sumida en la crisis económica. Desde entonces, el número de llegadas de extranjeros a España acumulaba 58 meses consecutivos de aumentos interanuales. Al sector español, muy competitivo, le ayudó también el desplome de algunos destinos mediterráneos competidores, como Egipto, Túnez o Turquía, por problemas relacionados con la seguridad y la estabilidad política. El lobby turístico Exceltur estima que España ha recibido estos años de esos destinos hasta 15 millones de turistas prestados anuales.

El descenso se debe, fundamentalmente, a Cataluña, pero en Baleares también cayó el número de turistas en diciembre respecto al mismo mes del año anterior, un 1,96%. No obstante, en el conjunto del año, Baleares cierra con 13,8 millones, un aumento del 6,1%. El resto de comunidades también cerraron el año con aumentos, sobre todo Madrid, que recibió en 2017 un 15,7% más de visitantes que el año anterior, y la Comunidad Valenciana, con un 15,35%. Andalucía ganó un 8,8% y Canarias un 7,2%, mientras que las restantes 11 comunidades el resto -el INE ya no detalla más- recibieron un 11,4% más.

El gasto de los extranjeros, aunque no descendió en diciembre en el conjunto de España, sí registró un severo frenazo. Los 86.822,8 millones que desembolsaron en el conjunto de 2017 suponen un 12,15% más que el año anterior, pero en diciembre el avance fue apenas del 0,1%, hasta 4.530 millones, según la encuesta Egatur del INE. La buena noticia para los empresarios del sector es que el gasto crece más deprisa que la masa de turistas, o lo que es lo mismo, los que vienen gastan más, probablemente porque los precios suben. Así, en el conjunto del año crece un 3,42% el gasto total por turista, hasta 1.062 euros, mientras que el gasto por persona y día, más preciso porque no depende de la duración de la estancia, asciende a 126 euros, un 5,25% por encima del de 2016. Y eso, con estancias más cortas, de una media en el conjunto del año de 7,7 días, un 1,87% más cortas que en 2016.

Tras Cataluña, la siguiente comunidad en gasto turístico es Canarias, con 16.780,2 millones de euros (un 11,35% más), seguida de Baleares (14.591.3, un 12,19% más). Madrid, por su parte, es la región donde más creció el gasto en 2017, un 16,33%, hasta 8.838,3 millones de euros.

Atendiendo a la procedencia de los turistas, Reino Unido sigue siendo el principal mercado. En 2017 vinieron 18,8 millones de británicos, un 6,2% más, pese a que este diciembre fueron un 7,6% menos que el anterior. Crece también el número de alemanes, un 6,1%, hasta 11,88 millones, mientras que retrocede Francia, el tercer mercado más importante. Fueron 11,25 millones, un 0,1% menos que el año anterior. En cambio, crecen con fuerza los que vienen de EE UU (32,4%), el resto de América (25,8%), Suiza (21,1%), Rusia y Países Nórdicos (14%) e Irlanda (13%).

Más información