Ideas con alma para las fiestas navideñas

La quinta edición de Almoneda Navidad reúne en Ifema miles de objetos a los que el paso del tiempo hace únicos para regalar, coleccionar o decorar

Un grupo de visitantes de la feria en una edición anterior
Un grupo de visitantes de la feria en una edición anterior

El pabellón 5 de Feria de Madrid se convierte desde hoy, y hasta el próximo domingo, en una gigantesca almoneda donde 85 anticuarios, galerías de arte, joyerías, tiendas de mueble y decoración ofrecen a los visitantes miles de piezas con más de 50 años de antigüedad, así como diversas obras de artistas contemporáneos.

A diferencia de la cita anual que tiene lugar en primavera —este año cumplió 27 ediciones—, Almoneda Navidad, la feria que organiza por quinta ocasión Ifema, está especialmente destinada a ofrecer ideas sobre qué regalar en Navidad y cómo decorar la casa y la mesa en estas fiestas. Como es habitual, los organizadores proponen un día de puertas abiertas —este jueves—, con entrada gratuita para todos los visitantes.

Almoneda Navidad permitirá a coleccionistas y curiosos zambullirse en la búsqueda de objetos únicos, enriquecidos por el paso del tiempo y las historias que cuentan. El abanico de opciones es muy amplio: desde bastones, máquinas de escribir, postales y billetes antiguos, hasta condecoraciones militares, sifones serigrafiados, instrumental científico y náutico o libros antiguos. Los juguetes antiguos, una alternativa para los más pequeños, también tienen su protagonismo en los expositores. Y el deporte de época estará representado por raquetas, esquís, balones, guantes de boxeo o patines.

Para los amantes de la moda vintage, la oferta es variada y con precios para todos los públicos, que dan pie a todo tipo de ideas para regalar. En las tiendas temporales de Almoneda Navidad conviven piezas de bisutería, tocados, estolas de visón, mantillas, velos antiguos, gafas, bolsos y muchos complementos que dejan su huella en las tendencias más actuales. Mención aparte merece la cuidada selección de joyas antiguas, con piezas talladas en los últimos tres siglos y notables ejemplos del movimiento de diseño art decó.

Hogares exclusivos

En el recinto ferial madrileño habrá mucho más que propuestas para regalar. Para aquellos que estén buscando ser los perfectos anfitriones y dar un toque especial a su mesa navideña, la feria ofrece ideas y objetos que les permitirán inspirarse y, de forma sencilla y creativa, hacer una presentación original. Aquí se pueden encontrar manteles y servilletas antiguas, vajillas y cristalerías, centros de mesas, adornos con encanto, jarrones, bandejas, candelabros y otros muchos objetos con los que conseguir un ambiente acogedor y festivo de una forma singular.

Con el mismo espíritu, tiendas de antigüedades, coleccionistas especializados en la decoración y el mueble y anticuarios amplían la oferta al resto del hogar. Las propuestas de Almoneda Navidad permiten ir de lo tradicional a lo ecléctico. Y, de nuevo, con una variedad de precio muy amplia en la que caben diferentes estilos y épocas: escritorios, cómodas, baúles, sillas, butacas o muebles-bar; del siglo XVII al XIX; de los años cuarenta a la década de los sesenta del siglo pasado. El detalle exclusivo lo redondean cientos de objetos de decoración, como espejos, lámparas, relojes, cortinas, jarrones.

Además, los aficionados a las artes plásticas tienen un espacio reservado en Almoneda Navidad, que reúne una importante oferta de manifestaciones artísticas, ya sean bodegones, retratos románticos tallas góticas o tapices. El pabellón 5 del recinto ferial da cabida a las artes decorativas de distintas épocas y corrientes, desde el románico al siglo XX, sin olvidar las piezas milenarias de las culturas orientales. Varias galerías ofrecen también obra de artistas contemporáneos, que ponen el lazo a esta original forma de hacer las compras navideñas.

De uno a 35.000 euros, antigüedades para todos los bolsillos

La expresión “para todos los bolsillos” se ajusta como un guante a la oferta de Almoneda Navidad, con objetos que cuestan un euro y otros que suman varios ceros a su precio.

De la variedad de propuestas es buen ejemplo el expositor de Salvador Coleccionismo que, amén de postales y ejemplares de revistas antiguas a precios muy asequibles, incluye curiosidades como coleccionables de los conciertos de los Beatles en España, de 1965, con invitaciones a los eventos y presentación en el Hotel Fénix de Madrid, o un cartel entelado, de grandes medidas, de la Exposición colonial internacional de París, de 1931.

Antigüedades Rústicas y Técnicas Elpienna vende por 10 euros un sifón serigrafiado de 1950, pero también un microscopio tipo Müller de 1870, por 750 euros o una mesa de sastre del siglo XIX por 3.000 euros. La variedad es también marca de la casa en Antiguart Antigüedades: desde bisutería de 20 euros, a dos pinturas del s. XVII por 16.000 euros. Lo mismo ocurre con la propuesta de Antiques Market, con un abanico de precios que abarca desde los 20 euros, de una cucharilla de plata, a los 6.500 euros de un retablo neogótico.

En Antiguas Vanidades / Raquel Croitorum, la oferta oscila desde los 30 euros de broches vintage de fantasía a las excepcionales mantillas antiguas con encaje de Bruselas (hasta 3.800 euros). Las joyas antiguas de Agurcho Iruretagoyena van de los 200 a los 35.000 euros, mientras la Galería Miquel Alzueta-Palau de Casavells ofrece una mesa una mesa catalana del siglo XVII por 20.000 euros.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50