Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El calendario laboral de 2018 permite cuatro puentes

El BOE publica la norma con los días festivos en las diferentes comunidades autónomas

Calendario laboral 2018
Una camarera trabaja en una terraza de un bar de Sevilla. EL PAIS

El calendario laboral de 2018 depara la posibilidad de disfrutar de cuatro puentes festivos y de un fin de semana largo, de tres días. En total, el año que viene los españoles tendrán 10 días festivos comunes, según publicó este miércoles el BOE. A esta decena de jornadas hay que sumar otras dos que designa cada comunidad y otro par que fija cada municipio. En total la suma llega a 14 días. Esto no supone que se trabajan menos a lo largo del año, ya que la jornada laboral se mide en horas trabajadas durante el ejercicio, algo que se fija en los convenios colectivos.

La tradición no se ha roto. Sigue ahí. Cuando el calendario lo permite y los 14 días festivos que fija la norma a lo largo del año caen en martes o jueves, se abre la posibilidad de que se formen puentes festivos. Las polémicas que suelen generar por las quejas empresariales no han acabado con ellos, en parte gracias a la promesa incumplida de trasladar estos días al lunes más cercano y también por la resistencia de la Iglesia, que todavía tiene algo que decir por los acuerdos de 1979.

Por eso el año que viene habrá cuatro ocasiones para poder disfrutar de esos puentes festivos. En sendas veces caen en martes o jueves: 1 de mayo (martes), 1 de noviembre (jueves), 6 de diciembre (jueves) y 25 de diciembre (martes). Y, además, hay comunidades en las que gracias a las fiestas autonómicas el número crece hasta cinco: Baleares, Castilla-Mancha, Cataluña o Comunidad Valenciana, según la orden que el Boletín Oficial del Estado publicó ayer.

En la legislatura anterior, el Gobierno se comprometió a acabar con puentes y macropuentes. Finalmente, no lo hizo, aunque para ello no hace falta ningún cambio legal, puesto que el Estatuto de los Trabajadores señala que “el Gobierno podrá trasladar a los lunes todas las fiestas que tengan lugar entre semana”, excepto cuatro (Año nuevo, Día del Trabajo, 12 de Octubre y Navidad).

En total, en 2018 habrá 10 días festivos comunes en toda España, a lo que habrá que sumar otros cuatro entre fiestas autonómicas y locales. De la primera decena, nueve corresponden a los llamados días de fiesta nacional no sustituible: 1 de enero (Año Nuevo), 30 de marzo (Viernes Santo), 1 de mayo (día del Trabajo), 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 12 de octubre (Fiesta nacional de España), 6 de diciembre (día de la Constitución), 8 de diciembre (Inmaculada Concepción) y 25 de diciembre (Navidad).

10 días comunes

A estos nueve días hay que sumar otro: el seis de enero. A pesar de que en 2018, este día que pone fin a las vacaciones navideñas cae en sábado, ninguna autonomía lo ha sustituido por otro. Junto a estos diez festivos hay otros tres que las comunidades autónomas pueden sustituir o cambiar: el 19 de marzo (San José); el 29 de marzo (Jueves Santo) y el 25 de julio (Santiago Apóstol).

Las diferencias en las fiestas autonómicas hacen que en los puentes de mayo y de diciembre, los trabajadores de Madrid y Cataluña, respectivamente, puedan incluso disfrutar de cinco días festivos consecutivos. En el caso madrileño el 2 de mayo es el día de la comunidad autónoma; en el catalán, el 26 de diciembre existe la tradición de celebrar el día de san Esteban.

Además de las recurrentes quejas de asociaciones empresariales -el presidente de CEOE, Juan Rosell, ha pedido el traslado al lunes más cercano- y de las advertencias de restauradores y hoteleros contra el cambio, hay otra polémica habitual en España acerca de los días festivos y los puentes que pueden disfrutarse: ¿se trabaja menos en España que en otros países? La respuesta es no. La jornada laboral se mide legalmente en un cómputo anual de horas. Siguiendo este criterio, la OCDE calculaba que en España en 2015 se trabajan casi 1.700 horas al año, 330 más que en Alemania o 250 más que en Holanda, Noruega o Dinamarca. No obstante, el argumento usado en su día por CEOE también hacía referencia a la baja productividad de los empleados durante los días más próximos a los puentes.

Más información