Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Para desayunar, cruasán, café con leche e innovación

El InnovaHub de Gas Natural Fenosa es un puente hacia el mundo creativo de los emprendedores del sector tecnológico y digital

El InnovaHub de GNF durante uno de sus desayunos tecnológicos.
El InnovaHub de GNF durante uno de sus desayunos tecnológicos.

A principios de 2011, un desarrollador de código y un ingeniero eléctrico decidieron unirse para hacer eso que está tan de moda en los últimos años: emprender. ¿El sector? El de la energía. Y crearon MVScada, un sistema SCADA —acrónimo de Supervisión, Control y Adquisición de Datos y que no es otra cosa que un software con el que se puede controlar y supervisar procesos industriales a distancia— para gobernar plantas de energía renovable. Hicieron nacer aquel proyecto con una filosofía clara. “Alta tecnología a bajo coste”, recuerda Marcos Vallés, el ingeniero vallisoletano de 35 años que es la mitad de Megavatio Control (junto a otro vallisoletano de 38, Mario Izquierdo), la empresa en la que acabo derivando aquella primera idea hace ya casi siete años y que siguen puliendo.

En un año, han pasado alrededor de 200 'startups' por el InnovaHub de Gas Natural Fenosa; 25 forman ya parte de sus procesos de innovación.
En un año, han pasado alrededor de 200 'startups' por el InnovaHub de Gas Natural Fenosa; 25 forman ya parte de sus procesos de innovación.

“Hemos ido desarrollando otros productos. Vimos, por ejemplo, cómo funcionaba la compraventa de los certificados verdes (aquellos que garantizan que la electricidad proviene de una fuente renovable) y es un sistema arcaico. Así que creamos Green Energy Tracker, una herramienta que certifica las garantías de origen de las renovables”. Con aquel proyecto ya iniciado, un día, Marcos Valles y Mario Izquierdo se acercaron hasta la plaza Pau Vila, en Barcelona, donde se encuentra el InnovaHub de Gas Natural Fenosa, un espacio que la empresa abrió hace alrededor de un año para crear redes con el ecosistema tecnológico y digital. “Nos invitaron porque tienen en la mente que ideas como la nuestra les puede ayudar a construir la eléctrica del futuro y les aportan valor”, explica Valles.

El ingeniero recuerda aquella jornada entre la sorpresa y el interés. “Éramos varias startups y aunque empezó como una jornada más o menos formal, en la que José María Boixeda (director de Estrategia, Tecnología e Innovación de Gas Natural Fenosa) hizo una introducción sobre el panorama actual y lo que estaba por venir, acabó siendo una charla informal en el que pudimos intercambiar opiniones e ideas. El impacto de la tecnología en el sector energético, el ámbito legal, la velocidad de los cambios…”, recuerda Valles y apunta que aquella conversación los enganchó para mantener el contacto. “Para nosotros supuso un empujón terrible. Una de las mejores cosas que le ha pasado al proyecto fue conocer a la gente de Gas Natural Fenosa”.

Para la energética, proyectos como el de Valles e Izquierdo suponen una vía abierta al futuro, corrientes nuevas y abrirse al inmenso ecosistema digital y tecnológico. Para eso crearon el InnovaHub. Boixeda, que lleva en la empresa desde 1997, explica que es una forma de entender el mundo que les rodea: “Nos permite conocer qué aplicaciones tecnológicas están naciendo. Cooperación y captación de talento, es imprescindible”. Y, eventualmente, incorporan a algunas de esas startups a sus procesos.

Las grandes compañías tienen que salir de su entorno y acercarse y acercar a aquellos emprendedores que tienen ideas disruptivas

José María Boixeda, director de Estrategia, Tecnología e Innovación de Gas Natural Fenosa

La energética tiene varias iniciativas para trabajar en innovación, tanto interna (el propio desarrollo de la empresa) como externa, que es el caso del InnovaHub. “Las grandes compañías tienen que salir de su entorno y acercarse y acercar a aquellos emprendedores que tienen ideas disruptivas”, arguye Boixeda. Lo hacen a través de tres programas. Thematic Tracks son actividades periódicas enfocadas a conocer las últimas tendencias y en las que congregan a expertos y emprendedores; Open Space les sirve para hacer networking, trabajar u organizar eventos; y con Pitch Mentoring, el equipo de mentores y expertos de la compañía ofrecen apoyo y estudian posibles sinergias con distintos emprendedores.

Todas esas startups pasan, además, varios filtros. “Nuestro primer criterio tiene que ver con el plan tecnológico que tengamos en cada momento y después vemos la situación de la propia empresa… con qué mercado cuenta, que tenga una implementación lo suficientemente avanzada y un mínimo viable, un equipo sólido y capacidad para adaptar la idea. Con eso, filtramos y seleccionamos aquellas que puedan encajar”, explica Boixeda.

En este primer año han identificado a más de 200; y analizado o contactado a 65. Entre ellas, por ejemplo, Mirubee, una herramienta para conocer el consumo eléctrico de cada uno de los electrodomésticos de la casa; Nnergix, un grupo de especialistas en datos y algoritmos predictivos para los sectores de la energía eólica, solar e hidroeléctrica; o Test Motors, un proyecto que predice averías en motores y generadores eléctricos con sensores y analizan los fallos a través de Big Data y Machine Learning para conocer las causas.

“Todo cambia a una velocidad asombrosa y, si no estás rodeado de todo el conocimiento posible, se te escapan. No toda la innovación puede ser interna y el InnovaHub es un puente hacia ese ecosistema”, sentencia Boixeda. Ese espacio abierto es algo más que unas instalaciones para la compañía, lo desarrollaron como un concepto de creación y conocimiento que pretenden extender como una red por otras ciudades, no solo de España. Hasta el momento han tratado cuatro grandes temas (el Internet de las cosas, Big Data, Machine Learning y Blockchain; han puesto en marcha 16 ponencias de emprendedores y startups y 18 de expertos; y 260 personas han asistido a sus desayunos.

Marcos Valles, que fue uno de esos asistentes a las mañanas del InnovaHub, tiene una idea parecida a la de Boixeda; lo ve como un espacio para coexistir: “La actitud de la energética es, para nosotros, increíblemente acertada”. Y arguye que, en general, las grandes compañías tienden a meterse en sus urnas de cristal, justo lo contrario a lo que la innovación y el avance requieren. “Han abierto la puerta y dejan que entre aire”. “Retroalimentación”, concluyó.

Esta noticia, patrocinada por Gas Natural Fenosa, ha sido elaborada por una colaboradora de EL PAÍS.